Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Millones de latinoamericanos "en fuga"

Campo de refugiados en Paravandó, región de Urabá, Colombia.

(Keystone Archive)

Unos 175 millones de seres humanos han abandonado su país natal por distintas razones. En América Latina, la causa principal es la pobreza.

La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) instrumenta programas para "arraigar" a los sectores sociales más vulnerables.

"En América Latina se ha agravado la migración a causa de la pobreza. Empero, y de manera afortunada, la situación en general es mejor que en otras partes del mundo", subraya el responsable de COSUDE, Walter Fust, en entrevista con swissinfo.

Diversas han sido las causas de la diáspora latinoamerica (dictaduras militares, guerras intestinas), pero una ha sido y sigue siendo la principal: el desamparo económico. A través de muchos años, los trashumantes buscaron un mejor destino en Estados Unidos; sin embargo, desde los años 90, apuestan también a otros destinos: Europa (principalmente España), Canadá y Japón.

Un reciente informe de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) señala que el número de emigrantes de esa región creció en cinco millones entre 2000 y 2005 y supera los 25 millones. Es decir, procede del sur del Río Grande, la sexta parte de todos aquellos que viven en el mundo bajo un cielo diferente al suyo, de todos aquellos seres humanos que se encuentran "en fuga".

'En Fuga'

Tal fue el tema central de la Jornada Anual de la Ayuda Humanitaria de COSUDE, consagrada este año a los millones de personas que han debido abandonar sus lugares de residencia en razón de catástrofes o de conflictos.

"Por todas partes del mundo, mujeres y hombres están en fuga. Las imágenes difundidas por los medios de prensa nos aportan la prueba casi cotidiana: ancianos doblegados por el dolor; mujeres demasiado débiles para amamantar a su bebé; hombres llorando, enflaquecidos y desamparados; niños con el rostro maculado y los ojos plenos de espanto", señaló en la ocasión Micheline Calmy-Rey.

"Cualquiera que sea la causa de su fuga, todos los refugiados conocen una situación extrema", añadió la ministra suiza de Exteriores (En más sobre el tema: Suiza lanza un llamado de adhesión).

Acuciados por el hambre, perseguidos por sus credos, expulsados por su origen... millones de personas cruzan las fronteras. Otros muchos lo hacen por la pérdida de sus bienes como consecuencia de catástrofes naturales. La región latinoamericana no ha escapado a esa destrucción.

COSUDE instrumenta una serie de estrategias para socorrer a los damnificados por la Naturaleza. En entrevista con swissinfo, Tony Frisch, responsable de la Ayuda Humanitaria de esa organización, revela:

"Yo debo decir que en América Latina la motivación de la gente, la dedicación de la gente es impresionante. He visitado muchas veces países de América Latina y siempre me impresiona la convicción de la gente", (En más sobre el tema: Suiza del lado de los refugiados).

Mejoramiento del contexto local

Con el fin de mejorar las condiciones de los sectores más desfavorecidos en América Latina y, por ende, de evitar nuevos desplazamientos, la cooperación helvética desarrolla programas que incluyen, entre otros, "apoyos a la autoayuda", la creación de microcréditos, el empoderamiento de los desfavorecidos...

"En todos los países en los que trabajamos, usted tiene una dimensión que se ocupa de las pequeñas empresas o del apoyo para la creación de plazas de trabajo, porque sin contar con ingresos usted no va a salir de la pobreza, pero se requieren empresarios que creen esas plazas de trabajo... No el gobierno", señala Walter Fust.

Nuevas posibilidades

Para COSUDE, explica su director, la estrategia consiste en proporcionar a los jóvenes, a nuevos empresarios, la posibilidad de establecer empresas, crear plazas de trabajo, elaborar productos para el mercado local.

Empero, implica también inyectar el poder de compra para la posterior adquisición de esos productos y, de esa manera, lograr un efecto multiplicador en el desarrollo económico.

Walter Fust sentencia que sin desarrollo económico, no hay desarrollo, y manifiesta su preocupación por la seguridad interna de los países en cuestión. "No hay seguridad sin desarrollo y tampoco hay desarrollo sin seguridad".

"Regresamos siempre al mismo ciclo", lamenta nuestro interlocutor. Señala que es responsabilidad de todos los gobiernos velar por las condiciones óptimas para el desarrollo, pero añade que también es una responsabilidad de quienes se comprometen en esa tarea "hacer lo que se requiere y no solamente hacer bien las cosas".

Desafíos y perspectivas

Sobre los principales problemas que afronta la región latinoamericana, el titular de COSUDE se refiere a la desigualdad económica, a las disparidades que crecen en algunos países, y al fenómeno de la corrupción.

Con respecto a los cambios que se han diseñado en el paisaje político de la América que se extiende al sur del Río Grande -con gobiernos socialistas en Brasil, Uruguay, Venezuela- y los que se perfilan -elecciones en México, en Haití-, Walter Fust coincide en que tienen una influencia, pero, añade que la política constituye ciclos en todos los países, incluso en los industrializados.

"Lo que es importante es el largo plazo y la estabilidad política a largo plazo, el crecimiento económico, la durabilidad de ese desarrollo y la seguridad que debe ser durable también porque sino, aun cuando usted logre ahorrar algo para cuando llegue a cierta edad, si hay una política económica con una inflación muy grande, entonces eso se come todo lo que fue acumulado antes".

Entonces, enfatiza nuestro entrevistado, la predictibilidad a mediano y largo plazo es extremadamente importante.

Motivos de optimismo

A nuestra última pregunta sobre su punto de vista con respecto al futuro de la cooperación, Walter Fust manifiesta:

"Yo siempre tengo confianza. Yo soy un optimista por naturaleza y por profesión porque hay esas posibilidades y tenemos suficientes ejemplos de que se puede hacer".

Para ello, sin embargo, "se requieren también gobiernos -y sobre todo los gobiernos electos-, que asuman la responsabilidad, y se requieren también empresarios que quieran invertir en sus países y hay que dar acceso al crédito a los jóvenes, a los empresarios y a otros para también crear productos..."

swissinfo, Marcela Águila Rubín

Datos clave

Hay 20 millones de refugiados en el mundo.

En Suiza hay 1.5 millones de extranjeros. Empero, 75% de entre ellos nacieron o residen en el país desde hace más de ocho años.

En 2005, el número de inmigrantes fue de 95.000.

En 2003, ascendía a 25.000 el número de refugiados.

Fin del recuadro

Contexto

COSUDE en América Latina:

Presencia en: Bolivia, Brasil, Ecuador, El Salvador, Haití, Honduras, Colombia, Cuba, Nicaragua y Perú.

Objetivos generales en coordinación con la comunidad internacional de donantes: contribución a la reducción de la pobreza y a lograr un desarrollo sostenible.

Ejes temáticos en la lucha contra la pobreza: Promoción de empleo de ingresos; buena gobernabilidad: manejo sostenible de los recursos naturales e incremento de la justicia social.

Principios estratégicos que concretizan los valores fundamentos sobre los que reposa su actividad: Apropiación; sostenibilidad; fomento y exigencia de transparencia; desarrollo institucional; intervención en distintos niveles, fomento a la cooperación regional, coordinación de la cooperación, género.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×