Navigation

Medidas para aumentar la seguridad vial

Los accidentes de tráfico se cobran una vida cada treinta segundos. Keystone

Cada treinta segundos muere una persona en la carretera. La Organización Mundial de la Salud quiere sensibilizar sobre este problema en el Día Mundial de la Salud.

Este contenido fue publicado el 07 abril 2004 - 16:54

Suiza y la Unión Europea se proponen reducir a la mitad la mortalidad vial hasta el 2010.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) quiere sensibilizar sobre un problema que cada año causa 1,2 millones de víctimas mortales en el mundo y más de 50 millones de heridos, de los cuales unos cinco millones podrían quedar incapacitados permanentemente.

Los accidentes de tráfico son hoy la segunda causa de mortalidad en el mundo en los jóvenes entre los 15 y 29 años y la tercera en los adultos en edades comprendidas entre los 30 y 44 años.

Las cifras asustan, pero las previsiones son aún más alarmantes. El número de muertes en las carreteras podría aumentar un 60% de aquí al 2020, si se mantiene la tendencia actual, señala un informe elaborado por la OMS y el Banco Mundial.

Carta europea

Suiza se ha unido a los países de la Unión Europea (UE), Islandia y Noruega para lanzar la Carta europea de la seguridad vial, que pretende reducir en un 50% el número de víctimas mortales en las carreteras de aquí al 2010.

El ministro suizo de Transporte, Moritz Leuenberger, se reunió este martes con sus homólogos europeos en Dublín, donde abogó por que los controles de tráfico sean más estrictos y se incrementen las medidas para garantizar la seguridad en la circulación vial.

Los accidentes se pueden prevenir, pero para ello es imprescindible que los países europeos coordinen mejor las normas de tráfico, insistió Leuenberger.

De hecho, el informe de la OMS y del Banco Mundial lamenta la descoordinación que existe hoy en muchos países, donde las responsabilidades están dispersas entre numerosos organismos.

“No hay una persona o entidad encargada de coordinar las actividades y ocuparse del problema en su conjunto, por lo que no es de extrañar que, a menudo, haya falta de voluntad política para tomar medidas eficaces”, señala.

Propuestas concretas

La gran mayoría de los accidentes de tráfico se debe a un error humano.
Un estudio de la Oficina suiza para la Prevención de Accidentes propone tres medidas concretas para reducir a la mitad la mortalidad vial:

Rebajar la tasa máxima de alcohol en la sangre a 0,5 miligramos por mililitro (tasa de alcoholemia que se aplicará a partir del 2005); reducir el límite de velocidad en aproximadamente 5 kilómetros y exigir que tanto los conductores como los pasajeros lleven obligatoriamente el cinturón de seguridad.

Más de 500 personas pierden cada año la vida en las carreteras helvéticas, cifra que, según la Federación de Motociclistas de Suiza (FMS) puede reducirse si se establece “una colaboración más estrecha entre los profesionales de la carretera, las diferentes categorías de usuarios, las policías cantonales y las autoescuelas”, señala la organización en un comunicado.

Es la razón por la que en octubre pasado la FMS decidió crear una Comisión de Seguridad Vial, cuyo principal objetivo es señalar a las autoridades los puntos que representan un peligro para los motociclistas.

Un grupo de voluntarios esa tarea y colabora con las policías cantonales, las motoescuelas y la prensa.

Controles más estrictos

Once personas perdieron la vida en el accidente que se produjo en el túnel del Gotardo en el 2001 tras la colisión de dos camiones. Desde esa fecha se han incrementado los controles en las carreteras para detectar y penalizar a las personas que conducen en estado de embriaguez.

Y es que la prueba de alcoholemia confirmó que el conductor de uno de los vehículos accidentados presentaba niveles de alcohol en la sangre superiores a los permitidos.

La seguridad vial se ha convertido en una prioridad a la que las autoridades helvéticas destinan actualmente unos 20 millones de francos al año.

Unas 549 personas fallecieron el año pasado en Suiza en accidentes de circulación, lo que representa un 7% más que en el 2002, señala la Oficina Suiza para la Prevención de Accidentes.

Gran Bretaña, Suecia, Noruega y Holanda son los únicos países europeos que tienen tasas de mortalidad debida a accidentes de tráfico inferiores.

swissinfo y agencias

Contexto

1,2 millones de personas mueren cada año en el mundo víctimas de un accidente de tráfico.

Más de la mitad de las víctimas tienen entre 15 y 44 años de edad.

El coste anual de los accidentes de tráfico en el mundo asciende a 401.000 millones de francos suizos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo