Los altos costes de salud son un fenómeno lógico

La evolución de la tecnología es una de las causas de los altos costes de salud. Keystone Archive

En las últimas cuatro décadas, los costes del sistema de salud en Suiza han aumentado progresivamente. Hoy duplican los costes registrados en 1960.

Este contenido fue publicado el 22 julio 2003 - 16:35

Las causas que explican esa evolución son múltiples y complejas.

La explosión de costes en el sector de la salud no es consecuencia de la entrada en vigor de la nueva ley federal de 1994 y tampoco responde a la evolución de los ciclos económicos.

Y es que todos – pacientes, seguros, autoridades – tienen su parte de responsabilidad en el incremento de los costes.

Es la conclusión a la que llega la Oficina Federal de Estadística (OFE) en un estudio, hecho público este martes, que analiza la evolución de los costes en el sector de la salud durante cuatro decenios, desde 1960 hasta el 2000.

La salud tiene su precio

La OFE calcula en 43.400 millones de francos los costes totales en el sector de la salud para el año 2000, mientras que cuatro décadas antes representaban 1.900 millones de francos.

Si en 1960, los costes totales representaban el 4,9% del Producto Interno Bruto (PIB), en el 2000 constituían el 10,7% del PIB.

El aumento en promedio del 7,3% a lo largo de los últimos cuarenta años supera el incremento los precios al consumo (3,4%).

Según la OFE, no se puede hablar de un incremento explosivo, sino progresivo que responde a la evolución de las exigencias sociales e individuales en términos de calidad de vida, y en la que la salud ocupa un lugar preponderante.

Causas del aumento

Los factores que determinan el aumento de los costes son tan numerosos como complejos y tienen que ver con la interrelación de oferta y demanda.

Por una parte, está la especialización y evolución tecnológica, el creciente número de médicos con consultas privadas, así como la presencia en el mercado de nuevos medicamentos, por lo general muy costosos.

Por otro, está la evolución demográfica: el aumento de las expectativas de vida; cada vez son más las personas ancianas que necesitan servicios de la asistencia social; y que la población tiene hoy un mejor acceso a una asistencia sanitaria de calidad.

Menos estado de bienestar

Otro dato es que desde 1960 los seguros sociales y privados han adquirido una mayor importancia en la financiación de los costes de salud, pasando del 25,2% en 1960 al 50,9% en el 2000.

Por el contrario, desde 1971 la participación del Estado ha ido disminuyendo progresivamente hasta alcanzar un récord histórico a finales de los años 90 (15%).

Asimismo ha descendido la parte de los costes que asumen los particulares (del 51,5% al 32,9%). Esto se debe a la extensión del seguro de enfermedad básico, lo que obliga a los seguros sociales a asumir una mayor parte de los costes.

swissinfo

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo