Navigation

Martes 27 de julio de 2004

Este contenido fue publicado el 17 febrero 2005 - 17:47

Comienzan a dar frutos las primeras medidas para proteger a los consumidores suizos contra los abusos en Internet. La Oficina Federal de Comunicación advierte que los e-mails 'basura' podrían costar al país cerca de 4.000 millones de francos en el 2004. Tras prohibir los 'web-dialers' en Internet en febrero pasado, el problema ha disminuido, según Marc Furrer, director de la Oficina Federal de Comunicación (Ofcom).

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.