Navigation

'Soy un hombre con el que se puede contar'

Peter Aeschlimann es alcalde de Trub, un pequeño pueblo en el Emmental bernés. Además de la política, repara todo tipo de máquinas en su taller, desde podadoras hasta camiones. Retrato.

Este contenido fue publicado el 07 febrero 2018 - 10:00

El escritor Jeremias Gotthelf habría disfrutado esta tarde soleada. Todo es tranquilo y agradable en Trub. Desde la plaza del pueblo pueden verse las verdes colinas del Emmental. El alcalde, de 54 años, señala el albergue ‘Löwen’. Ahí fueron rodadas dos famosas películas suizas, ‘Die Herbstzeitlosen’ y ‘Der Verdingbub’. “No tuvieron que cambiar mucho. Trub puede servir como un set de película perfecto”, dice.

Este pueblo, de 1350 habitantes, es visitado regularmente por personas de la región que todavía están muy unidas. “Los anabaptistas fueron perseguidos y obligados a emigrar al Emmental. Sus descendientes, procedentes de todo el mundo, vienen aquí y quieren reunirse conmigo”.

En este video, Peter Aeschlimann explica cómo concilia la política y  el trabajo.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.