Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Los 'herederos' de Federer se preparan en Biel

Nicole Riner (izqd) y Stefanie Vögele (dcha), junto al técnico de la federación Ivo Werner.

La Federación Suiza de Tenis prepara con mimo y paciencia a los jóvenes jugadores y jugadoras que deben suceder al tenista de Basilea en el futuro.

Fruto de este trabajo, Stefanie Vögele y Nicole Riner, ambas de 18 años, ganaron la medalla de oro y bronce, respectivamente, en el Campeonato de Europa Junior de 2007 disputado en Bad Gastein, Austria.

Esta formación integral como deportistas y como personas queda a veces en un segundo plano por la figura omnipresente de Roger Federer.

La trayectoria de Federer provoca que muchos niños y niñas practiquen el tenis. Es la tercera federación en cuanto al número de licencias tras el hockey sobre hielo y el fútbol.

Desde 2004 la popularidad de este deporte ha subido sin cesar y en 2007 había algo más de 53.000 jugadores en el país. 15.000 de ellos jóvenes -desde los 8 hasta los 18 años- en distintas categorías.

Unas cifras a las que hay que añadir otros 150.000 jugadores de los distintos clubes repartidos por la geografía helvética. En los campeonatos junior, se ha pasado de tener 6.300 equipos participantes en 2003 a superar los 6.600 en 2007.

Stefanie Vögele, el mejor ejemplo

Uno de los mejores talentos es Stefanie Vögele, campeona europea junior y que participó recientemente con éxito en la reciente ronda de la Copa Federación contra Austria. La victoria permitió a Suiza ascender al Grupo Mundial del tenis femenino.

Sandra Pérez, portavoz de la Federación Suiza de Tenis comenta a swissinfo: "Estamos muy orgullosos del papel de Vögele. Ante Austria fue la estrella de la eliminatoria. Pensamos que va a tener un buen porvenir. Es el mejor ejemplo de los planes de formación que ofrecemos. Ella vive en Biel desde los 12 años y la conocemos muy bien. Es una satisfacción recoger los frutos de nuestro trabajo".

Precisamente, Roger Federer empezó a despuntar en el centro estatal de Ecublens (cantón de Vaud), que fue la anterior sede de la escuela.

En las instalaciones se ejercitan siempre entre 10 y 15 jóvenes seleccionados por su potencial. Viven en una casa de la federación que está en Biel. Van al colegio y entrenan cada día en el centro. Los fines de semana vuelven a casa de sus familias.

Pérez indica que pueden permanecer en la escuela durante varios años. "Vienen jugadores a partir de 12 años y se quedan normalmente hasta que cumplen los 18 o 19. Se supone que en ese momento deberían alcanzar los primeros 200 puestos de la clasificación mundial, tanto en chicas como en chicos. Tras este período de formación ya están listos para luchar y forjar su propio camino en el circuito".

Deportistas y personas

Sin embargo, esta formación no sólo se limita al ámbito deportivo, sino que es una educación integral de la persona. Algo muy importante para la Federación Suiza de Tenis, como reconoce la portavoz de la entidad.

"Queremos que los jóvenes, cuando lleguen a los 200 primeros puestos del mundo, estén preparados no sólo como deportistas profesionales, sino sobre todo como personas. Unas personas listas para enfrentarse al mundo en general".

"Tenemos una empleada que se ocupa de que terminen la escuela, apoyarles en todo lo que necesiten. La clave es que tengan una formación aparte del tenis en caso de que no puedan dedicarse de forma profesional a este deporte".

Un 2008 muy exitoso

En septiembre el equipo de Copa Davids se medirá ante Bélgica para intentar retornar al Grupo Mundial de tenis –máxima categoría del tenis masculino-, aunque no será fácil.

"Hemos mostrado que debemos estar entre los mejores. El equipo belga tiene a tres de sus jugadores entre los 100 primeros del mundo", señala la portavoz de la federación.

Roger Federer confirmó que jugará junto a sus compañeros de toda la vida. En las dos anteriores ocasiones –triunfos ante Polonia y Bielorrusia- ya demostraron que pueden ganar sin él.

"Derrotaron en dobles a la pareja polaca que era de las mejores. El equipo está contento de la vuelta de Federer, que jugó por última vez con su país en 2007 contra la República Checa".

Entre los mejores del mundo

Hay buenas expectativas para los próximos años. Stefanie Vögele logró entrar hace poco entre las mejores 200 mujeres del mundo. Nicole Riner intenta meterse entre las primeras 400.

Timea Bacsinszky ocupa el puesto 71. Patty Schnyder es la número 12.

En hombres, Stephane Bohli es el 142 de la clasificación y Stanislas Wawrinka -de 22 años- es el mejor suizo, tras Federer, con la posición número 24.

"En categoría masculina, tenemos el número uno mundial y a veces se olvida un poco a los otros jóvenes jugadores que vienen por detrás con mucha fuerza. Da un poco de pena. Estar entre los primeros 30 tenistas del mundo es increíble."

Y es que contar con el mejor jugador de tenis de la historia tiene su precio. Aunque eso sí, tranquilidad. El futuro está asegurado.

swissinfo, Iván Turmo

centro de formación

El centro nacional de formación de la Federación Suiza de Tenis de Biel (cantón de Berna) lleva diez años en funcionamiento.

La moderna instalación cuenta con 4 pistas cubiertas y otras 5 al aire libre en la que entrenan los jóvenes valores de este deporte.

El complejo cuenta con un gimnasio, restaurante y oficinas.

En total dispone de 30 trabajadores, 5 técnicos más 2 preparadores físicos.

Fin del recuadro

Academias asociadas en Suiza

Desde el año pasado la federación ha suscrito un acuerdo con ocho academias de todo el país que cuentan con técnicos que entrenan con las ideas y filosofía de la Federación Suiza.

Las escuelas se encuentran en:

Kreuzlingen (cantón Turgovia), Basilea, Lausana, Aarau (cantón Argovia), Greifensee (cantón Zúrich), Wangen (cantón Solothun) y Heimberg (cantón Berna).

Los jugadores de cada zona se presentan en Biel, y la propia federación elige a los mejores para que formen parte del grupo de privilegiados que residen en la localidad.

Fin del recuadro

Éxito en la Copa Federación

En la Copa Federación, el equipo compuesto por las veteranas Patty Schnyder y Emmanuelle Gagliardi y las jóvenes como Stefanie Vögele, Nicole Riner (18 años) y Timea Bacsinszky (20 años) volvieron a la 'primera división' del tenis femenino tras vencer a Austria.

Una representación que aunó juventud y experiencia. "Fue un éxito esta inyección de sangre nueva en el equipo, ya que las jóvenes son el futuro del tenis. Es una suerte que podamos mezclar jugadores de distinta edad", señala Sandra Pérez.

Fin del recuadro


Enlaces

×