Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Los suizos resisten a los antibióticos

Cuantos más médicos, mayor ingestión de antibióticos.

(Keystone)

De acuerdo a un estudio del Fondo Nacional para la Investigación Científica (FNS), nadie en Europa consume tan poco antibiótico como los suizos.

Aún así, hay grandes diferencias entre los 26 cantones. Por ejemplo los médicos ginebrinos prescriben tres veces más antibióticos que sus colegas de Appenzell.

Es la primera vez que un estudio sistemático se interesa por el consumo de antibióticos fuera de los centros hospitalarios en Suiza.

Los resultados muestran que los médicos suizos prescriben esos medicamentos con menos frecuencia que sus colegas de los países vecinos. Incluso los cantones con mayor tasa de ventas de este producto quedan muy por debajo de la media europea.

Prescripciones inútiles

Los antibióticos combaten las infecciones bacteriológicas, recuerda el Fondo Nacional para la Investigación Científica (FNS en su sigla francesa). Ineficaces contra las enfermedades virales como la gripe o el resfrío, son todavía prescritos en esas situaciones, y eso hace que aumente la resistencia bacteriológica a los antibióticos y ocasione costos inútiles.

Según los investigadores, las principales diferencias entre los cantones ponen en evidencia inequívoca la inutilidad de ese consumo. Aún así, los médicos de Ginebra prescriben antibióticos tres veces más que los galenos de Appenzell.

Por otra parte, el consumo parece más bien disminuir entre los pacientes que gozan de buena formación e ingresos altos. Además, los romands (de la Suiza francófona) y los tesineses (Suiza italiana) ingieren más antibióticos que los de la Suiza alemana.

En la región helvética francófona podría tratarse de una cuestión de cultura dado que la vecina Francia es uno de los países del mundo donde se consume más medicamentos.

Asimismo, las personas mayores de 65 años toman menos antibióticos que los jóvenes. Los autores del estudio suponen que esta categoría de edad está menos expuesta a las afecciones, porque ya no tiene contactos profesionales.

El uso de antibióticos en los centros y establecimientos médico-sociales no ha sido medido; de modo que el estudio sólo toma en cuenta el consumo en la medicina ambulante.

El papel del médico

Otro factor muy importante es la cantidad de médicos: cuantos más consultorios médicos tenga una región, mayor será el consumo de antibióticos. La densidad de las farmacias en una región no tiene, en cambio, ninguna influencia.

El precio bajo de los medicamentos, un fuerte procentaje de extranjeros y la frecuencia de infecciones son igualmente factores que estimulan el consumo de antibióticos. Los investigadores estudian aún el impacto de la venta directa de antibióticos por parte de los médicos, acción adimitida en algunos cantones. Los médicos podrían hallar en ello cierto interés económico.

Una cuestión todavía abierta es acerca de la relación existente entre el consumo de antibióticos y la aparición de bacterias resistentes. Pronto será posible responder a esa pregunta gracias a otro proyecto del Programa nacional de investigación 49.

swissinfo y agencias

Contexto

- Es cada vez mayor el número de bacterias que desarrollan resistencias a los antibióticos. Existe el riesgo de que, en el nivel planetario, nos veamos ante un número creciente de infecciones imposibles de tratar.

- El Programa nacional de investigación 49 averigua los alcances de la resistencia a los antibióticos.

- Dotado con 12 millones de francos, permitirá establecer el estado del problema en Suiza, tanto en lo que concierne a los humanos como a los animales y los alimentos.

- El objetivo final de este programa es desarrollar un sistema de supervisión nacional.

- Los investigadores del FNS estudian también las consecuencias sociales, legales, éticas y económicas de las resistencia a los antibióticos.

Fin del recuadro


Enlaces

×