Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Manual para jueces y fiscales

Las cárceles, lugares donde aún se incurre a la tortura.

(Keystone)

Nigel Rodley, ex Relator especial de la ONU sobre Tortura, académico de la Universidad de Essex del Reino Unido es el autor de libro "Luchar contra la Tortura: Manual para Jueces y Fiscales".

Este experto da su opinión sobre la problemática de la tortura en la región sudamericana.

"Parte de mi experiencia fue descubrir que en bastantes países los jueces y los fiscales no prestan atención al crimen de la tortura. Ponen atención en crímenes comunes, pero no en los crímenes de los que llevan uniformes, de los investigadores, los policías, los interrogadores..."

Así comienza explicando Nigel Rodley los motivos que lo llevaron a escribir su último libro, un manual destinado a jueces, fiscales y personas de la justicia, para luchar contra la tortura.

"Este manual está dirigido específicamente a los jueces y fiscales para que tomen conciencia y contarles cómo pueden hacer para contribuir a la eliminación de la tortura y no convertirse en cómplices de la misma", afirma el experto y asegura:

"Si los jueces y los fiscales hicieran lo que deben hacer, podrían ellos mismos suprimir la mayoría de la tortura en el Mundo"

La ¿facilidad? de la tortura

"Es mucho más fácil extraer informaciones o confesiones por métodos coercitivos que por métodos profesionales, aunque sean métodos criminales", explica Rodley.

Para el académico de la universidad británica, está claro que la tortura "existe" y "los participantes en este seminario han hecho mención de algunos casos en este sentido".

"Puedo asegurar que hay casos de tortura en bastantes países de la región, incluida la Argentina. Mi última misión fue en Brasil y lo que he oído en este seminario se parece bastante a lo que viví en ese país".

"La gente ha hablado hoy de situaciones de golpes muy duros, de picana, y hay jueces y personas serias que están diciendo que sí se tortura".

El Derecho Humano más consagrado

"La prohibición de la tortura y de los tratos humanos degradantes es el Derecho Humano más consagrado y sólido que hay en el derecho internacional. No así la Pena de Muerte", sostiene Rodley.

El especialista, que se declara "abolicionista de toda la vida", explica que el repudio a la tortura y su prohibición es un tema donde hay coincidencia mundial, a diferencia de lo que sucede con la pena capital, que depende más de las políticas de los Estados.

Aún así, basado en su experiencia, asegura que no pierde la esperanza y cree que más temprano que tarde el derecho internacional se manifestará para que el abolicionismo tenga alcance mundial.

"Suiza siempre ha apoyado la abolición de la tortura"

Consultado sobre el rol de Suiza en la lucha contra la tortura, Rodley aseguró que el papel de la Confederación ha sido un gran aporte para avanzar sobre el tema:

"Yo participé en los grupos de trabajo que han conducido a la elaboración de la Convención Contra la Tortura de 1984, y los diplomáticos suizos han jugado un papel muy positivo en esa oportunidad."

"Suiza siempre ha apoyado este proyecto de abolición de la tortura a nivel del Derecho Internacional" y gracias a ese rol se avanzó en puntos a los que Argentina se oponía:

"Por ejemplo, con Argentina, durante la dictadura militar hubo mucha discusión sobre si un presunto torturador puede ser sometido a un proceso en cualquier país, sin necesidad de que intervenga la justicia del país donde se produjo la tortura. Argentina no quería eso, y este problema no se resolvió hasta que los generales no cayeron del gobierno. Suiza, en cambio, siempre apoyó este elemento".

swissinfo, Norma Domínguez en Buenos Aires

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes