Navigation

Miércoles 09 de febrero 2005

Este contenido fue publicado el 07 marzo 2005 - 12:48

Las semillas genéticamente modificadas que invaden los países en desarrollo amenazan la producción autóctona y la supervivencia de las familias campesinas. Es la advertencia de la ONG suiza Swissaid que lanza una campaña mundial contra la aplicación de la ingeniería genética en la agricultura.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.