Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Las farmacéuticas suizas buscan caminos

Un colaborador de Roche examina cuidadosamente los medicamentos fabricados.

(Keystone Archive)

Este sector avanzó poco en el 2003 porque los europeos compraron menos medicamentos, pero existe un nuevo potencial en Asia.

La estrategia para rentabilizar el 2004 consiste en reducir costos, investigar más y desarrollar nuevos productos.

Cada año, sellos como Roche, Ciba, Syngenta, Sandoz, Novartis, Lonza o Serono, venden conjuntamente fármacos por más de 45.000 millones de francos suizos en más de 50 mercados diferentes en el mundo.

Sin embargo, visto desde un enfoque global, el 2003 fue un año regular para las farmacéuticas; algunas consiguieron remontar pérdidas, pero otras vieron mermadas sus utilidades.

De hecho, las ventas totales del sector registraron lo que en el ámbito de los negocios se conoce como ‘estancamiento’, ya que aumentaron 0,4% durante el 2003, según confirman las cifras de la Sociedad Suiza de Industrias Químicas.

La razón principal es que la Unión Europea (UE) importó 1,7% menos el año pasado. Esta región es la principal consumidora (más de 50%) de los fármacos que produce la industria helvética del sector, lo que en francos suizos equivale a 26.500 millones.

Los 18.500 millones de francos suizos restantes fueron ventas colocadas en países como Canadá, Estados Unidos, Japón, y las regiones de América Latina y África.

Lo bueno: Novartis

La tercera farmacéutica más importante de Europa, Novartis, vivió un buen 2003.

Sus utilidades netas –libres de impuestos- sumaron 6.282 millones de francos suizos (o 5.020 millones de dólares, según su reporte anual), lo que implica un crecimiento del 6% con respecto al ejercicio precedente.

Esto se debió a que sus ventas totales aumentaron 19% el año pasado y que su división de productos genéricos (Sandoz) vendió 60% más.

Al presentar sus resultados, Daniel Vasella, el presidente ejecutivo de Novartis, aseguró que la empresa ha tenido que adaptarse a las necesidades del mercado.

Asimismo aceptó que los tiempos que se avecinan no serán fáciles por el vencimiento de muchas patentes. Y es que las fórmulas que tantas ganancias le han dado a Novartis, dejarán de ser privadas.

Para el 2004, la farmacéutica suiza buscará la apertura de nuevos mercados. La incorporación de 10 nuevos países a la Unión Europea –entre los que están naciones como Polonia, la República Checa o Lituania-, abre un potencial de negocios interesante para Novartis.

Lo regular: Roche

La empresa farmacéutica Roche logró salvar el mal trago que pasó en el 2002, al perder 4.000 millones de francos suizos.

El año pasado pudo, finalmente, regresar a los ‘números negros’.
Las ventas de divisiones como Pharma aumentaron 14%, para alcanzar una suma de 21.551 millones de francos.

Lo anterior permitió obtener utilidades netas –libres de impuestos- por 8.609 millones de francos suizos en el 2003.

Al presentar sus estados financieros, Franz Hummer, presidente de Roche, aseguró sentirse satisfecho porque “se logró el ambicioso objetivo que se había fijado para el 2003”.

Para el 2004, anticipa una nueva alza en las ventas y más recursos para la investigación, sin recortes de personal.

Lo malo: Ciba

En el 2003, Ciba registró ganancias brutas 6% menores a las del ejercicio precedente. De hecho, pasaron de 7.095 a 6.646 millones de francos suizos.

En cuanto a sus utilidades netas –en el que se descuenta pago de impuestos y otras obligaciones financieras para saber cuánto se ganó de verdad-, la caída fue de 15%.

Por lo tanto, Ciba ganó sólo 344 millones de francos suizos en el 2003 (comparados con los 406 millones del año previo).

Armin Meyer, presidente ejecutivo de Ciba, explicó que la volatilidad de los mercados, la depreciación de las monedas en países no desarrollados –que automáticamente encarece la importación de medicamentos suizos- y la fragilidad de la economía mundial fueron las tres razones que más impactaron su capacidad de venta.

Detalló también que el año fue especialmente bueno en la región Asia-Pacífico, ya que la adquisición de fármacos de Ciba aumentó de forma importante en China.

Finalmente, ante este panorama, la ‘Iniciativa a favor de una mayor transparencia’ de la Unión Europea –que hará pública toda decisión de la Agencia Europea de Evaluación de Medicamentos-, obligará a las empresas suizas a ser más eficientes en términos de en calidad y precio de los productos que vende a los cinco continentes.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

La industria farmacéutica suiza exporta cada año más de 45.000 millones de francos suizos a una cincuentena de países en el mundo.

El 2003 fue un año de fortalecimiento financiero para el sector, pero no todas las empresas vieron traducido su esfuerzo en utilidades.

Novartis presentó el mejor balance financiero 2003, pues sus ganancias aumentaron 6%, aunque teme la desaparición de una serie de patentes.

Roche consiguió remontar las pérdidas del 2002, pero sin avance sustancial en el 2003. Este año se enfocará en reducir aún más sus costos.

Ciba ganó menos que el año precedente por la volatilidad financiera, la debilidad de la economía y la depreciación de muchas monedas de países en desarrollo.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Teaser Longform The citizens' meeting

«ALZATE LE MANI PER IL MIO COMUNE!»

The citizens' meeting

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes