Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Mundialización: temores y esperanzas de la gente

En los países en crisis, como en Argentina, no se cree en las virtudes de la glolbalización

(Keystone Archive)

Por primera vez, un sondeo mide reacciones de la población mundial de cara a la globalización. Es un estudio publicado por el Foro Económico Mundial, WEF.

El estudio fue presentado este viernes (01.02) en el marco del encuentro anual del Foro Económico Mundial, realizado esta vez en Nueva York. La indagación hecha a fines del año pasado, recoge opiniones de 25.000 personas en 25 países y se le asigna 67% de representatividad de la población mundial.

Primera conclusión: la mundialización goza, en general, de buena prensa. En gran número de los países estudiados (Suiza no formó parte), la mayoría de la población ve con juicio positivo los efectos de la mundialización.

Preocupación esencial

A semejanza de los campeones en la materia, los holandeses presiden el lote de vanguardia (87% de opiniones positivas) y los turcos se sitúan en el otro extremo (61% de criterios negativos), idea que tiende a ganar terreno. Los criterios favorables han aumentado en varios países, con respecto al sondeo hecho un año antes.

Este sondeo permite ir más lejos, porque esboza la percepción de las personas ante los efectos de la en asuntos concretos. Es ahí donde surge el malestar.

Más impuestos, menos pobres

La mayoría de las personas interrogadas considera que la mundialización es negativa para el empleo, el nivel de la pobreza y el medio ambiente. "Las personas están preocupadas", señala al respecto Rick Samans, miembro de la dirección general del Foro Económico Mundial, WEF.

Una sólida mayoría respalda la idea de elevar levemente los impuestos (1%) para ayudar a la solución del gran problema de la pobreza. El estudio revela asimismo las diferencias de percepción entre las regiones del mundo. En los países en crisis, como Turquía o Argentina, el escepticismo da la nota.

"En cuanto a los otros países, particularmente los más empobrecidos, advierten que la mundialización puede mejorar la situación económica", comenta Rick Samans.

Autocensura

El estudio dista mucho de la perfección. Los 25 países tomados no son necesariamente los más emblemáticos. El mundo árabe, por ejemplo, está representado únicamente por Qatar.

Este género de encuestas mundiales sigue siendo peligroso. En determinados países se suele omitir algunas cuestiones relevantes para no incomodar susceptibilidades, políticas o sociales.

Miriam Behrens, una de las organizadoras de 'Mirada Pública a Davos', un foro opuesto al reunido en Nueva York, critica la falta de precisión de las preguntas. "Para nosotros es también importante ver los efectos negativos de la globalización, por ejemplo en el ámbito del medio ambiente", precisa.

Respaldo a la anti-mundialización

Según Miriam Behrens, la publicación de este estudio no es fruto de la casualidad. "El Foro ha actuado estratégicamente al publicar estos datos en la víspera de una gran manifestación, lo ha hecho para mostrar así que la gente no está contra la globalización".

El movimiento de crítica es también objeto de una pregunta del sondeo. Las personas consultadas expresan su apoyo inequívoco a quienes toman parte en las manifestaciones contra la globalización. A condición de que sean pacíficas.

Pierre Gobet, enviado especial a Nueva York.


Enlaces

×