Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Muestra gastronómica suiza en Buenos Aires

Werner Munz y Margaret Duffin, de 'arosuisse', sinónimo de hierbas y especias. 

(N. Dominguez)

Con el apoyo de la Cámara de Comercio Suizo-Argentina y de la Embajada de Suiza en Buenos Aires, siete pequeños productores y comerciantes del área gastronómica con "alma suiza", se dieron cita a finales de noviembre para promocionar sus productos.

Miel, quesos, bebidas espirituosas y condimentos recrearon el paladar de los visitantes.

Ya se empieza a sentir el fin del año en Buenos Aires y el espíritu festivo de las Navidades sirve de marco para los últimos encuentros de 2005. Y si el tema es la gastronomía, mejor aún es la excusa para juntarse a hablar de lo que ha sido el año de mayor crecimiento económico de la Argentina.

Aún no se ha vencido el fantasma de la pobreza en el país sudamericano, pero es innegable que en muchas áreas las cosas han mejorado y que muchos también han aprovechado este año de bonanza para relanzar sus productos, embarcarse en nuevos emprendimientos o, simplemente, reafirmar las pequeñas empresas que sostienen desde hace años.

Mostrar productos con "alma suiza"

La presidenta de la Cámara de Comercio Suizo-Argentina Norma Alemann y el agregado comercial de la Embajada de Suiza en Argentina Alejandro Lentz, han sido los promotores de la "Selecta Muestra Gastronómica" que se realizó el 23 de noviembre en las instalaciones de la entidad empresaria.

"La idea del evento nació en 2004, cuando organizamos el lanzamiento para la colectividad suiza de Buenos Aires de las bebidas elaboradas por el enólogo suizo Hubert Weber, de Tapaus", comenzó explicando Lentz a swissinfo.

"Este año nos acompañaron en el evento el 'Instituto Línea Cuchilla', de Misiones, con sus productos Granja Suiza; las bebidas de 'El Mosquito S.A.' de Calamuchita y 'Tapaus' de Mendoza", enumeró el agregado comercial. Y la lista siguió:

"También estuvo presente la joven emprendedora Agostina Bühler con su miel de elaboración propia, y los ya famosos productos de la confitería 'Säntis'. Y junto a ellos la empresa 'Aurinegro S.R.L.' promocionando su café 'Chicco D'oro'"

Según Lentz, "la muestra no podía estar completa sin la importante presencia de la empresa 'Arosuisse', con su línea de condimentos y muchos otros productos ideales para la cocina moderna"

Para todos los gustos

swissinfo se dedicó –¡sin que implique sacrificio alguno!- a recorrer los stands y degustar lo que cada expositor ofrecía a los visitantes.

Siguiendo un orden tradicional, la primera visita fue a la mesa de 'Granja Suiza' donde los visitantes podían apreciar el exquisito queso racklette misionero (servido con papines y pepinillos), del que puede asegurarse que nada tiene que envidiar al producido en la madre patria alpina.

La marca 'Granja Suiza' es del Instituto Línea Cuchilla (ILC), una escuela agrícola y técnica de la Iglesia Evangélica Suiza, ubicada en Ruiz de Montoya, en la provincia de Misiones.

Famosa por sus quesos helvéticos racklette y tilsit, sus pickles, pepinos encurtidos y chucrut, presentó en esta oportunidad el té de rosella, un producto inexistente hasta ahora en Argentina, con propiedades diuréticas y que fue desarrollado íntegramente por el ILC.

La segunda estancia fue en 'El Mosquito', donde los espíritus creados por el suizo Markus Schmid en las sierras cordobesas, "pican" como pocos. La vedette del momento fue un destilado de cedrón (una hierba típicamente argentina) que ha llegado a los estantes del Hotel Alvear, el más caro, exquisito y prestigioso del país.

Las grappas, destilados, espíritus y licores de la ya más conocida 'Tapaus', también hacían las delicias de los visitantes que hacían fila para probar los productos del prestigioso bernés Hubert Weber.

Antes de pasar a los postres y al café, resultaba imperdible una parada en 'Arosuisse', pequeña empresa famosa por sus mezclas de hierbas y especias, creada y dirigida por el matrimonio helvético de Werner Munz y Margaret Duffin.

Unos canapés con queso blanco aderezado con auténtico "chimichurri" (un clásico local para la carne a la parrilla) y cazuelas de vegetales saborizadas con especias, fueron la mejor promoción para Werner, experimentado catador de hierbas.

Las tostadas con miel de Agostina Bühler y las delicias de la confitería suiza 'Säntis' resultaron ideales para acompañar, sobre el final de la muestra, el "café gourmet" suizo 'Chicco D'oro' que está pronto a llegar desde Balerna para entrar en el mercado argentino de la mano del importador Gerardo Tappa, director de 'Aurinegro SRL'.

Proyectando el 2006

El evento, que fue catalogado por todos los asistentes como "un éxito", sería el puntapié inicial para muchos otros que vendrían a lo largo del próximo año. Así lo aseguró el agregado comercial de la Embajada:

"Es un importante esfuerzo que cada uno de los participantes hizo en esta oportunidad para poder mostrar y ofrecer a la comunidad suiza y a todos en general sus productos"

"Pero esto no termina aquí, en realidad recién comienza y esperamos en el 2006 poder convocar a más participantes y a su vez realizar una mayor difusión de esta muestra gastronómica".

swissinfo, Norma Domínguez, Buenos Aires.


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×