Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Latinoamérica: divisas del petróleo para educación

Michael Altmann: la única salida para América Latina es invertir en recursos humanos.

(swissinfo.ch)

El manejo de los recursos energéticos en América Latina ha acaparado la atención mundial.

Aunque la región dispone solamente del 9% de las reservas mundiales de petróleo, si el precio de este hidrocarburo sigue subiendo, países ricos como Suiza podrían verse afectados.

El alza en el precio del petróleo ha significado una inesperada bonanza económica para Venezuela, de la que también se han beneficiado Ecuador, México y Colombia. En cambio, ha frenado el desarrollo de Chile, que casi no dispone de petróleo. Para otros países sin el recurso, el alza aumentará considerablemente sus deudas externas.

En la conferencia 'Petróleo: ¿bendición o maldición?', Michael Altmann, profesor de Biología Molecular de la Universidad de Berna y profundo conocedor de la realidad latinoamericana, analizó las consecuencias de esta desigual distribución de las reservas petrolíferas, los cambios políticos que ocurren en el subcontinente y lo que éste podría aprender de Suiza.

Altmann dio estadísticas de la cantidad de litros de petróleo que tiene cada país por habitante, las divisas logradas con la exportación de petróleo, los ingresos 'per capita', los índices de pobreza y los niveles de deuda externa. Un panorama por lo demás bastante desigual.

México exporta petróleo para reimportarlo

En esta conferencia organizada por la Asociación Latinoamérica-Suiza (ALAS) en el Käfigturm de Berna, Altmann explicó por qué México exporta petróleo crudo, sobre todos a los Estados Unidos, y lo reimporta refinado: mientras nacionalizaba las empresas petroleras descuidó la inversión en infraestructura y tecnología. Lo contrario hizo Brasil.

También habló del giro político que se ha dado en Bolivia, que ha nacionalizado sus grandes reservas de gas y que, junto con Venezuela y Cuba, acaba de firmar el Alba, un acuerdo de comercio que se opone a los tratados firmados por casi todos los países latinoamericanos con los Estados Unidos. Estos cambios dieron pie a una vehemente discusión entre los latinoamericanos presentes en la conferencia.

Los precios del petróleo aumentarán, o por lo menos se mantendrán, lo que tendrá graves consecuencias para países con escasas o ninguna reserva. Al mismo tiempo, los nuevos gobiernos latinoamericanos, unos de izquierda populista y otras de izquierda más 'civil' y 'educada', todos elegidos democráticamente, tendrán que cumplir sus promesas; de lo contrario, perderán el apoyo de la mayoría, precisó Altmann a swissinfo.

Puso énfasis en que es importante al ver lo que hace Latinoamérica con los beneficios del petróleo, si realmente enfrenta los desafíos de combatir la pobreza, mantiene la estabilidad política, gasta menos en armamento y disminuye su deuda externa de 720.000 millones de dólares. "Ahora reina gran ilusión. Las capas desposeídas quieren mejorar su nivel de vida de una vez por todas. Aquí los indígenas juegan también un papel importante".

Lo que Latinoamérica puede aprender de Suiza

Bien utilizadas, agregó, las divisas pueden aumentar el capital humano y desarrollar la infraestructura, una propia tecnología que alivie la dependencia extranjera. "Ya que Latinoamérica no puede competir con la producción de bajo costo de Asia, su única salida es invertir en alta tecnología y bienes de servicio, fomentar la educación y la preparación profesional", apuntó.

Altmann señaló la necesidad de que los gobiernos reduzcan sus gastos públicos. "El gasto público no puede emplearse en armamento o en burocracia, sino en mejorar los servicios educativos. Soy partidario de modelos mixtos, de escuelas públicas y privadas. El Estado debe ser competitivo con la empresa privada, como es el caso de Suiza".

Hace no mucho tiempo, Suiza era un país agrario con un nivel de vida mucho más bajo del actual, pero ha sido capaz de adaptarse en poco tiempo a los cambios requeridos de la economía mundial. Tal vez por no disponer de recursos naturales se vio obligada en una fase muy anterior a desarrollar sus recursos humanos. Suiza es un gran ejemplo en este sentido, insistió.

En Suiza y otros países bajará el nivel de vida

Preguntado por el interés suizo por la coyuntura en Latinoamérica, Altmann indicó: "Gracias a su alto nivel de vida, los suizos
viajan constantemente y muchos han estado en Latinoamérica y se interesan por lo que ocurre allá. Y si esta región está en la primera página de los periódicos, como ahora, más suizos se interesan. Pero también nos preocupamos porque si el precio del petróleo sigue subiendo, nos va a afectar, tarde o temprano".

El alto nivel de vida en Suiza, continuó, nos permite todavía darnos el lujo de vivir como si no pasara nada. "Pero las economías mundiales se están desarrollando mucho y llegará un momento, si la globalización bien entendida tiene lugar, que el nivel de vida llegue a niveles comparables en todo el mundo. Como no todos pueden tener un alto nivel de vida, lo único que queda es bajarlo aquí para que otros puedan mejorar el suyo".

swissinfo, Rosa Amelia Fierro

Datos clave

Venezuela es el sexto exportador mundial de petróleo. Tiene 20 litros de petróleo por habitante, una deuda externa muy alta, pero casi el 50% de su población vive bajo la línea de pobreza.

Brasil tiene 1,57 litros de petróleo por habitante y con 221.000 millones de dólares la deuda externa más importante de América Latina. Sus requerimientos de petróleo son grandes.

Bolivia tiene 0.8 litros de petróleo por habitante, pero sí las mayores reservas de gas después de Venezuela. El 62% de su población vive bajo la línea de pobreza.

El 37% de las exportaciones netas de materia prima en América Latina se deben al petróleo.

Fin del recuadro

Contexto

Cuba, Bolivia y Venezuela acaban de sellar un tratado comercial y acuerdos de integración política, en oposición a las iniciativas comerciales de Estados Unidos en América Latina.

El acuerdo denominado Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), es lanzado como una alternativa a los tratados de libre comercio (TLC) con Estados Unidos.

Compromete a Venezuela a ampliar el suministro de crudo, gas refinado y asfalto a Bolivia, y a colocar toda la exportación de soya boliviana en los mercados cubano y venezolano.

Según el presidente boliviano Evo Morales, este acuerdo ayudará a que su país salga de la crisis económica.

El ALBA también ha permitido un creciente intercambio bilateral, sobre todo la venta de petróleo venezolano y la cooperación médica cubana.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×