Navigation

Los "pequeños brasileños" de América Central

Reinaldo Rueda ve a Honduras como la cenicienta del Grupo H del Mundial. Keystone

Reinaldo Rueda, técnico de Honduras, tercer adversario de Suiza en el Mundial describe a los jugadores de su selección como "verdaderos pequeños brasileños" y dice que el país centroamericano está loco por el fútbol.

Este contenido fue publicado el 26 mayo 2010 - 09:02

En entrevista publicada en la edición digital del diario ‘Tagesanzeiger’ de Zúrich, cuenta que Honduras es la cenicienta del Grupo H y "Suiza el segundo equipo más fuerte del grupo", que incluye además a España y a Chile.

Reinaldo Rueda, será usted el entrenador de Honduras en el Mundial de Sudáfrica?

Claro, ¿por qué no lo debería ser?

Usted amenazó con dimitir hace algunas semanas, si la Federación Hondureña de Fútbol no pagaba inmediatamente la prima prometida a los jugadores y al técnico.

Eso es verdad. Tengo que luchar por mis jugadores, porque trabajaron bien durante dos años y medio y, con la clasificación para la Copa del Mundo de Sudáfrica, consiguieron un hecho histórico. Por eso se les debe recompensar como se fijó en los acuerdos suscritos anteriormente. Además, los clubes hondureños recibieron una compensación por la clasificación de la selección y nosotros también esperamos nuestro dinero, un total de 1,2 millones de dólares. Lo que no es poco, sobre todo en un país como Honduras, la nación más pobre de América Latina después de Haití. No se sabe cuando recibiremos nuestro dinero. Por lo menos obtuvimos garantías de que lo recibiremos. Aunque mejor no hablemos de dinero.

Y sí sobre su equipo.

Sí, estoy muy orgulloso. El equipo realizó maravillas como la primera clasificación para un Mundial en 28 años. Así consiguió unir un país económicamente débil y socialmente dividido. Todos los hondureños aman a este equipo. Usted no se puede imaginar lo que pasó en la capital Tegucigalpa y en todo el país tras la clasificación para el Mundial de Sudáfrica. Honduras se transformó en una fiesta gigantesca. Esa alegría del pueblo fue simplemente increíble. Todavía siento escalofríos cuando pienso en eso.

Usted está considerado el arquitecto de este sorprendente éxito.

Eso lo deben valorar otros. Desde mi toma de posesión en enero de 2007 simplemente intenté dar una cara al equipo nacional y construir algo estable. Los hondureños son futbolistas con talento. Aman este deporte, son unos apasionados del balompié. Les gusta el juego ofensivo, son fuertes con la pelota, verdaderos pequeños brasileños. Aunque tienden a olvidar que el fútbol tiene también táctica y trabajo defensivo. En este sentido están retrasados en relación a las grandes naciones del fútbol de la región, México o los Estados Unidos.

¿Cuál es el papel que su equipo puede desempeñar en Sudáfrica?

Somos la gran cenicienta y somos conscientes de ello. Sin embargo, queremos hacer que nuestros tres adversarios del grupo, España, Suiza y Chile, tropiecen. Podemos causar una sorpresa en Sudáfrica. Mis jugadores no tienen experiencia pero sí mucho corazón, lo que hace posible muchas cosas.

¿Cómo valora usted a los adversarios de su grupo?

Son fuertes, muy fuertes. Por encima de todo, España, la campeona europea, es un gran equipo. También respeto mucho a Suiza y no lo digo por cortesía. Chile terminó las eliminatorias en América del Sur en segundo lugar.

¿Qué sabe sobre el equipo suizo?

Todavía voy a estudiar sus detalles en estas semanas que faltan hasta el Mundial. Aunque ya he visto de cerca cinco partidos de Suiza en DVD. Obviamente conozco a Ottmar Hitzfeld, uno de los mejores entrenadores del mundo. Sé también que Suiza envió algunos espías a los partidos de Honduras (risas). Esto hace parte del negocio.

¿Cómo ve a la selección suiza?

Sobre el papel, es el segundo equipo más fuerte en nuestro grupo. Es equilibrada, atlética, tácticamente muy disciplinada y organizada en el campo. La marca de Hitzfeld es evidente. El equipo cambió desde el Mundial de 2006 e inició una transición necesaria que le ha ido muy bien. Ahora es más fuerte que en el Mundial de hace cuatro años. En aquella ocasión yo asistí al partido perdido (en los penaltis) contra a Ucrania, en octavos de final, en Colonia.

Usted estudió en Colonia.

Estuve durante dos años, en 1990 y 1991, en la Escuela Superior de Deportes de Colonia. Ese periodo cambió mi vida como entrenador de fútbol. Antes trabajaba en el fútbol 'amateur' en mi tierra natal, en Colombia. En Alemania aprendí lo que realmente importa en el fútbol, lo que es necesario en el fútbol profesional, lo que debo hacer o dejar de hacer como entrenador. Fue un tiempo maravilloso y de mucho aprendizaje.

¿Cómo son sus conocimientos de alemán?

Sufrieron en los últimos veinte años, porque casi no tuve oportunidades de hablar la lengua. Ahora puedo decir en alemán: ‘An der WM aufgepasst auf Honduras!’ – En el Mundial, cuidado con Honduras! (risas)

Después del Mundial termina su contrato con la Federación Hondureña. ¿Qué quiere hacer en el futuro?

La federación quería ya prorrogar mi contrato. Quieren que lleve también a la selección al Mundial de 2014 en Brasil. Yo no sé qué rumbo voy a seguir tras el Mundial. (Nota: Rueda tiene una oferta para dirigir a la selección peruana.) En realidad en Honduras ya he conseguido lo máximo posible, la fase final del Mundial. Sueño con trabajar un día en Europa. ¿Por qué no en la Súper Liga de Suiza?

En Suiza usted se puede mover con tranquilidad.

Eso me falta en Honduras. Aquí todo el mundo me conoce. Recientemente recibí la ciudadanía hondureña a causa de la clasificación para el Mundial. Este reconocimiento me llena de orgullo. Muchos hondureños me ven como un embajador de paz. Gracias al fútbol y a la selección se superan las barreras sociales y políticas. Arrojamos un poco de luz a la vida cotidiana con frecuencia oscura de muchos hondureños. Aunque mi popularidad también tiene desventajas. Casi no puedo andar por la calle. Estoy rodeado por personas que quieren autógrafos, fotos o felicitarme. Esto conmueve pero también a veces cansa.

¿Así que usted sale poco?

Sí, muy raramente. Normalmente estoy en mi casa en Tegucigalpa con mi esposa, nuestra hija de 16 años y nuestro hijo de 12. Mi hija mayor tiene 21 años y estudia periodismo en Toronto. Me gustaría hacer algo con mi familia de vez en cuando pero aquí no es fácil. Honduras infelizmente se convirtió en un lugar muy peligroso. Yo lo comparo con la situación de Colombia de hace 20 o 25 años. En Honduras, las bandas de narcotraficantes extienden el miedo y el terror, la criminalidad es un problema grave y los secuestros son habituales. Es una pena porque Honduras es un país maravilloso, con una población cordial.

Y con influyentes medios de comunicación deportivos.

Yo digo que en Honduras hay más periodistas que jugadores de fútbol. Imagine, en este país relativamente pequeño, con cerca de 7 millones de habitantes, hay 208 programas de fútbol en la radio y en la televisión. Sin contar con los diarios, las revistas e Internet. Honduras está totalmente loca por el fútbol y casi todo el mundo quiere decir al entrenador de la selección qué jugadores debe llevar a Sudáfrica. El más conocido es quizá el mejor jugador de Honduras es el atacante David Suazo. Él es nuestra estrella –cuando está en forma.

Muchos jugadores hondureños juegan en el extranjero. . .

. . . pero apenas tres de ellos son titulares en sus clubes. Este es un problema para mí: tengo varios jugadores en mi equipo que actúan de forma irregular en sus clubes. Creo que Ottmar Hitzfeld no tiene esa preocupación.

Andreas Werz, Tagesanzeiger.ch
(Traducción: Iván Turmo)
Publicación de swissinfo.ch autorizada por Tagesanzeiger.ch

Honduras

Honduras forma parte del grupo H del Mundial junto con Chile, España y Suiza, a los que enfrentará en ese orden el 11 de junio en Nelspruit, el 21 en Johannesburgo y el 25 en Nelspruit.

Esta es la segunda vez que Honduras participa en un Mundial después del de España 82, donde fue eliminada en primera ronda.

La esperanza en la delantera de Honduras sigue siendo David Suazo, pero Rueda también cuenta con la ambición goleadora de Carlos Plumer Pavón, del Real España local, el máximo goleador de la selección hondureña y uno de los arquitectos de la ansiada clasificación.

Tras viajar a Alemania la selección se concentró en Austria.

El 27 de mayo jugó contra Azerbaiyán, el 2 de junio se enfrenta a Bielorrusia y el 5 a Rumanía.

End of insertion

Lista de Honduras

David Suazo (Genoa), Julio Cesar 'Rambo' de León (Torino), Edgard Alvarez (Bari), Wilson Palacios (Tottenham), Víctor Bernárdez (Anderlecht), Mauricio Sabillón (Hangzhou Lucheng), Roger Espinoza (Kansas CITY), Mynor Figueroa y Hendry Tomás (Wigan).

También están Oscar Garcia (Olimpia), Johnny Palacios (Olimpia), Emilio Izaguirre (Motagua), Ramón Núñez (Olimpia), Carlos Pavón (Real España), Amado Guevara (Motagua), Osman Chavez (Platense), Danilo Turcios (Olimpia), Sergio Mendoza (Motagua), Georgy Welcome (Motagua) y Walter Martínez (Marathon).

Rueda apuesta en el Mundial por los porteros: Noel Valladares (Olimpia), Donis Escober (Olimpia) y Ricardo Canales (Motagua).

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.