Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Las mujeres se movilizan en todo el país

Manifestación femenina en pro de la igualdad salarial entre hombres y mujeres.

(Keystone Archive)

En vísperas del Día Internacional de la Mujer, Suiza se prepara para una larga serie de manifestaciones.

Amnistía Internacional pugna porque los derechos de las mujeres sean reconocidos como derechos humanos.

La campaña “Alto a la violencia contra las mujeres”, arrancó este viernes en Berna con el apoyo de más de medio centenar de personalidades helvéticas, incluida la titular de la diplomacia del país, Micheline Calmy-Rey y la ex ministra del Interior, Ruth Dreifuss.

Se suman también a la iniciativa una media docena de parlamentarias de los partidos socialista, verde, radical y democratacristiano así como la escritora Laurence Déonna y la artista Pipilotti Rist, entre otras.

Amnistía Internacional (AI) busca que los derechos de las mujeres sean reconocidos explícitamente como derechos humanos y que la violación de esas garantías se penalice bajo esa consideración.

Violación cotidiana de derechos humanos

Pretende asimismo que se instrumenten las medidas pertinentes para proteger a las mujeres de toda forma de violencia y que se sancione a sus transgresores.

“La violencia contra las mujeres es la violación cotidiana de los derechos humanos más extendida en todo el mundo” subraya un informe especial elaborado por AI y publicado en ocasión del inicio de la campaña.

El documento, que se basa en numerosos ejemplos, demuestra que ese tipo de violaciones se produce en todas partes del planeta, en épocas de guerra o de paz y afecta tanto la esfera pública como la familiar-privada.

Manifestaciones en Suiza

En más de treinta de las principales ciudades de todas las regiones lingüísticas del país, grupos feministas y femeninos de toda naturaleza convocan a actividades que comenzarán este fin de semana y que culminarán el lunes 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

Una coordinación que reúne a organizaciones como la Marcha Mundial de Mujeres y la Coalición Feminista (FEMCO), amén de sindicalistas, defensores de los derechos humanos, iglesias, partidos políticos y representantes de inmigrantes, organiza la mayor parte de esos actos.

“Es un fenómeno muy original y novedoso el que hayamos podido impulsar mancomunadamente una convocatoria única a nivel nacional”, sostiene optimista a swissinfo, Marina Decarro, una de las coordinadoras de la Marcha Mundial de las Mujeres.

Recuerda que el Foro Social Mundial, realizado en Mumbai, India, en enero pasado, incluyó la movilización del 8 de marzo en una agenda planetaria común.

Principales reivindicaciones

Marina Decarro precisa que tres puntos centrales marcan las celebraciones en Suiza del 8 de marzo:

La oposición a la 11 revisión del sistema de pensión; el apoyo al seguro de maternidad -que incluye una licencia de 8 semanas con goce de 80% del salario-; y la movilización contra todo tipo de discriminación femenina, incluidas la violencia conyugal, la desigualdad política y salarial y la situación de las inmigrantes.

Dos de esos ejes, subraya la dirigente feminista, “están íntimamente ligados a cuestiones sociales apremiantes y que serán votadas próximamente. Esto también es un elemento particular de este 8 de marzo que anticipa una amplia participación, unidas en la diversidad”.

Mujeres en cólera

“Las mujeres están en cólera, vistámonos de rojo (para demostrarlo)” es la consigna central de la jornada.

El exhorto da seguimiento a las protestas efectuadas el verano pasado por diversos grupos femeninos contra la revisión del seguro de jubilación y a la posterior movilización femenina que reunió, en apenas 48 horas, 180 mil firmas en apoyo a un referendo contra esa revisión.

“Las mujeres inmigrantes también se movilizarán” enfatizó a swissinfo la socióloga brasilera residente en Ginebra, María Luisa Vasconcelos, quien trabaja en un proyecto de prevención de la violencia en ese sector con diversas comunidades, entre ellas la latinoamericana.

La principal reivindicación que enarbolará la población inmigrante es la “legalización y el derecho a trabajar de las mujeres que no cuentan con un estatus legal en Suiza”, concluyó Vasconcelos.

En Ginebra, por otra parte, del 8 al 10 de marzo se realizará el primer Festival Internacional de Filmes sobre el Trabajo de las Mujeres, auspiciado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT)

swissinfo, Sergio Ferrari

Contexto

40 mujeres mueren cada año en Suiza como consecuencia de la violencia conyugal.

En Suiza, 1 de cada 5 mujeres de entre 20 y 60 años, reconoce haber sufrido violencia física o sexual por parte de su marido o acompañante, según un estudio realizado en 1997.

240 adolescentes de entre 16 y 17 años -de una encuesta representativa realizada en Ginebra entre 1200 jóvenes- aceptaron haber sido víctimas de abuso sexual al menos una vez.

Se prevén manifestaciones en pro de la mujer en una treintena de ciudades helvéticas durante el fin de semana y el lunes 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes