Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Más quiebras, menos desempleo

Las quiebras empresariales son sinónimo de despidos y desempleo.

(Keystone)

La presente semana económica conjugó un dato histórico de empresas en bancarrota y un ligero avance en materia de desempleo.

La razón: una economía que crece de forma dispareja, lo que también impacta la capacidad de consumo de las familias.

La economía es una ciencia inexacta y sujeta a una serie de contradicciones. La presente semana económica suiza es una muestra clara de lo anterior.

Por un lado, una alentadora reducción del desempleo convive con un número récord de quiebras empresariales. La explicación, según los expertos del instituto KOF, es que la reactivación económica avanza a paso lento y no alcanza a todos los sectores, lo que se deja sentir en el bolsillo de la población.

A continuación, lo más importante de estos días.

Más en bancarrota

En 2004, Suiza registró el número más elevado de quiebras de la última década. Esto es, un total de 10.524 empresas iniciaron legalmente un proceso de cierre debido a su incapacidad para asumir sus compromisos financieros. La consecuencia obligada: despidos e incertidumbre.

La Oficina Federal de Estadística (OFS por sus siglas en francés) dio a conocer este jueves (12.05.) que dentro del espectro productivo, las micro y pequeñas empresas son las más vulnerables a los periodos de crisis.

Y las pérdidas derivadas de las liquidaciones de personal y el pago de deudas morosas sumaron cerca de 4.700 millones de francos helvéticos el año pasado, un desafortunado dato récord.

A escala nacional, 18 de los 26 cantones enfrentan el problema de la bancarrota empresarial. Los más afectados son Zúrich, Basilea, Neuchâtel, Ginebra y Vaud. En contrapartida, los cantones en los que las quiebras se redujeron en el 2004 con respecto al 2003 son Lucerna y Jura.

Cede el desempleo

Paradójicamente, la Secretaría de Estado de Economía (Seco) anunció el miércoles (11.05.) que la tasa de desempleo correspondiente al mes de abril retrocedió para pasar de 3,9 a 3,8% de la población activa.

Dicho sea en palabras simples, 5.000 personas hallaron trabajo en el cuarto mes del año, con lo que la lista de inscritos en el desempleo cerró el 30 de abril en 150.671 personas.

La explicación es de carácter "estacional". Esto significa que cada año, el mes de abril es más propicio para la contratación que los anteriores.
Sin embargo, la Seco asegura que la tendencia hacia la recuperación de las oportunidades laborales continuará en los meses por venir.

Nuevamente, la población más vulnerable incluye a los jóvenes, a los habitantes de la región italiana de Suiza y a los extranjeros. La tasa de desempleo para aquellos que tienen entre 15 y 24 años es de 4,8%, un punto arriba de la tasa general.

La economía en "pausa"

La economía helvética frenó su ritmo durante los primeros tres meses del año, aunque es previsible una mejoría de su trayectoria, afirmó el Centro de Investigación Coyuntural (KOF por sus siglas en alemán).

Al presentar el martes (10.05.) su barómetro económico correspondiente a abril, los expertos ofrecieron la explicación técnica de los datos antes referidos (quiebras y desempleo).

"Cada sector productivo crece a un ritmo diferente, no hay un avance homogéneo, la construcción avanza poco, pero los bancos y los seguros evolucionan satisfactoriamente. En el otro extremo, la hotelería y la restauración viven un momento difícil".

Afirman que durante los primeros nueve meses del 2004, la economía nacional comenzó a recuperarse, pero el bajo crecimiento del resto de Europa y la volatilidad provocada por mercados como el petrolero frenó el avance.

El resultado fue un último trimestre del 2004 poco dinámico y un arranque del 2005 sin demasiada energía.

El bolsillo familiar

El final de la cadena económica nos remite siempre a las familias.
Una macroeconomía sólida, con sectores pujantes, se refleja a en los ámbitos del empleo y el ingreso disponible.

De ahí que el nuevo "retraso" que ha experimentado el motor productivo helvético haya afectado el clima de consumo de los primeros cuatro meses del 2005.

La Seco informó el jueves (12.05.) que desde que inició el 2004 los suizos han tenido que replegar sus gastos.

Luego de consultar 1.100 hogares dentro del país, el 80% de ellos consideran que la situación financiera que viven en casa no ha mejorado durante el último año, y manifiestan cierto pesimismo con respecto al futuro. Al menos siete de cada 10 no esperan buenas nuevas en lo que resta del año.

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

Un total de 10.524 procesos de quiebra empresarial fueron iniciados en el 2004.

En abril, Suiza registró un total de 150.671 desempleados.

Los cantones con más desempleo son Ginebra (7,5%) y Vaud (5,5%).

Según una muestra de 1.100 hogares suizos, las familias no están en condiciones de aumentar sus gatos y consumo en el 2005.

Fin del recuadro

Contexto

La economía helvética es un juego de contrastes, ya que sus sectores productivos avanzan a ritmos muy dispares.

Esto provoca que actividades como el sector financiero se fortalezcan, mientras la hotelería o la restauración pierden terreno.

Según cifras dadas a conocer esta semana por la OFS, un total de 10.524 empresas cayeron en bancarrota en Suiza en el 2004.

Para generar un poco de balance, el desempleo cede en abril, mes en el que 5.000 personas hallaron empleo.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes