Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Muchos suizos tardan cada vez más en pagar

Las facturas acumuladas suelen causar dolor de cabeza.

(Keystone Archive)

Una economía estancada y un poder adquisitivo erosionado empujan a uno de cada 10 hogares, y a uno de cada cuatro jóvenes, a endeudarse por encima de sus posibilidades.

En la semana económica también se registró la evolución favorable del comercio exterior, y el UBS anuncia su interés por China.

La presente semana económica arrojó nuevos matices sobre una controversia que ha dado mucho de que hablar: la paradoja entre los ingresos de los directivos empresariales y el de sus trabajadores, lo que ha empujado a estos últimos a ser cada vez más morosos en el pago de sus deudas.

En materia de comercio exterior, un respiro para la economía nacional, aunque la industria trastabille.

Y en banca, el gigante UBS se busca la vida en Asia. A continuación, lo más importante.

Incumplimiento financiero

Hay un dicho latinoamericano que, desafortunadamente, este 2005 ajusta como anillo al dedo a un número creciente de trabajadores suizos: "Debo, no niego. Pago... no tengo".

La Asociación Suiza de Sociedades Fiduciarias y de Cobranza, presidida por Zúrich Thomas Kast, se dio a la tarea de analizar el índice de cumplimiento-morosidad de los deudores del país.

La conclusión, dada a conocer el martes pasado (21.06), fue poco favorable: el año pasado se enviaron 700.000 requerimientos de cobro, y los cantones con mayores problemas son Basilea y Vaud.

La razón fundamental: las secuelas de tres años de recesión vividos al inicio del milenio.

Un total de 40 empresas, según la Asociación, se avocaron pues a la tarea de recuperar el equivalente de 580 millones de francos.

"Según nuestras previsiones, 71% será pagado y otro 29% se convertirá en pérdidas para los acreedores y proveedores de servicios o productos", detalla Kast.

El problema es de una complejidad aún mayor, pues lejos de ceder, se agudizará en los años por venir.

Hoy, uno de cada 10 hogares está endeudado por encima de sus posibilidades de pago; y en el caso de los jóvenes, la relación aumenta a razón de uno de cada cuatro.

Otros tres cantones cuya población tiene tendencia a la morosidad son Argovia, Ginebra y Neuchatel.

Salarios por la nubes

Paradójicamente, el salario de los grandes patrones empresariales no deja de crecer.

Este 2005, según refirió el HandelsZeitung el pasado miércoles (22.06), aumentó 3% con respecto al 2004.

Los cuadros de primer nivel (Director General) ganan en promedio 290.000 francos anuales en Suiza, es decir, un promedio de 24.000 francos suizos mensuales (ya incluidas bonificaciones y prestaciones), lo que equivale a unas 5 veces el ingreso del trabajador suizo promedio, según datos de la Secretaría de Estado de Economía (Seco).

Los cuadros de segundo nivel (Direcciones adjuntas o subdirecciones), ingresan alrededor de 175.000 francos suizos anuales; mientras los colaboradores de tercer nivel (Jefes de Sección o Departamento) perciben unos 131.000 francos anuales.

El sector financiero es el mejor pagado, según el diario, con alrededor de 300.000 francos suizos anuales. Y Zúrich es el cantón que mejor remunera a los directivos.

Las mujeres ejecutivas ganan 23% menos que los hombres, y sólo 6% de ellas accede a cargos de primer nivel.

Respiro exportador, malestar industrial

La economía helvética aún transita un sendero lleno de tumbos.
En mayo pasado consiguió un excelente resultado en materia de comercio exterior, mientras la industria avanza a paso lento en los primeros tres meses del año.

De acuerdo con la Administración Federal de Aduanas (AFA), las exportaciones suizas sumaron 12.300 millones de francos suizos durante el quinto mes del año, 10,9% arriba del mismo mes del año pasado.

La explicación: el dinamismo de las exportaciones químicas y relojeras.

La AFA agregó ayer (23.06) que la principal fortaleza del comercio exterior suizo ha sido la venta de bienes de consumo (sector farmacéutico) y de relojes de lujo (los estadounidenses y japoneses compran 30% más que hace un año).

Sin embargo, pese al alentador resultado, debe ponerse atención en dos factores de contrapeso.

La evolución de las importaciones, que crecieron 11,7% en mayo del 2005 con respecto al mismo mes del año pasado (reflejo entre otras causas de precios históricamente altos de más de 60 dólares por barril).

Y por otro, el comportamiento general de la industria. Ésta avanzó sólo 0,6% durante el primer trimestre del 2005.

Sólo los sectores dedicados a la exportación avanzan favorablemente. Aquellos que abastecen al mercado interno, no registran la misma suerte pues se enfrentan al mermado poder adquisitivo de la población.

UBS hasta China

El gigante bancario helvético UBS puso la mira en Oriente.
Esta semana (23.06) inició acercamientos con el Banco de China (banco perteneciente al gobierno) que está interesado en recibir participación extranjera privada.

El UBS está dispuesto a adquirir acciones por el equivalente a 635 millones de francos. Otra instituciones mundiales también interesadas en el banco chino son Bank of America, JP Morgan y el Deutsche Bank.

La operación –de ser aceptada por los chinos- podría concretarse a finales del 2005, y se explica por el interés que tiene el UBS en aumentar su presencia en el continente asiático.

Las tasas de crecimiento económico que registra Asia, y China en particular, son espectaculares, y queremos aprovecharlas, argumentó también el jueves el Director General del UBS, Peter Wuffli.

Swissinfo/Andrea Ornelas

Datos clave

El año pasado se enviaron 700.000 requerimientos de cobro a deudores suizos incumplidos.
Un total de 40 empresas especializadas en cobranza intentaron recuperar 580 millones de francos suizos.
Una de cada 10 familias se endeuda más de lo debido en Suiza.
En contraste, los salarios de los directivos empresariales rondan los 290.000 francos suizos anuales.
Las exportaciones aumentaron 10,9% en mayo, dato alentador para la economía.

Fin del recuadro

Contexto

La economía Suiza registra fuertes contrastes a nivel salarial. Mientras los directivos ingresan más de 24.000 francos suizos mensuales, los trabajadores perciben una quinta parte, por lo que se endeudan cada vez más.

Cada vez hay mayor morosidad, especialmente en cantones como Basilea o Vaud.

El comercio exterior es un acicate para la debilitada economía nacional, especialmente en el rubro de las exportaciones, ya que los productos químicos y la relojería helvéticos son bien recibidos en Estados Unidos y Japón.

El gigante bancario UBS anunció esta semana su interés en invertir en el Banco de China.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes