Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Los bancos Raiffeisen... ganar cuando los otros pierden

Miles de clientes trasladaron sus cuentas al Raiffeisen.

(Keystone)

El tercer grupo financiero de Suiza ha sido beneficiario involuntario de la crisis financiera y de los descalabros que han sufrido UBS y Credit Suisse.

Millares de clientes temerosos de perder sus patrimonios comenzaron a migrar hacia otras instituciones de la plaza financiera suiza y la banca-cooperativa encabezó la lista de las elegidas. Parte de una estructura donde las ganancias fáciles no existen, pero las pérdidas tampoco sorprenden abruptamente.

A la hora de decidir una inversión, lo mejor es ser conservador: Privilegiar el crecimiento del capital en el largo plazo, apostar por instrumentos que ofrezcan coberturas y minimicen las pérdidas durante las fases de una recesión, y no confiar en los rendimientos abultados prometidos en poco tiempo.

En periodos de turbulencia en los mercados, los inversionistas han de voltear la mirada hacia los títulos de las empresas de alta calidad, son las reglas de oro que da el grupo bancario Raiffeisen a sus clientes suizos en sus Perspectivas Económicas y Financieras para agosto-septiembre.

Un documento que sirve como guía a millares de ahorradores y acreditados en la toma de decisiones financieras y que son consejos que entrega a otros, pero que también aplica en casa, razón que convirtió a este grupo financiero en el principal ganador de la crisis cuando sus competidores, UBS y Credti Suisse, tomaban riesgos de altos vuelos cuyas consecuencias pagaron posteriormente.

Migración de ahorradores

En 2008, la plaza financiera suiza vio cómo se fugaban de sus arcas un total de 1.6 billones de francos suizos debido a la incertidumbre y volatilidad que experimentaba el mercado financiero mundial.

Este dato, revelado por el Ministerio de Finanzas en julio pasado, daba cuenta de la salida –en sólo 12 meses- del 25% del patrimonio que la banca suiza resguardaba celosamente. El peor panorama de las últimas seis décadas.

En Suiza, como se citó, los dos principales perdedores fueron los bancos UBS y Credit Suisse, debido a la elevada tenencia que registraban de subprime, créditos hipotecarios estadounidenses de mala calidad que fueron génesis del colapso registrado a partir del 2008.

Credit Suise ha conseguido ya enderezar el timón, no así el UBS quien sigue sumergido en los números rojos.

Paradójicamente, mientras los otros nadaban cuesta arriba, el grupo bancario Raiffeisen abría puertas y ventanas a los clientes temerosos de perder su patrimonio en los bancos competidores.

Resultado: durante el primer semestre del 2009, Raiffeisen vio crecer 11,2% sus utilidades.

Resultado histórico

Pierin Vicenz, director de Raiffeisen, informó (20.08) que durante el primer semestre del año el grupo recibió recursos frescos nuevos a razón de 1.000 millones de francos suizos cada mes, con lo que actualmente administra un total de 108.000 millones de francos.

Con respecto a los créditos, su cartera creció 4,3% durante el primer semestre del 2009, para sumar 113.300 millones de francos suizos.

"Logramos un dato récord en materia de créditos a la vivienda. Y las hipotecas a tasa fija creció hasta representar 67% de la cartera total de financiamiento a la vivienda", cita el grupo en el documento en el que presentó sus resultados financieros enero-junio.

El desempeño de Raiffeisen le ha permitido invertir en infraestructura y contrató 466 nuevos empleados durante los últimos 12 meses.

"Somos una cooperativa bancaria atractiva. Y el número de asociados aumento 2,5% durante los primeros seis meses del año, con lo que ya somos 1,6 millones", puntualizó su Director General.

¿La Unión hace la fuerza?

Raifeissen es, en Suiza, un banco cercano a la población.
Ésta ha sido su fórmula desde el siglo XIX, cuando el concepto de banco-cooperativa surgió en Alemania creado por Frédéric-Guillaume Raiffeisen, alcalde del poblado de Heddesdorf. De hecho, el artífice de una "revolución hormiga" que cambió la forma de hacer banca en el Viejo Continente en una etapa en la que los usureros eran dueños del mercado de los créditos a pequeña escala.

La del Raiffeisen se convirtió en una estructura financiera más equitativa. Las ganancias para el naciente banco eran menores, pero también lo eran el pago de intereses que sus clientes debían cubrir. De unos cuantos cientos pasaron a ser millares y actualmente millones de usuarios y asociados.

La explicación más simple, pero contundente, de porqué la banca discreta, la del artesano, el agricultor, el estudiante y el microempresario, es la que avanza silenciosa y gana dinero mientras las instituciones manejadas por los más agudos estrategias financieros guardan silencio.

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Contexto

Raiffeison Suiza, antes Unión Suiza de Bancos Raiffeisen, es responsable de gestionar riesgos, recibir depósitos y de otorgar créditos.

Raiffeisen Suiza está integrada por 350 bancos que operan a partir de una estructura de cooperativa.

Los créditos son otorgados sólo a socios de los bancos, pero cualquier suizo puede acercarse a abrir un cuenta y realizar inversiones.

Cada banco Raiffeisen es autónomo en materia de tasas de interés y de los productos que ofrece, pero debe apegarse a una serie de principios de empresa socialmente responsable.

Fin del recuadro

Datos clave

El grupo bancario Raiffeisen es el tercero más importante de Suiza, después del UBS y el Credit Suisse.

Sólo en Suiza tiene 1.151 agencias y concentra el 19% del mercado bancario nacional.

Tiene más de 3 millones de clientes, y uno de cada dos de ellos es también socio en la cooperativa bancaria.

Las hipotecas que otorga y administra suman 106.000 millones de francos suizos actualmente.

Fin del recuadro

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes