Navigation

Daniel Ortega prevé lograr un "gran acuerdo nacional" después de los comicios

Este contenido fue publicado el 12 enero 2021 - 04:39

Managua, 11 ene (EFE).- El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo este lunes que su Gobierno espera alcanzar un "gran acuerdo nacional" después de las elecciones generales previstas para el próximo 7 de noviembre.

En un mensaje transmitido en la cadena de radio y televisión con motivo de sus 14 años consecutivos en el poder, Ortega dijo que están trabajando "para que después de las elecciones generales de este año se pueda instalar un gran acuerdo nacional, un gran diálogo nacional".

La idea, explicó, es que "lo que quedó aprobado en la Constitución", en referencia a una alianza tripartita entre Gobierno, empresa privada y sindicatos, "vuelva a caminar, tomando en cuenta las nuevas circunstancias, lógicamente".

El Gobierno de Ortega mantuvo una alianza de consenso con el sector privado representado en el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y con los sindicatos sandinistas, que colapsó con la revuelta popular que estalló en abril de 2018, que dejó cientos de muertos y detenidos, así como decenas de miles en el exilio.

Ortega señaló que el "gran reto" del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional en las próximas elecciones, además de conservar el poder, es lograr la unidad con los diferentes sectores para continuar con "un nuevo capítulo, una nueva etapa de esta revolución", con reconciliación, entendimiento y paz.

Agregó que esperan lograr "construir, en las nuevas condiciones, la gran alianza, la gran unidad que logramos construir en esa primera etapa hasta el año 2018 y que se derrumbó esa gran alianza".

El Cosep, la principal patronal de Nicaragua, ha pedido al Gobierno solucionar juntos los problemas de Nicaragua, entre ellos el de la economía, el desempleo, las intervenciones de propiedades privadas, así como los temas políticos.

El Gobierno de Ortega dio por clausurado el 30 de julio de 2019 la mesa de negociación que mantenía con la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia para buscar una salida a la crisis, pese al llamado de la Organización de Estados Americanos (OEA), de la Unión Europea, de los obispos nicaragüenses, del Ejército y otros sectores.

El Ejecutivo también dio por concluido unilateralmente el primer diálogo nacional que se llevó a cabo entre mayo y julio de 2018, en el que la Conferencia Episcopal de Nicaragua actuó como testigo y mediador.

Desde abril de 2018, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 684 y el Gobierno reconoce 200 y denuncia un supuesto intento de golpe de Estado.EFE

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.