Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Negociaciones para el cese al fuego en Sudán

Una víctima del conflicto armado en el sur de Sudán, que ya se ha cobrado más de dos millones de vidas humanas.

(Keystone Archive)

El Gobierno y las fuerzas rebeldes de Sudán se encuentran esta semana en territorio suizo en la mesa de negociaciones.

Aunque el sitio de las negociaciones se mantiene en secreto, se sabe que las conversaciones entre las dos partes en conflicto se llevarán a cabo durante toda esta semana.

Una delegación de una decena de altos representantes del Gobierno de Sudán participa en las discusiones de paz. Con ellos conversará un grupo equivalente de miembros del Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán, según informó desde Berna, Daniela Stoffel, portavoz del Ministerio suizo de Asuntos Exteriores.

El encuentro se ha logrado gracias a la invitación de las autoridades suizas a realizar las conversaciones en su territorio. La Confederación mantiene desde hace tiempo contactos con las partes beligerantes y justamente ahora, con el impulso estadounidense en el proceso de paz, se han abierto las posibilidades de un acuerdo.

Por parte de Suiza, asiste a las negociaciones Joseph Bucher, embajador especial para la resolución de conflictos. Su tarea será intentar que tanto el Gobierno islámico como los rebeldes cristianos acepten instaurar el cese al fuego en los Montes Nuba.

Tras el 11 de septiembre

Tras los ataques del 11 de septiembre, Sudán figura en la lista de prioridades de Estados Unidos por haber acogido en su territorio, entre 1991 y 1996, al hombre más buscado por Washington, Osama Bin Laden. Este hecho ha colocado al país más grande del continente africano como un patrocinador del terrorismo.

Es en este contexto que ahora se desarrollan en Suiza las conversaciones para el cese al fuego en Sudán, bajo la colaboración también de Estados Unidos.

El interés de Washington por Sudán podría tener repercusiones favorables sobre los buenos oficios helvéticos encaminados a terminar con una guerra civil que, según las agencias internacionales, en dos décadas se ha cobrado la vida de dos millones de personas.

swissinfo y agencias

×