Mas allá de las fronteras... la doble nacionalidad

La frontera, una noción que pierde un poco de sentido para un binacional. Keystone

El amor a un país no es exclusivo. Dos personalidades muy diferentes, el grafista y pintor Roger Pfund y el político radical Sebastián Leprat lo demuestran.

Este contenido fue publicado el 01 abril 2007 - 10:26

La oportunidad para nosotros de interrogarnos sobre el modo en que se vive el nexo con dos países y de hablar de democracia, apertura, Europa, UDC...

A finales de diciembre de 2006, 645.010 suizos vivían en el extranjero. Entre ellos, 460.065 poseen la doble nacionalidad; es decir el 71.3%. Según la Embajada de Francia, entre 150.000 y 200.000 ciudadanos franceses están instalados en Suiza. Una proporción importante de ellos son binacionales. La doble nacionalidad no es una excepción, sino una evidencia que es bueno recordar.

A la izquierda (votará por Ségolène Royal), en su taller ginebrino, Roger Pfund, pintor y grafista, autor tanto de la última serie de billetes en francos franceses como del actual pasaporte suizo. Nacido de padre bernés y de madre borgoñona que se encontraron en París, Roger Pfund creció en Berna, pero se sintió muy rápidamente atraído por la francofonía: vive en Ginebra desde 1971.

A la derecha (votará por Nicolás Sarkozy), entrevistado en un restaurante bernés, Sebastián Leprat, secretario político del Partido Radical Suizo (PRD) y miembro de la UMP francesa. Nació en París, más precisamente en Vésinet. Pero su abuelo, emigrado a Francia, era originario de Schaffhousen. Gracias a él, hace 20 años Sebastián Leprat recibió la doble nacionalidad. Un lazo helvético que reforzó al casarse con una bernesa y al venir a establecerse, en 2000, en Suiza.

¡Sus papeles!

Pequeña prueba. ¿Qué documentos de identidad llevan con ellos nuestros interlocutores? "En Suiza, los dos. En Francia, los papeles franceses", responde Sebastián Leprat. "En Suiza, los papeles suizos; y en Francia, ambos pasaportes", señala Roger Pfund. Simetría perfecta. Pero el grafista precisa: "¡Prefiero, a pesar de todo, el pasaporte suizo, porque yo lo hice, y porque el otro es verdaderamente glauco!"

Simetría perfecta, pues, pero que desaparece cuando evocamos el deporte. Cuando el equipo de fútbol de Suiza enfrenta al de Francia, ¿a cuál le van? "¡Al que tiene más posibilidades... entonces, en general, a Francia! ¡Pero estoy también con todo mi corazón con el equipo suizo!", comenta el artista. "Más bien a Francia", dice el político sin rodeos.

"Tengo dos amores, mi país y París"

Es lo que cantaba Josephine Baker, que tenía un amplio corazón. ¿Efectivamente podemos sentirnos profundamente, visceralmente, de dos países?

"Sí, se entusiasma Roger Pfund. Mi elección de venir a Ginebra es bastante clara en sí: Ginebra es una ciudad internacional. Me siento franco-suizo en Ginebra, con ejes suizos, ejes europeos. Soy más bien europeo de espíritu. Luché por Europa y lamento que aún no estemos en ella" (Suiza no pertenece a la Unión Europea).

Sebastián Leprat apunta en la misma dirección: "creo, efectivamente, que existe una identidad europea y vivo aún mejor mi doble nacionalidad dado que Suiza cuenta con una comunidad muy grande de binacionales, yo los encuentro cada día, incluido en el ámbito de mi compromiso político".

¿Cómo reaccionan ambos al cuestionamiento del derecho a la doble nacionalidad emitido en 2004 por la UDC (Unión Democrática del Centro, derecha nacionalista)? "Es una provocación", considera el radical, añadiendo que esa medida significa "conocer muy mal la política migratoria que Suiza aplica desde hace décadas... todavía hoy, a pesar de todo lo que se pueda decir".

Todavía más radical, sin juegos de palabras, la respuesta de Roger Pfund: "Creo en la mezcla de las nacionalidades como de los colores. Es lo que me gusta en Ginebra, este mundo coloreado. Esto forma parte de mis compromisos en todas mis actividades. Soy también africano o latinoamericano en el corazón. Entonces, todo lo que esta UDC cuenta, no me interesa en lo absoluto".

Luchar por la democracia

Ambos siguen con atención la campaña presidencial francesa. Sebastián Leprat con el ojo de un político profesional. A propósito, ¿cómo resumir el hecho de ser "político" en Suiza o en Francia?

"En Francia es inscribirse en la idea de una democracia representativa: la idea de que el lugar privilegiado de la acción política es el Parlamento y el Gobierno. En Suiza es mucho más complejo. Es un ejercicio de gran humildad, porque es un cuestionamiento permanente de las posiciones, ligado a la democracia directa. El francés está atado al culto al jefe. Suiza es mucho más libre frente a sus élites políticas".

Pero para Sebastián Leprat, los suizos no siempre están conscientes de lo que tienen. "El hecho de ser francés de origen me lleva a pensar que detrás de cada forma de democracia hay un combate. Desde la Revolución Francesa, Francia ha intentado todos los regímenes institucionales posibles, tomando en cada vez las armas o, en todo caso, en situaciones políticas tensas. Considero entonces que es una oportunidad extraordinaria el poder pronunciarse sobre todo, y tengo la impresión de que los suizos no siempre están conscientes de ello, que ven en ello una especie de derecho natural".

A propósito de los derechos democráticos, el 21 de abril (1ª vuelta) y el 6 de mayo (2ª vuelta), Roger Pfund votará en Ginebra. Y Sebastián Leprat, en Berna, donde se encargará de la casilla electoral de la Embajada de Francia...

swissinfo, Bernard Léchot
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

Roger Pfund

Nació en Berna en 1943. Vive y trabaja en Ginebra desde 1971. Aunque es un apasionado del jazz, dirigió sus pasos a la pintura, el grafismo y el diseño.

Desde el punto de vista del grafismo, Roger Pfund ha concentrado siempre sus actividades en los campos culturales y humanitarios y, paralelamente, se especializó en los billetes bancarios. En 1971, realizó la serie de reserva para el Banco Nacional Suizo. Una década más tarde, firmó la última serie de billetes en francos del Banco de Francia. Le debemos también el actual pasaporte suizo.

En lo que toca al diseño, concibió la realización del Museo Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en Ginebra y la exposición permanente del Museo de los Transportes en Lucerna.

End of insertion

Sébastien Leprat

Nació en 1971 en Vésinet, cerca de París. Realizó estudios de Derecho en París que interrumpió momentáneamente en 1995 para trabajar en la campaña presidencial de Jacques Chirac.

Trabajó luego como asistente parlamentario de un senador y realizó también estudios en Ciencias Políticas.

Tras encontrar a su futura esposa, suiza, trabajó durante dos años en Haute Savoie para acercarse a Suiza y, en 2000, ingresó al Partido Radical Democrático (PRD) como secretario político.

Toma cursos en el Instituto de Estudios Superiores en Administración Pública (IDEAP) en Lausana, para la obtención de una maestría en Administración Pública.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo