Navigation

Los 40 años del Colegio Suizo de México

Ambros Hollenstein ve con mucho optimismo el futuro del prestigioso establecimiento. (Foto: P.J. Buffe) swissinfo.ch

Al soplar 40 velitas, el Colegio Suizo de México conoce hoy una situación financiera sana y sigue siendo una de las mejores instituciones de enseñanza del país.

Este contenido fue publicado el 15 marzo 2005 - 12:26

Para su director, Ambros Hollenstein, es uno de los primeros colegios suizos en el extranjero que se ha abierto bastante al mercado local.

El reciente sábado 5 de marzo, el Colegio Suizo de México vivió momentos poco comunes. Centenares de padres de familia suizos y mexicanos se reunieron para asistir a las actuaciones de sus hijos: bailes, coros, música y discursos que con un tono especialmente festivo destacaron el 40 aniversario del establecimiento.

Fundado en 1965, empezó con unos 135 alumnos, en su mayoría suizos. A pesar de un estancamiento en su crecimiento en los años setenta y ochenta, hoy son 610 en el campus de la capital mexicana.

Abrirse al mercado local

Si el Colegio Suizo de México logró superar estos problemas es porque a principios de los noventa, supo dar "una respuesta a la nueva situación política en Suiza, por la cual se disminuyeron mucho los subsidios para los colegios suizos en el extranjero, lo que obligó al Colegio Suizo de México generar más ganancias propias en el mercado local", subraya su actual director, Ambros Hollenstein.

Para lograr esta meta, un segundo campus fue creado en 1992 en Cuernavaca, una ciudad al sur del Distrito Federal, donde estudian hoy por hoy 220 alumnos. Este nuevo plantel ayudó mucho a las finanzas del Colegio, a pesar de las inversiones que se necesitaron al principio. Hoy ya está en las cifras negras.

Además, en 1998 fue abierta en México una nueva sección que abarca la secundaria y el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH). La enseñanza se hace en español e inglés, mientras en la primera sección, las clases son únicamente en alemán para los preescolares, y mitad alemán, mitad español en primaria, secundaria y en el CCH. A medida que avanzan los estudios se agregan el inglés, obligatorio, y el francés, optativo.

Nuevos proyectos

El último proyecto fue la construcción de un edificio para clases de Kinder, que fue inaugurado en el marco de los festejos de los 40 años. El objetivo de Ambros Hollenstein, es "ampliar la base del colegio: un tercer grupo de niños de Kinder debe permitirnos tener cupos más favorables en preparatoria dentro de diez a doce años".

Las perspectivas de crecimiento no se detienen ahí. Si es cierto que el campus del DF ya no se puede ampliar más porque llegó al máximo de su capacidad espacial, no es el caso del Colegio en Cuernavaca, donde se calcula que dentro de 5 a 7 años, el número de alumnos debería llegar a los 300.

Otra visión de Ambros Hollenstein, quien dirige acertadamente el Colegio desde hace casi 5 años, es abrir otra sucursal en un lugar donde viven muchos suizos : en Satélite, la zona norte de la capital, o en el Estado de Querétaro.

Según su director, "es necesario porque según la ley, un colegio suizo tiene que tener 20 por ciento de alumnos suizos . Y si vamos a estar debajo de este cupo, perderemos los subsidios federales que todavía representan una parte importante de nuestros ingresos."

"Por lo tanto", agrega, "tenemos la obligación de buscar alternativas y buscar comunidades suizas que realmente están interesadas en fundar un nuevo plantel del Colegio".

Mantener el alumnado suizo

Es una preocupación importante, ya que a partir del último tramo de años setenta empezó a bajar de manera constante el número de alumnos suizos, aunque desde hace una década se mantiene estable, apenas por encima del 20 por ciento.

Ambros Hollenstein considera que hay dos razones para la disminución del alumnado suizo: por una parte, las grandes compañías suizas cambiaron su política al mandar ejecutivos que ya no son suizos, "mientras en los años setenta hubo muchos suizos trabajando para empresas suizas".

Por otra parte, "la situación del tráfico en esta ciudad se ha puesto muy complicada y muy conflictiva; por lo tanto, muchos de los suizos que viven en el norte o en el sur de la ciudad ya no mandan sus hijos al Colegio Suizo".

En lo que respecta a los alumnos mexicanos que representan 55 por ciento de los efectivos, Ambros Hollenstein recuerda que "el Colegio Suizo tiene una reputación muy buena - es uno de los mejores colegios en México - por lo tanto hay muchísima demanda por parte de familias mexicanas o no suizas para la educación suiza".

Lo que permite a esta institución ejemplar ver el futuro con confianza.

swissinfo – Patrick John Buffe – Ciudad de México

Datos clave

- El Colegio Suizo de México ha sido fundado en 1965;
- hoy tiene dos planteles: el principal en el Distrito Federal, que cuenta con 610 alumnos, y otro en Cuernavaca, con 220 alumnos;
- un tercio de los profesores son suizos, los demás son mexicanos o de otra nacionalidad;
- el campus DF tiene dos secciones: una sección de habla alemana; una secgunda sección de habla española-inglesa; el campus Cuernavaca, ofrece una sola sección.

End of insertion

Contexto

- El Colegio Suizo de México acaba de festejar sus 40 años de existencia;
- fue una de las primeras escuelas suizas en el extranjero en adelantarse a los efectos de la reducción de los subsidios de la Confederación suiza;
- A partir de los años noventa se abrió ampliamente al mercado local para buscar ganancias propias;
- a tal efecto, creó en 1992 el plantel de Cuernavaca y en 1998 introdujo una nueva sección (en español-inglés) en el campus de la ciudad de México;
- unas 25 empresas e instituciones suizas en México apoyan económicamente el Colegio en su campaña de financiación de becas.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.