Muere ‘el Rey de los Alpes’

Muere Ulrich Indeerbinen, legendario guía suizo de montaña Keystone

A los 103 años de edad, Ulrich Inderbinen, el más famoso guía suizo de montaña, falleció en Zermatt, a los pies del Matterhorn o Cervino.

Este contenido fue publicado el 16 junio 2004 - 15:41

Activo hasta el fin de sus días, Inderbinen había escalado por última vez la emblemática montaña suiza a los 90 años.

Considerado por sus admiradores como ‘el Rey de los Alpes’, el famoso guía, también reconocido internacionalmente, falleció mientras dormía en su casa, en Zermatt, prestigioso centro alpino suizo del cantón Valais.

El más notable de los hijos de Zermatt había dejado de trabajar a los 95 años de edad. Incluso a sus noventa años solía escalar algunas montañas de más de 4.000 metros de altitud.

Según sus propios recuerdos, Inderbinen coronó la cumbre del Matterhorn , “la montaña más bella del mundo”, por lo menos 370 veces a lo largo de su vida.

Ulrich Inderbinen había nacido el 3 de diciembre de 1903 en el seno de una familia de campesinos de montaña. Como uno de los 9 hijos, Ulrich ayudaba a ordeñar las vacas desde los cinco años de edad.

Los cambios de Zermatt

Para Zermatt el montañismo fue todo un modo de vida cuando no era sino un simple poblado de 700 habitantes. Dominado por la imponente presencia del Matterhorn o Cervino, la célebre montaña de forma piramidal, icono de la Suiza alpina, el pueblo de Zermatt se convirtió con el tiempo en un importante centro turístico suizo de invierno.

Ulrich Inderbinen había escalado por primera vez el Matterhorn en 1921. Cuatro años más tarde había cumplido los requisitos de formación para ser guía de montaña.

“Nunca me aburrí. Sólo me sentía así cuando mis clientes marchaban muy despacio”, comentaba Inderbinen en una entrevista.

Durante los 70 años de su carrera como guía de montaña, Inderbinen disfrutó de una salud excepcional. A los 74 años acudió por primera vez al dentista para un tratamiento.

“La buena salud la atribuyo a mi actitud positiva ante la vida, al goce de la naturaleza y a mi profesión”, decía en 1996 en una biografía. “Como niño, aprendí a estar satisfecho con poco, a no pedir mucho a la vida y a trabajar siempre”.

La vida comienza a los 80

Inderbinen decía que una de las mejores etapas de su vida había comenzado en su octogésimo aniversario cuando, por placer, comenzó a participar en competencias de esquí.

Para su noventa aniversario había recibido como regalo un par de esquís, y para el 95 cumpleaños fue agasajado con un hacha de hielo.

Católico-romano devoto, Inderbinen, después de su retiro, acudía todos los días a la misa. A los 96 años cumplió uno de los sueños de su vida con un viaje a Roma para recibir la bendición del Papa Juan Pablo II.

La fascinación del Matterhorn

El célebre guía fue testigo de los profundos cambios que durante su vida transformaron la localidad de Zermatt. Sin embargo, él mismo rehusó cambiar con los tiempos y prefirió vivir sin teléfono, automóvil o bicicleta.

A lo largo de su prolongada existencia vivió bajo la influencia del Matterhorn, uno de los más admirables paisajes de Suiza.

En ese sentido, Ulrich Inderbinen recordaba :“simplemente es una montaña fascinante que parecía estar llamándome a mi última escalada, cuando apenas estaba en la primera”.

Jaime Ortega y agencias.

Datos clave

Biografía:
1900: nace en Zermatt.
1921: primera escalada del Matterhorn o Cervino
1925: guía de montaña (durante 70 años)
1990: último ascenso del Matterhorn
2004: fallece en Zermatt.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo