Navigation

Nestlé rompe récord de facturación

Nestlé anuncia desde su sede en Vevey una facturación histórica en 2007. Stefan Kiefer

El gigante suizo de la alimentación registró ventas por 107.000 millones de francos en 2007 pese al encarecimiento de lácteos y cacao.

Este contenido fue publicado el 22 febrero 2008 - 12:39

También esta semana, Credit Suisse revela que sus finanzas reflejarán un nuevo golpe de los 'subprime'; en tanto, trabajadores extranjeros y morosidad abultan la estadística. Resumen.

La facturación de Nestlé arrojó un nuevo dato histórico: en 2007 las ventas sumaron 107.000 millones de francos, con lo que rebasaron por primera vez la barrera de los 100.000 millones.

El dato es 9,2% superior al del año previo, consecuencia del dinamismo que experimentaron las ventas del grupo en dos regiones: América y Asia-Oceanía-África.

En el primer caso, gracias a mercados como Estados Unidos y Latinoamérica; y en el segundo, debido al dinamismo de Indonesia y China. En Europa, por el contrario, las ventas están estancadas, salvo en casos concretos como Rusia o Polonia.

En 2007, las ganancias de Nestlé sumaron 10.600 millones de francos suizos, 16% más que el año previo.

"Conseguimos un dato histórico y un desempeño fuera de lo ordinario, a pesar de que el entorno no fue sencillo en 2007", afirmó Peter Brabeck.

El presidente de Nestlé hacía referencia (21.02) al incremento en el precio de los insumos que más utiliza Nestlé, como lácteos, cacao o trigo.

Desde su perspectiva, fue acertado comprar Novartis Medical Nutrition y Gerber en 2007, ya que estoy permitirá mantener la misma trayectoria financiera en 2008.

Credit Suisse revisa cuentas

Lo dicho, los estragos de la crisis provocada por los créditos hipotecarios estadounidenses de mala calidad ('subprime') no ha terminado de conocerse, y aunque es un hecho que el Credit Suisse saldrá mucho mejor librado que su principal competidor, el UBS, sus balances parecen reservarle nuevas sorpresas en 2008.

El pasado miércoles (20.02), el número dos de la banca suiza reconoció que los 'subprime' podrían afectar sus finanzas ligeramente por encima de lo que había previsto.

El grupo estimaba que las pérdidas por 2.000 millones de francos suizos que acreditó en 2007 eran toda la secuela que le dejaría este problema, pero no es así. El primer trimestre del 2008 podría arrojar aún una pérdida adicional por 1.000 millones de francos suizos.

Sólo como referencia cabe destacar que incluso sumadas las pérdidas de 2007 y 2008 del Credit Suisse por este concepto representan una quinta parte de las que ha registrado el número uno de la banca helvética, el UBS.

Ante la incertidumbre, el mercado bursátil castigó a los títulos del Credit Suisse, que perdieron 6,8% durante la jornada del anuncio.

Más extranjeros

El pasado martes (19.02), la Oficina Federal de Estadística (OFE) presentó un nuevo balance sobre el peso que tienen hoy los trabajadores extranjeros en el mercado laboral helvético.

Las principales conclusiones: 876.000 personas de otras nacionalidades laboran actualmente en Suiza, 3,1% más que en 2006.

Y contra el temor que se tenía de una desbandada de trabajadores de Europa del Este rumbo a Suiza, las cifras dan cuenta de una realidad distinta. Las poblaciones extranjeras cuya presencia más se incrementó fueron la alemana, que creció 12%; y la portuguesa, que repuntó 6,6%.

La Encuesta suiza sobre la Población Activa en 2007 revela también que se trata del 21% de la población económicamente activa (PEA), es decir, de la población en deseo y edad de trabajar.

La OFE da cuenta también de otra de las realidades que viven los extranjeros radicados en territorio helvético. El 7,1% de ellos se encuentra desempleado, el doble de la tasa nacional.

La autoridad estadística destaca que Suiza "necesita a los trabajadores foráneos, por ello uno de cada cinco trabajadores viene de otras latitudes. Sin contar a los 286.000 extranjeros que trabajan en Suiza, pero viven del otro lado de la frontera, en Francia, Alemania o Austria".

Más deudas, menos pagos

En 2007, las empresas suizas pagaron sus facturas con un retraso promedio de 11,8 días, casi tres días más tarde que en 2006.

"Los retrasos se acentúan a fin de año y las sociedades dedicadas al negocio de los transportes son las más morosas", afirmó el gabinete Dun & Bradstreet Suiza.

El Tesino es el cantón donde existe mayor incumplimiento, con retrasos promedio de 18,6 días con respecto a la fecha límite de pago fijada por los acreedores.

Por sectores, las empresas dedicadas a la maquinaria de precisión, relojería, química y farmacéutica son las más puntuales en pagar. En contrapartida, las empresas más morosas son aquellas que se dedican a la restauración y a negocios como automóviles, transporte y logística.

El tamaño de las empresas también juega un rol preponderante en el cumplimiento de sus obligaciones financieras. Las empresas medianas (más de 250 empleados) tardan menos en honrar sus compromisos financieros que las PYMES (entre 50 y 249) empleados.

Y el efecto 'subprime' también se dejó sentir en el patrón de pagos registrado en 2007 en Suiza. El deterioro en la puntualidad de los pagos –sobre todo durante el último trimestre del año pasado- se vio ligado, en gran medida, a los temores de las empresas sobre una posible recesión, señala Dun & Bradstreet en un estudio presentado el pasado lunes (18.02).

Para realizarlo, el gabinete de consultores empresariales analizó la información que deriva de 3 millones de facturas de más de 100 empresas de todos los tamaños.

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

Por el 2007, Nestlé pagará dividendos de 12,20 francos suizos a sus accionistas.

Credit Suisse, número 2 de la banca suiza, registró utilidades por 8.560 millones de francos en 2007.

D&B tiene presencia en 80 países y 6.000 empleados en el mundo.

El desempleo en Suiza afecta a 67.000 extranjeros.

End of insertion

Contexto

Nestlé fue fundada en Vevey en 1866 por el químico suizo Henri Nestlé, inventor de la primera harina láctea capaz de sustituir a la leche materna. Su segundo gran mercado fueron el café y el chocolate soluble.

Credit Suisse tiene su sede en Zúrich y está organizado a partir de tres divisiones: banca de inversión, banca privada y administración de activos.

Dun & Bradstreet (D&B) es un gabinete estadounidense de investigación económica –con presencia en Suiza- especializado en evaluar la solvencia de las empresas.

La Oficina Federal de Estadística se encarga de concentrar toda la información estadística ligada a las cuentas nacionales, empleo-desempleo, crecimiento, inflación y situación de los hogares suizos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.