Navigation

Jueves 12 de agosto de 2004

Este contenido fue publicado el 17 febrero 2005 - 15:53

Cinco toneladas de falsificaciones de relojes suizos fueron públicamente destruidas este miércoles por órden de la Administración Federal de Aduanas. Este tipo de operación espectacular es un mensaje enviado a los falsificadores cuya actividad aumenta año tras año causando pérdidas a la rama relojera helvética.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.