Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Los bancos suizos piden a EEUU respeto a sus leyes



Claude-Alain Margelisch (izda) y Patrick Odier se niegan a doblegarse a los ataques de EEUU sobre el secreto bancario.

Claude-Alain Margelisch (izda) y Patrick Odier se niegan a doblegarse a los ataques de EEUU sobre el secreto bancario.

(Keystone)

Los banqueros suizos rechazan otro pacto fiscal al estilo del ‘Acuerdo UBS’ de cara al ultimátum que lanzó el Gobierno de Estados Unidos la semana pasada en el que exige la entrega de nombres de más evasores.

EEUU ha aumentado la presión sobre Suiza tras encontrar presuntas evidencias de que Credit Suisse -y otros bancos- ayudaron a contribuyentes estadounidenses a violar la ley, al encubrir sus haberes en el extranjero evadir al fisco.

La exitosa persecución del UBS iniciada hace dos años desembocó en la firma de un acuerdo entre Suiza y Estados Unidos que violó la ley suiza del secreto bancario y obligó a esta institución a entregar nombres de alrededor de 5.000 cuentas.

Pero lejos de enterrar el problema, el éxito de dicho acuerdo ha animado a EEUU a ir más lejos en su redada contra la banca suiza –sobre algunos bancos se ha rumorado que recibieron y asesoraron a clientes del UBS cuando el banco número uno de Suiza fue desenmascarado por la Justicia estadounidense.

En el presente, la Asociación Suiza de Banqueros (ASB) busca evitar de forma apremiante que otros bancos se enfrenten a una situación igual a la del UBS, y llaman a los negociadores a encontrar una solución que preserve la integridad del secreto bancario.

Una legislación duradera

El presidente de la ABS, Patrick Odier, exhorta a la obtención de un tratado universal vinculante que se aplique a todos los países, y no a una serie de acuerdos específicos entre Suiza y otros Estados.

“Está claro que la solución debe tener un alcance global, ha de ser definitiva y estar en línea con la legislación financiera helvética”, dijo Odier durante la conferencia anual que celebró la ABS el pasado lunes en Zúrich.

Aunque Odier acepta que los bancos suizos que han violado la legislación de otros países deben pagar las multas correspondientes, estima también que las nuevas exigencias del fiscal general adjunto de EEUU, James Cole, resultan “demasiado duras”.

“Estados Unidos debe entender que la seguridad jurídica (del secreto bancario) es algo que Suiza tiene la obligación de garantizar”, dijo.

“No es correcto que un país se niegue a respetar las leyes de otro”.

Para la ASB los recientes acuerdos alcanzados con Gran Bretaña y Alemania son un modelo posible. Los compromisos que establecen dichos tratados –que aguardan aún la aprobación legislativa- obligarán a los bancos suizos a pagar un impuesto liberatorio –de carácter retroactivo y también futuro- por todas las ganancias que han recibido clientes de estas dos naciones en la banca suiza.

Por otra parte, Suiza ha negociado también un nuevo Acuerdo para Evitar la Doble Imposición (CDI) con EEUU que está en proceso de aprobación y que busca cerrar brecha a la evasión.

Acuerdo UBS, un caso aislado

“Confío en que encontraremos una solución común que responda a los intereses de EEUU, pero también a los de los bancos suizos”, declaró Claude-Alain Margelisch, director de la ASB.

“Resolvimos el caso UBS y confío en que encontraremos también una solución global definitiva para toda la banca suiza. Y debemos asegurar que un problema de esta índole no se presentará por tercera ocasión”, añadió.

Margelisch rechazó, por otra parte, la conveniencia de un nuevo acuerdo estilo UBS, aun cuando este tratado contiene un párrafo que obligaría a los bancos suizos que han incurrido en actividades ilícitas parecidas, a entregar información confidencial a EEUU sobre sus clientes.

“El caso UBS fue muy particular, involucraba a un solo banco en un contexto que no es comparable con el de las otras instituciones de crédito suizas”, refirió Margelisch a swissinfo.ch y agregó:

“Me cuesta imaginar que el Parlamento helvético esté dispuesto a avalar, en pleno año electoral, un acuerdo de este tipo que sería aplicable además a todos los bancos suizos”.

Pero a la luz de las señales enviadas por el Gobierno de EEUU, el Departamento de Justicia (DJ) no está dispuesto a ceder frente a Suiza. Las investigaciones estadounidenses involucran ya a una decena de bancos suizos y recientemente Credit Suisse fue informado en términos oficiales de que es objeto de una investigación.

No hay alardes

Los artículos aparecidos en las últimas semanas en la prensa estadounidense sugieren que los negociadores de EEUU están perdiendo la paciencia frente a sus contrapartes suizas.

El hecho de que el hombre número dos de la Justicia de EEUU, James Cole, haya hecho público su interés e implicación en este expediente evidencia, según el abogado estadounidense Scott Michel, que Washington no cejará en su intención de acceder a nuevos nombres y datos bancarios.

“Es erróneo asumir que cuando el Departamento de Justicia de EEUU realiza una demanda lo hace solo por alardear”, afirmó Michel a swissinfo.ch. “De hecho, parece que más bien acumula la frustración de comprobar que, a dos años del caso UBS, aún hay bancos dispuestos a ayudar a clientes estadounidenses a ocultar su dinero ante el fisco”.

“Por ello, el DJ no está pidiendo un intercambio de información –un proceso largo que implicaría revisar caso por caso-, sino recibir un gran lote de datos sobre la clientela de los bancos suizos; y además lo quiere ya”.

De acuerdo con Michel, las autoridades de EEUU estarían construyendo las bases legales para imponer “penas financieras draconianas” a los bancos suizos cómplices de evasión, castigos financieros muy por encima de los 780 millones de francos suizos (990 millones de dólares) que pagó el UBS.

Por su parte, la prensa suiza informa de que EEUU se prepara para iniciar un procedimiento penal judicial contra los bancos que colaboren con las demandas que les hagan.

Disputa fiscal

La ministra suiza de Justicia, Eveline Widmer-Schlumpf, declaró el lunes a la TV nacional que confía aún en una solución amigable a la disputa fiscal con Estados Unidos.

La entrega de datos en el plazo que prevé el ultimátum requiere una legislación de emergencia y Suiza no funciona así, precisó.

Fin del recuadro

secreto en la mira

La preciada confidencialidad ofrecida por las leyes suizas ha recibido presiones constantes desde que inició la crisis en 2008-2009.
 
Son muchos los países desarrollados -y altamente endeudados- que observan grandes agujeros en sus ingresos tributarios, por lo que tomar medidas severas contra la evasión se ha convertido en una de sus prioridades.
 
En 2009, Suiza fue obligada a mejorar su intercambio de información fiscal con otros gobiernos y a renegociar un mínimo de 12 Convenios para Evitar la Doble Imposición para abandonar la lista gris de paraísos fiscales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
 
También en 2009, UBS admitió que había encabezado una red de evasión entre sus clientes estadounidenses y debió pagar una elevada multa por ello. El Gobierno suizo fue obligado también, posteriormente, a entregar al fisco de EEUU el nombre de los titulares de 4.450 cuentas en el UBS.
 
Varios países, como Gran Bretaña, Italia, EEUU o Alemania, han ofrecido amnistías fiscales a sus ciudadanos entre 2009 y 2010 para declarar sus cuentas bancarias en el extranjero, oportunidades para regularizar su situación con el fisco de su país.
 
El descubrimiento de evasores se incrementó después de que un denunciante vendiera ilegalmente datos bancarios sobre cuentas de clientes extranjeros en la banca suiza. Alemania y Francia fueron los principales compradores de estos controvertidos datos, pero la información fue transmitida luego a otros gobiernos.
 
EEUU toma medidas drásticas en el presente con respecto a otros bancos. Credit Suisse fue informado recientemente de que es sujeto de investigación junto con otros bancos, incluida una institución cantonal, que también se encuentra en la mira.

Fin del recuadro


(Traducción: Andrea Ornelas), swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×