Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Las víctimas del Holocausto serán indemnizadas este año

Burt Neuborne, abogado de principal de los demandanres judíos, considera que Suiza asumió sus responsabilidades.

(Keystone)

A partir del último trimestre de 2001 será aplicado el plan elaborado para distribuir los 1.250 millones de dólares que contempla el acuerdo global convenido entre los bancos suizos y los demandantes judíos. Las últimas seis objeciones sobre el modo y el monto podrían ser retiradas en breve.

Las primeras devoluciones de las denominadas cuentas dormidas serán efectuadas desde el 5 de agosto próximo, afirmó Michael Bradfield, responsable del Tribunal Arbitral de Estados Unidos (Claims Resolution Tribunal, CRT).

El alto funcionario estadounidense admite que la lentitud del proceso haya creado impaciencia e incluso ira de los demandantes enfermos o ancianos, pero confía en que su equipo de 40 colaboradores puedan examinar 50.000 expedientes por año.

"El sistema judicial estadounidense es lento, pero debemos reconocer que sin él nada hubieran recibido", añadió Bradfield.

A su vez, el abogado de los litigantes, Burt Neuborne, anunció que el pago de las compensaciones a los trabajadores forzados y los refugiados comenzará antes de fin de año.

El retraso en los pagos, con respecto a los haberes no reclamados, dijo, se debe a seis apelaciones interpuestas por algunos demandantes que cuestionan la distribución y el monto de las indemnizaciones.

Mientras no se conozcan las decisiones judiciales al respecto, queda congelada la distribución del dinero. Neuborne anota, empero, que "los magistrados comprenden la importancia de la celeridad en estos casos".

Michael Bradfield y Burt Neuborne coinciden en que el pago de las compensaciones a las víctimas del Holocausto pondrá punto final a este asunto, que ocupa su atención desde hace varios años.

Michael Bradfield es allegado de Paul Volcker, presidente de la comisión encargada de elevar un informe sobre el número de personas con derecho a reclamar resarcimiento. Neuborne, por su parte, trabaja gratuitamente en el caso desde que fue designado por un juez en 1997.

A pesar de conocer profundamente el problema que en cierto momento envenenó las relaciones entre Suiza y Estados Unidos, estos dos profesionales evalúan de manera distinta el impacto en la imagen de la Confederación Helvética en el gigante de América del Norte.

"Hay que esperar el final de la distribución de los fondos para emitir un juicio definitivo. Pero ya se puede decir que el asunto tuvo algún impacto en la imagen de Suiza en Estados Unidos", declaró Bradfield, quien, además, se niega a decir si el juicio fue ecuánime con Suiza.

En cambio, Neuborne considera que Suiza no sufre de problema de imagen. "Al contrario, dice el abogado principal de los demandantes judíos, hay un sentimiento de que Suiza y sus empresas han asumido sus responsabilidades sociales y morales y que el acuerdo logrado cierra el capítulo".

swissinfo

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×