Los suizos de Israel se quedan

Un grupo de fieles reza frente al Muro de las Lamentaciones, último vestigio del Templo de Jerusalén. Keystone Archive

La colonia helvética, confrontada a una situación que no cesa de deteriorarse, no tiene intención de regresar a su país de origen; al menos por el momento.

Este contenido fue publicado el 02 abril 2002 - 18:46

En las grandes ciudades israelíes reina una inseguridad generaliza. La tensión es tal que la población teme por su vida en todo momento.

La gente ha dejado de frecuentar cafés, restaurantes, salas de espectáculos, grandes centros comerciales y se encierra en casa; al igual que la colonia suiza en Israel.

Colonia helvética

¿Cuántos son? La embajada de Suiza en Tel Aviv estima su número en 8.000 personas, en su mayoría ciudadanos con doble nacionalidad, pero precisa que no todos están inscritos en las dependencias consulares.

Muchos de ellos han aprovechado las vacaciones de Semana Santa para airearse en Suiza, para recobrar la calma y la serenidad.

La inseguridad en Israel podría motivar a algunos a dejar a sus hijos en Suiza, pero para saberlo habrá que esperar hasta el próximo domingo, día en que se retoman las clases en el estado hebreo.

Sea como fuere, pese a una situación que empeora tanto en el ámbito de seguridad como económico, los suizos que viven en Israel no se plantea la repatriación; al menos por el momento.

Preocupación por el antisemitismo

La ola de antisemitismo que invade Europa, en particular los ataques contra sinagogas y carnicerías judías en Francia y Bélgica, los preocupa más que la situación de extrema tensión que vive Israel.

Al menos es lo que parece. Algunos de los suizos residentes en Israel descartaron este martes la idea de partir. Es el caso de Marcus, ex rabino de Berna: "¡Yo me quedo en Jerusalén!"

Y también el de Françoise Cafri y Maryse Weili, ambas originarias de la Chaux-de-Fonds (cantón Jura).

Para la colonia suiza en Israel, todo depende de cómo evolucione la situación en los próximos meses.

Más llegadas que partidas

Es difícil saber más sobre eventuales partidas, porque los suizos en Israel que deseen abandonar el país no necesitan notificar a la embajada helvética en Tel Aviv ni a las autoridades israelíes.

Lo que es cierto es que el estado hebreo registra actualmente más llegadas que partidas. La inmigración proviene, en su mayoría, de las antiguas repúblicas soviéticas, de Argentina - que atraviesa una desastrosa situación económica - y de Francia - donde se multiplican las agresiones antisemitas.

Serge Ronen, Jerusalén

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo