Navigation

La magia de las velas

El arte de hacerlas de modo singular

Este contenido fue publicado el 24 diciembre 2010 - 18:24

Erase una vez que una carnicera y un ingeniero de TV abandonaron sus profesiones para abrir un comercio de velas hechas por ellos mismos bautizado bajo el nombre de ‘Tierra de las Hadas Verdes’, pues se localiza justo en el poblado de Fleurier, en Vals de Travers, allí donde tiene su origen el elixir suizo del ajenjo, el ‘Hada Verde’. (Julie Hunt, swissinfo.ch)


Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.