Navigation

Los pequeños caprichos de las grandes figuras

María Félix, una joya alhajada. Cartier

El experto suizo Eric Nussbaum expone en Berlín algunas de las joyas adoradas por María Félix.

Este contenido fue publicado el 21 junio 2002 - 11:53

Una de las mayores muestras de joyas de diseño "Cartier", con las piezas preferidas por figuras como la duquesa de Windsor, la legendaria actriz Gloria Swanson y la bella mexicana María Félix, se exponen desde el jueves (13.06) en el Museo Vitra de Berlín.

La exhibición, que se extenderá hasta el 15 de septiembre, ha sido preparada por el diseñador italiano Ettore Sottsass, quien ha seleccionado 200 piezas de un total de 1.225 que incluye hasta ahora la célebre colección 'Art de Cartier', dirigida en Ginebra por el experto suizo Eric Nussbaum.

"Le hemos dejado total libertad a Sottsass", afirmó Nussbaum, especialista en joyería y relojería fina, en una entrevista con swissinfo. "La presentación se orienta por aspectos eminentemente estéticos, y no tanto históricos, y depara al espectador una sorpresa tras otra", agregó.

A través del cristal

Sin duda, la mejor forma de admirar una joya es verla sobre el cuerpo de una mujer hermosa, quizás en algún acontecimiento social importante, aunque en tales ocasiones no es posible generalmente estar a menos de dos o tres metros de distancia de la persona que luce estas creaciones de orfebrería.

Para apreciar estas piezas minuciosamente y en todos sus detalles la manera más idónea es observarlas de cerca en exposiciones como la presente, si bien a través de los cristales de las cajas que las protegen y con ayuda de sistemas de iluminación especiales.

La muestra incluye, entre otras piezas, diademas, broches, collares, anillos, brazaletes, tiaras y accesorios diversos confeccionados para figuras famosas a lo largo de la historia, así como pitilleras y plumas estilográficas, relojes de antesala y de pulsera, de diferentes épocas y un valor incalculable, que empresas aseguradoras estiman en varias decenas de millones de dólares.

Las alhajas de los famosos

Entre las maravillas que se exhiben, bajo estrictas medidas de seguridad, figuran el célebre reloj 'Elephant Mystery Clock', realizado especialmente para el marajá de Nawanagar (India, 1872-1933); y el 'Tiger Lorgnette', de la duquesa de Windsor.

La esposa estadounidense de Eduardo VIII, quien abdicó al trono británico en 1936 para casarse con ella, se hizo confeccionar en 1949 un broche con la célebre pantera de ojos de diamantes amarillos, e incrustaciones de zafiros en su cuerpo, encaramada sobre un gran zafiro de Cachemira de 150 kilates, creado por la diseñadora Jeanne Toussaint.

A la actriz mexicana María Félix le encantaban las alhajas de gran tamaño, como el famoso cocodrilo de 'Cartier' cuajado de esmeraldas y diamantes amarillos, creado para ella en 1975.

Una vez, el fotógrafo Lord Snowdon, el ex esposo de la fallecida princesa Margarita de Inglaterra, le pidió a "la Doña" en el elegante balneario de Biarritz (sur de Francia), que luciera joyas para tomarle algunas imágenes.

La diva no titubeó en vaciar su caja fuerte y cubrirse de preciosas piezas para quedar inmortalizada en una foto en la que hasta su sombrero negro de ala ancha aparece acordonado por un hermoso y valiosísimo collar de pedrería fina.

Los cocodrilos de "La Doña"

A la actriz mexicana María Félix le encantaban las alhajas de gran tamaño, como el famoso cocodrilo de 'Cartier' cuajado de esmeraldas y diamantes amarillos, creado para ella en 1975.

Una vez, el fotógrafo Lord Snowdon, el ex esposo de la fallecida princesa Margarita de Inglaterra, le pidió a "la Doña" en el elegante balneario de Biarritz (sur de Francia), que luciera joyas para tomarle algunas imágenes.

La diva no titubeó en vaciar su caja fuerte y cubrirse de preciosas piezas para quedar inmortalizada en una foto en la que hasta su sombrero negro de ala ancha aparece acordonado por un hermoso y valiosísimo collar de pedrería fina.

"El crepúsculo de los dioses"

A mediados del siglo pasado, la legendaria actriz estadounidense Gloria Swanson eligió ella misma y lució en la película "El crepúsculo de los dioses', de Billy Wilder, dos pulseras creadas en 1930, típicas de la época final del 'art déco'. Las piezas fueron realizadas en platino con incrustaciones en diamantes y cristal de roca.

La colección 'Art de Cartier' sigue ampliándose "de forma constante, en la medida de lo posible, aunque muy discretamente", admitió Eric Nussbaum. "Por supuesto, la búsqueda podría intensificarse, preguntando a los hijos y nietos de aquellas personalidades que adquirieron las joyas. Pero esto", según el renombrado joyero y relojero suizo, "no responde al estilo de la casa" Cartier, una empresa familiar fundada en París en 1847.

Juan Carlos Tellechea, Berlín

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.