Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Mercado financiero alemán: reivindicaciones suizas

Suiza intenta contrarrestar los planes germanos.

(Keystone)

El gobierno suizo quiere que los proveedores de servicios financieros del país tengan derecho al libre acceso en el mercado alemán.

Actualmente se llevan a cabo discusiones sobre el tema con las autoridades germanas para terminar con los obstáculos que frenan sus actividades.

En septiembre pasado, la autoridad alemana de control de los mercados financieros publicó una información relativa a la vigilancia administrativa impuesta a los servicios financieros no pertenecientes a la Unión Europea ni al Espacio Económico Europeo.

En la práctica, los bancos extranjeros deben contar con una filial o una sucursal en Alemania para tener derecho a promover o distribuir sus productos en ese país.

Es decir, los bancos suizos deben acreditarse en Alemania para poder ingresar a ese mercado y hacerse de una cartera de clientes locales.

La prensa suiza de este fin de semana menciona un comentario de la consejera ministerial parlamentaria ante el Departamento alemán de Finanzas, Barbara Hendricks.

La Doctora Hendricks explica que el objetivo de la medida es “proteger a los consumidores alemanes de eventuales operaciones dudosas”.

Indica que serán dadas a conocer mayores clarificaciones sobre la puesta en pie de esta nueva práctica durante el transcurso de este año.

Serio problema

Para James Nason, portavoz de la Asociación Suiza de Banqueros, esta disposición constituye un serio problema para los establecimientos bancarios suizos deseosos de desarrollarse hacia el norte.

“Alemania es una fuente importante de nuevos clientes para los proveedores suizos de servicios financieros”, comenta.

Para los banqueros suizos el costo potencial de esta decisión es difícil de estimar por dos razones: la medida ni concierne a la cartera de clientes ya existente, ni al grupo de interesados en acercarse a los establecimientos bancarios suizos por propia iniciativa.

Sin embargo, se respira un sentido de injusticia en el sector: los mismos obstáculos establecidos para los países cuyas reglamentaciones bancarias son calificadas de poco claras, ahora son dirigidos a Suiza, un vecino que si permite el acceso a su mercado a los intermediarios financieros germanos.

“Me resulta difícil no sacar como conclusión que las autoridades germanas tienen la voluntad deliberada de desalentar a sus ciudadanos para poner su dinero en plazas financieras offshore”.

Las discusiones continúan

Por ahora, Suiza subraya que su autoridad de control del sector financiero, la Comisión Federal de Bancos, responde a las normas internacionales exigidas y esto concierne a todos los establecimientos bancarios helvéticos que reagrupa.

El Consejo Federal está convencido de que la disposición germana provocará perjuicios a los bancos suizos y que, incluso, podría impedir el desarrollo de ciertas actividades, como las de los bancos de servicios a clientes privados.

Ante este panorama, las discusiones continúan sobre ese punto con el gobierno germano. Es muy probable que el tema sea discutido en abril próximo, durante el encuentro entre el presidente de la Confederación Helvética, Joseph Deiss, y el canciller alemán, Gerhard Schröder.

El gobierno suizo advierte que trabaja sobre el sujeto desde mediados del año pasado, es decir, antes de la publicación de esta nueva disposición.

La cuestión fue abordada a nivel administrativo y también a un alto nivel, durante el encuentro ministerial tripartita Suiza-Alemania-Austria, realizado en Bonn a finales de octubre pasado.

Visita de Fischer

Este requisito en el sector financiero es uno más de una lista de exigencias impuestas por Alemania en los últimos tiempos y que han deteriorado las relaciones entre los dos países vecinos.

Otros ejemplos al respecto que se pueden citar son las restricciones de los vuelos sobre el territorio del sur germano, la reintroducción ya programada de los derechos arancelarios a las mercancías comunitarias reexportadas hacia la Unión Europea y la reciente intensificación de los controles fronterizos.

El miércoles próximo, el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Joschka Fischer, realiza una visita oficial a Suiza durante la que se reunirá con su homóloga suiza, Micheline Calmy-Rey.

En el centro de las conversaciones se abordarán las relaciones de Suiza con la UE, en momentos en los que se siente la tensión entre Berna y Berlín.

Incluso, los miembros de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara Baja en Berna propusieron la creación de una delegación encargada de mantener las buenas relaciones con los Estados fronterizos del país.

swissinfo y agencias

Contexto

Suiza no pertenece a la Unión Europea ni al Espacio Económico Europeo.

Con la nueva imposición germana, los bancos suizos deberán acreditarse en ese país con una sucursal para poder ingresar al mercado y hacerse de una cartera de clientes locales.

Suiza permite el acceso a su mercado a los intermediarios financieros germanos.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes