Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Moción parlamentaria No a información bancaria adicional para V Suiza

Hans-Peter Portmann

La aceptación del texto habría constituido una injerencia del Estado en la libertad de comercio: Hans Peter Portmann (PLR).

(Keystone)

La Quinta Suiza no tendrá información específica sobre las prestaciones en el extranjero de los bancos suizos de importancia sistémica. La Cámara Baja del Parlamento rechazó el martes una moción en este sentido. Una decisión deplorada por la Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE).

No hay reconciliación a la vista entre los suizos en el extranjero y sus bancos. El Consejo Nacional (Cámara Baja) rechazó, por 96 votos contra 80 y 9 abstenciones, un texto que pedía al Gobierno que garantizara a la Quinta Suiza informaciones precisas y específicas sobre las condiciones de acceso a los servicios financieros de los grandes bancos. Estas tendrían que ser publicadas en los sitios web del Ministerio de Asuntos Exteriores (DFAE) y de los consulados. Artífice de la moción, la Comisión de Política Exterior quería facilitar a la diáspora suiza el mantenimiento de relaciones bancarias con su país de origen.

El diputado del Partido Demócrata Cristiano (PDC / centro) Claude Béglé enfatizó que los suizos en el extranjero se expatrian principalmente por razones profesionales y cada vez más con la idea de regresar. “No cortan el cordón umbilical. Por lo tanto, necesitan mantener lazos estrechos y duraderos con nuestro país”. Reiteró la importancia de mantener una cuenta bancaria en Suiza para los expatriados, en particular para “contratar un seguro de salud, cotizar en el AVS, cubrir los gastos de estadía o administrar alguna propiedad en Suiza”.

“Esta propuesta es una broma. Es contraria a la ley”, estimó por su parte el diputado del Partido Liberal Radical (PLR / derecha) Hans-Peter Portmann, al explicar que se trata de una injerencia estatal en la libertad de comercio.

El ministro de Exteriores, Ignazio Cassis, dijo que “dar información sobre las ofertas y condiciones de empresas privadas no es un deber del Estado”. También recordó que algunas organizaciones privadas, como la OSE, proporcionan información sobre las condiciones requeridas por los bancos para permitir a los suizos en el extranjero mantener una cuenta en su país.

10 años de problemas, pero ninguna solución

El texto rechazado era, sin embargo, el resultado de un compromiso. De hecho, en febrero pasado, el Consejo de Estados (Cámara Alta) había rechazado una moción del senador tesinés Filippo Lombardi, que establecía la exigencia de que los grandes bancos garantizaran una cuenta a los suizos en el exterior. Al final de tres sesiones, los bancos interesados y el autor de la moción se habían puesto de acuerdo en un texto menos restrictivo.

Las relaciones de la Quinta Suiza con los bancos suizos preocupan al Parlamento desde hace muchos años. Han sido presentadas cuatro mociones sobre este tema desde 2014, pero todas han sido rechazadas. Desde la crisis financiera de 2008, a los ciudadanos expatriados les ha resultado cada vez más difícil abrir o mantener una cuenta en su país de origen. La presión internacional para combatir la evasión fiscal ha empujado a las instituciones bancarias suizas a restringir el acceso a sus servicios en el extranjero, incluso para los clientes de nacionalidad suiza.

El año pasado, la OSE consideró que los suizos emigrados (unos 775 000 en total) eran tratados por los bancos como ciudadanos de “segunda clase”, y exigió un cambio legislativo.

La OSE deploró la decisión del Consejo Nacional de este martes. “No pedíamos un gran esfuerzo. El Ministerio de Exteriores se habría podido limitar a una interpretación mínima de la moción y haber agregado un enlace a la página de nuestro sitio web que reúne la información de los bancos”, comentó la directora del OSE, Ariane Rustichelli.

El lobby de la Quinta Suiza pone ahora sus esperanzas en otra moción de la Comisión de Política Exterior. El texto, que deberá ser tratado la semana próxima por el Parlamento, pide al Gobierno que garantice el acceso a los servicios PostFinance bajo condiciones similares a las que rigen en Suiza.

“Esta solución se justifica por el hecho de que PostFinance está parcialmente en manos públicas. Sin embargo, el riesgo es que los parlamentarios estimen que existe distorsión de la competencia con respecto a otros bancos de importancia sistémica. Sin embargo, algún día será necesario encontrar una solución al problema bancario para los suizos en el extranjero”, subrayó Ariane Rustichelli.

Precisó que la OSE pudo concluir un acuerdo con el Banco cantonal de Ginebra por el cual este último se compromete a ofrecer sus servicios a los suizos en el extranjero en términos similares a las ofrecidos a sus clientes en el país. “Esto es una prueba de que es posible hacer un esfuerzo”, enfatizó Ariane Rustichelli.

Frais bancaires

Frais bancaires pour les Suisses de l'étranger


Traducido del francés por Marcela Águila Rubín

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes