Navigation

El heladero del lago de Klöntal

André van Sprundel, de Glaris, es un empresario exitoso con un pasatiempo especial: Es probablemente el único comerciante en Suiza que navega para vender helados a los bañistas.

Este contenido fue publicado el 22 junio 2019 - 11:00
Sasi Subramaniam

Hijo de un posadero, van Sprundel creció en el Klöntal, un valle de los Alpes de la Suiza oriental. Ya durante su aprendizaje comercial estaba mucho más interesado en la tecnología de la información, el campo en el que más tarde continuó su formación. La posada de sus padres fue uno de los primeros restaurantes en tener un sitio web.

En el año 2000, fundó una empresa de empleo para personal calificado en TI. Aunque nunca lo imaginó, en 2014 se hizo cargo de la posada de sus padres en Klöntal. A lo largo de los años se ha mantenido fiel a su pasatiempo: junto con su hija navega con la barca Ice Dream ExpressEnlace externo de orilla a orilla para vender helados.

Amor por su tierra

A Van Sprundel le gusta mucho Klöntal. “Las escarpadas montañas, el estrecho valle y el brillante lago me dan una sensación de seguridad”, dice. “Tengo que venir aquí al menos una vez a la semana. Si no es posible, doy un vistazo al valle con una webcam”.

Se ha comprometido con su tierra. Publicó un libro sobre la región y creó una página webEnlace externo con información sobre historia, geografía y consejos actualizados en senderismo. “Me gustaría mostrar a los visitantes y a los locales lo que tenemos que ofrecer aquí en esta zona maravillosa”.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.