Navigation

“La certeza de tener impacto me dio fuerza”

Cada día, el Programa Mundial de Alimentos necesita dos millones de dólares para abastecer de víveres a la población siria. El suizo Jakob Kern dirige esa misión desde diciembre de 2015. Poco antes de concluir su mandato, concedió una entrevista a la televisión suiza de expresión alemana.

Este contenido fue publicado el 24 mayo 2018 - 11:23
swissinfo.ch

Después de casi dos años y medio, Jakob Kern deja Damasco, la capital siria. Al frente del Programa Mundial de AlimentosEnlace externo (PMA) en ese país, encabezó la mayor operación de socorro de las Naciones Unidas.

Sus principales tareas consistieron en coordinar las labores de 350 empleados y nueve oficinas locales en cuatro países. También acompañó a convoyes de ayuda en el país destruido por siete años de guerra. La misión del PMA en Siria es probablemente la “operación de ayuda más compleja” de la ONU, dijo en una entrevista publicada en el blogEnlace externo del PMA.

En Siria, los empleados de Jakob Kern se ocupan principalmente de personas mayores, discapacitados, mujeres y niños. El PMA distribuye raciones mensuales por grupos de cinco personas. Cada una incluye alrededor de 50 kilos de alimentos básicos como frijol, lentejas, trigo, aceite, azúcar y sal.

Falta de fondos

El PMA de la ONU tiene problemas de dinero. Según su director, David Beasley, requiere de alrededor de 310 millones de dólares para Siria este año. El objetivo es llegar a cuatro de los 6,5 millones de personas cuyo aprovisionamiento de alimentos es muy incierto, declaró recientemente al periódico británico ‘The Guardian’. “Sin embargo, debido a la falta de recursos, actualmente solo alcanzamos a tres millones”, agregó.

Para los refugiados sirios en Turquía, Jordania, Líbano y Egipto, las necesidades financieras en 2018 ascienden a 1 400 millones de dólares, pero por el momento faltan 340 millones. “Por lo tanto, debemos suspender el suministro a 500 000 personas en Jordania a partir de junio”, indicó David Beasley.

End of insertion

 Jakob Kern experimentó la peor situación de su mandato a principios de año, cuando los combates se intensificaron de nuevo. Los ataques aéreos masivos hacen que la ayuda alimentaria para las personas en las ciudades sitiadas sea casi secundaria, indicó a la prensa a mediados de febrero. “En este momento, se trata solamente de sobrevivir a los bombardeos”, precisó.

Jakob Kern regresa a Roma

Como lo ha señalado en diversas ocasiones, la fuerza de su empeño en Siria residía en la certeza de que su trabajo tenía impacto. “El hecho de saber que las entregas de alimentos llegaban todos los meses, nos mantuvo con vida”, escuchó decir a personas socorridas.

Su nuevo mandato lleva de regreso a Jakob Kern a la sede del PMA en Roma para asumir la responsabilidad de todas las compras de alimentos de la organización, así como de su transporte a unos 80 países en todo el mundo.

El desafío de la vida privada

Jakob Kern vivió y trabajó durante 11 años en compañía de su esposa y sus dos hijos en la capital italiana. Su familia vive actualmente en Bangkok. Conciliar la vida familiar y profesional es, según él, su mayor desafío.

En Damasco, el nivel de peligro es el más alto. Los empleados de las Naciones Unidas no pueden llevar a sus familias. Durante su asignación en Siria, Jakob Kern visitó a su familia cada cuatro o seis semanas. El resto del tiempo permanecieron en contacto diario a través de Skype y Facetime.

Nacido en 1961 en el cantón de Appenzell Rhodas Exteriores, Jakob Kern emigró a Estados Unidos hace casi 30 años. Desde entonces, ha vivido en más de diez países en cuatro continentes. Comenzó su trabajo en el PMA en Liberia hace unos 20 años. Sus misiones lo llevaron luego a Eritrea, Corea del Norte y a la sede del PMA en Roma.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.