Navigation

Navidad andina en Friburgo

El Nacimiento de Jesús en versión peruana.

Pesebres llegados de Perú animan una de las más originales exposiciones de esta última parte del año cultural helvético. 'Navidad en el Castillo' presenta 150 nacimientos representativos de todas las regiones del país sudamericano.

Este contenido fue publicado el 23 noviembre 2009 - 17:05

La exposición, concebida por el coleccionista alemán Alfred Hartl en colaboración con Monika Amrein, abrió sus puertas este fin de semana y recibirá a sus visitantes hasta el 10 de enero próximo.

Su signo de distinción es la diversidad de las obras que van desde la prestigiosa pieza de museo hasta la miniatura elaborada en una cáscara de huevo, y que incluye grandes nombres del arte peruano como Max Ochante, Sabino Tupac, Maximina Palomino de Sierra o Nino Blanco Bautista, entre otros.

También exhibe las creaciones anónimas de Ynti Raymi (Fiesta del Sol), asociación que reúne a más de 1000 familias de artesanos favorecidos por el sello del comercio justo.

"Se trata de una exposición magnífica por la diversidad, con representación de todas las culturas del Perú", explica a swissinfo Raoul Blanchard, conservador y responsable del Castillo de Gruyères.

"Es la primera muestra enteramente latinoamericana presentada en el Castillo", que desde hace unos quince de años, siempre por estas fechas, regala al público una muestra de pesebres originaria de alguna región diferente del mundo.

Si algo distingue la actual, subraya Blanchard, es "la riqueza de los detalles". Y enumera alguno de los pesebres que más le interpelan.

"Uno, por ejemplo, en el que la sagrada familia está rodeada de una increíble variedad de animales en medio de una flora abundante. Otro, donde los personajes que rodean el nacimiento están mascando coca a la usanza indígena andina".

Previsión de gran afluencia de público

Los organizadores esperan una asistencia de entre 15 y 20 mil visitantes "de toda Suiza y también turistas europeos, entre ellos grupos de italianos que vienen en las fiestas a pasar vacaciones en localidades del Lago Lemán", precisa el responsable del Castillo de Gruyères.

Entre los paseantes previstos estaría una nutrida "participación de público infantil y juvenil", dada la naturaleza de la temática expuesta y lo oportuno de la época de las fiestas, insiste.

Blanchard considera a esta exposición "como una muy particular aventura", que exige mucho pero también aporta enormemente, especialmente en el intercambio y el reconocimiento de la cultura del otro.

"Encantadora para los ojos, sorprendente por su expresividad, la muestra pone el acento en los aspectos artísticos, etnográficos y espirituales que distinguen el arte del pesebre peruano", enfatiza.

Aseguramos además, subraya Blanchard, una "escenografía espectacular", donde la riqueza del arte peruano se entremezcla con la riqueza propia de la imponente construcción medieval que le sirve de escenario.

El arte indígena

Entre los 150 pesebres expuestos, la presencia indígena es distintiva. Algunos en paja, elaborados por los habitantes de las islas flotantes del Lago Titicaca.

Otros de los Chulucanas, originarios del Monte Vicús, en la provincia de Piura, maestros del trabajo en cerámica.

Así como los realizados en arcilla por los Shipibo-Conibo, originarios de la Amazonia peruana, creadores de personajes que armonizan la cultura indígena con las expresiones cristianas.

El pesebre de Shipibo presentado en el Castillo de Gruyères resume emblemáticamente los laberintos de la muestra. Luego de recorrer más de 30 kilómetros en medio de la selva cargado en la cabeza por sus productores, debió remontar una parte del río Amazonas.

Todo esto antes de viajar cuidadosamente protegido, los miles de kilómetros que lo separan de Suiza.

Un camino tan largo como sinuoso por tierra, mar y aire para traer una obra de arte popular del corazón mismo del Perú profundo a la montañosa región del Friburgo helvético.

Sergio Ferrari, swissinfo.ch, Gruyère

Castillo de Gruyères

Ubicado en los pre-alpes friburgueses, el Castillo de Guyères es uno de los más famosos de Suiza.

Su visita ofrece un paseo a través de ocho siglos de arquitectura, historia y cultura en general.

Desde 1938 es propiedad del Cantón de Friburgo.

El Castillo es dirigido por una fundación y existe la categoría de "amigos". Estos integran una "Asociación de Amigos" que financian ciertas obras, reparaciones e iniciativas culturales.

El aspecto didáctico y lúdico está activamente presente en su programación. La "Búsqueda del tesoro" es un juego para niños de entre 5 y 12, coordinado por una animadora disfrazada de princesa.

End of insertion

Alfred Hartl

Alfred Hartl, el coleccionista de la exposición de pesebres de Perú, nació en
1955 en Traunstein, Alta Baviera, Alemania.

Realizó estudios de Teología y Filosofía en Munich y Friburgo- en-Brisgau.

Trabajó para el Consejo Ecuménico de la Conferencia de Obispos católicos de la República Federal Alemana; para la editorial Herder en Munich y para la asociación de ayuda 'Kirche in Not'.

Desde 1999 es educador en un centro de formación para personas discapacitadas.

Su colección de pesebres, que continúa una antigua tradición familiar, integra obras de más de 50 países de las más diversas regiones del mundo.

Aspecto esencial de su admiración por el arte de pesebres: "que se refiere a la artesanía popular y no sólo a la producción de algunos artistas individuales".

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.