“Suiza, pionera en la depuración de aguas”

“¡Sin agua no hay vida!” Esta simple afirmación motiva el compromiso de Beat Amman desde hace años. Este ingeniero dirige desde hace 14 años la Estación de Depuración (STEP) de la región de Berna (ARA Berna), una de las más grandes de Suiza.

Este contenido fue publicado el 30 junio 2017 - 11:00

Esta estación celebra sus 50 años de existencia. Depura el agua en trece comunas con 280 000 hogares, industrias y talleres, lo que significa diariamente la depuración de 90 millones de litros de aguas residuales.

ARA Berna es considerada como una de las instalaciones más modernas de Europa. No solo depura el agua residual sino que también con los desechos produce biogás, energía que se suma a la red de gas natural de la empresa Energie Wasser Bern. El biogás se utiliza, sobre todo, como carburante para los autobuses y el transporte público de la ciudad de Berna.

ARA Berna es una sociedad que cotiza en la bolsa, algo excepcional en el sector, ya que la mayoría de las depuradoras en Suiza pertenecen a las ciudades o están organizadas como asociaciones comunales. Es decir, cuando quieren realizar grandes inversiones deben esperar el visto bueno de las autoridades locales o, incluso, someterse al parecer del electorado, un proceso que puede durar varios años. En el caso de ARA Berna, las decisiones son más rápidas, ya que es el consejo de administración el que decide.

También la planta depuradora forma parte de las instalaciones que en el futuro deberán limpiar las aguas residuales de micropolución. Una cuarta etapa de depuración de aguas debe estar lista en 2020. Un proyecto con un costo de 23 millones de francos.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo