Navigation

Cáñamo más accesible para 100 000 pacientes en Suiza

En Suiza es legal seguir una terapia a base de cáñamo pero se requiere una autorización especial. © Keystone / Christian Beutler

La cámara baja del Parlamento suizo aceptó una modificación legislativa que facilita el acceso a tratamientos a base de cáñamo. El cannabis para uso médico es legal en Suiza y en muchos países europeos.

Este contenido fue publicado el 09 diciembre 2020 - 12:30

Hay dos buenas noticias para quienes recurren al cáñamo para aliviar dolores crónicos y espasmos musculares.

La primera procede de la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas, que el 2 de diciembre decidió eliminar la mariguana con fines medicinales de la lista de las drogas más peligrosas del mundo. Un paso que “abre nuevas perspectivas para su uso en medicina”, comentó el Grupo Suizo para el Estudio de las Adicciones (GREA).

La segunda buena noticia, más reciente, provino del Parlamento suizo. Este martes, una clara mayoría del Consejo Nacional (cámara baja) aceptó la modificación a la Ley Federal de Estupefacientes propuesta por el Gobierno, que facilita el acceso a tratamientos a base de cáñamo.

La revisión legislativa, que aún no ha sido examinada por el Consejo de Estados (cámara alta) establece que los médicos podrán recetar medicamentos a base de cáñamo sin requerir una autorización excepcional de la Oficina Federal de Salud Pública (OFSP). Ese trámite puede tardar entre 3 y 4 semanas y, según el Gobierno, es inadecuado dado el creciente número de solicitudes.

Sin embargo, para examinar los efectos del cambio de la ley y controlar la práctica en el ámbito de la prescripción, los médicos estarán obligados a anunciar los tratamientos y transmitir los datos relevantes a la OFSP.

3 000 autorizaciones al año

El cáñamo está prohibido en Suiza desde 1951. Sin embargo, se permite el uso controlado de la planta con fines médicos. El cáñamo terapéutico es legal en Suiza y en buena parte de los Estados miembros de la Unión Europea, como puede verse en el siguiente mapa.

Contenido externo

En 2019, la OFSP remitió alrededor de 3 000 autorizaciones, casi el doble en comparación con 2015. Sin embargo, muchas más personas en Suiza usan medicamentos a base de cáñamo: alrededor de 100 000, según encuestas nacionales.

Por lo tanto, la mayoría de los pacientes adquieren cáñamo ilegalmente, ya sea cultivándolo o adquiriéndolo en el mercado negro, indica la Asociación Suiza de Cáñamo Terapéutico (Medcan).

Un remedio con alto potencial, pero no milagroso

El cáñamo puede reducir los espasmos musculares causados por la esclerosis múltiple, los calambres, los dolores crónicos como las migrañas y, según algunas pruebas de laboratorio, también ayudaría a combatir las células cancerosas, explicó en entrevista con swissinfo.ch Rudolf Brenneisen, cofundador de la Sociedad Suiza de Cáñamo y exconsultor del Laboratorio de Estupefacientes de las Naciones Unidas.

Sin embargo, no se trata de un remedio milagroso y muchos de sus potenciales aún deben ser confirmados por ensayos clínicos a gran escala, señaló Brenneisen.

Hay cáñamo y cáñamo...

La Ley Federal de Estupefacientes prohíbe el cultivo, consumo y comercio del cannabis que contenga más de un 1% de THC, el principio psicoactivo de la planta. Por lo tanto, la prohibición no se aplica al llamado "cannabis ligero" o "cáñamo CBD", que se vende libremente en Suiza.

End of insertion

Actualmente hay cinco preparaciones de cannabinoides disponibles en Suiza, incluida una tintura de cannabis y un producto elaborado con el THC sintético, el principio activo psicotrópico de la planta.

Prohibido el cultivo privado

En el Parlamento, la cámara baja rechazó las disposiciones más restrictivas defendidas por la derecha, como la prohibición de que los médicos prescriban medicamentos a base de cáñamo destinados a ser fumados.

Según Medcan, la inhalación de cáñamo es “la mejor forma de ingesta” para ciertos pacientes, ya que el efecto se produce rápidamente. En principio, vapear es preferible al porro, aunque a algunos pacientes se han sentido bien al fumarlo, señala la asociación.

Los diputados también rechazaron la propuesta de la izquierda de permitir el cultivo privado de cáñamo para consumo médico y bajo la supervisión de un galeno.

Una posibilidad que para Medcan sería fundamental para permitir a los pacientes tener “cáñamo de buena calidad y asequible”. De hecho, un tratamiento con cáñamo puede costar varios cientos de francos al mes y el seguro médico obligatorio no lo reembolsa, lamenta la asociación.

Sin embargo, el ministro de Salud, Alain Berset, anunció que se están realizando evaluaciones sobre la efectividad de las terapias a base de cáñamo. Una vez que se obtengan los resultados, se decidirá si el seguro médico básico tendrá que asumir los costos.


Traducido del italiano por Marcela Águila Rubín

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.