Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Nick Perrin y Julia Stucki Flamenco-jazz de cuño helvético

Julia Stucki en una toma durante su actuación en un local bernés.

La música de origen andaluz vive un renacimiento en diversas capitales del país alpino. Una de las formaciones flamencas más innovadoras es el grupo bernés formado por Nick Perrin y Julia Stucki.

El guitarrista y la bailadora fueron ovacionados por el público local cuando actuaron por primera vez. Tras la incorporación de un bajista y un percusionista, el dúo se convirtió en cuarteto. Su estilo es una mezcla ecléctica de flamenco y jazz.

El programa artístico de Julia Stucki y Nick Perrin une el flamenco con el jazz, el tango y la música española y latinoamericana. El grupo vive de la coreografía expresiva de Julia Stucki y del sonido preciso y sólido de los tres músicos. Las composiciones del guitarrista bernés patentizan la gran diversidad estilística y el dominio de ambos géneros.

En sus actuaciones, el cuarteto adapta composiciones flamencas de Paco de Lucía, Tomatito, Gerardo Núñez o Vicente Amigo, tangos de Astor Piazzolla y obras clásicas.

El papel de Stucki no se limita a la 'traslación' de la música en movimientos, los zapateos también son percusión y ayudan a sonorizar la interacción. Julia Stucki resta importancia a la interpretación integral y se empeña en reflejar en su baile la tonalidad de las piezas.

Una historia de amor

Julia y Nick no comparten solamente el escenario. Se enamoraron cuando empezaron a trabajar juntos. "Cuando empezábamos a trabajar juntos resultó que también nos gustábamos en privado", comenta Julia Stucki a swissinfo.

No cree que el hecho de compartir su vida privada y profesional con su compañero de grupo podría perjudicar su relación a la larga:

"Primeramente, él no sabe bailar y yo no sé tocar la guitarra, así que no hay rivalidad. En segundo lugar, cuando estoy con los nervios alterados, él me puede calmar; es una persona que conozco muy bien y por eso es un gran apoyo para mí. Nunca me presiona. Nos esforzamos en hacerlo cada vez mejor porque para nosotros es un placer trabajar juntos."

Rica trayectoria artística

La trayectoria de esta joven bailaora es impresionante. Antes de haber descubierto el flamenco a los 17 años, en España —un momento detonante como confiesa—, ya había hecho incursiones en ballet, piano y patinaje artístico, que practicó durante seis años.

Cuando se enganchó al flamenco dejó el piano para dedicarse con alma y corazón a este baile originario de Andalucía. Hizo cursos y se fue a Madrid en un intercambio universitario donde además aprendió la salsa.

"Todavía hago el flamenco clásico, aún asisto a talleres, pero ahora ya he empezado a formar mi propio estilo", afirma.

Progresistas versus puristas

Las tres principales capitales del flamenco en Suiza son Zúrich, Berna y Ginebra. En Berna hay una decena de academias de flamenco que en su mayoría pulen un estilo bastante tradicional.

Después de ejercer de asistente durante cinco años en una academia local, Julia Stucki decidió montarse su propio estudio. Recuerda que era "el bicho raro" en la escena "que se salía de lo tradicional"; pero atenerse fijamente a los esquemas prefigurados del flamenco clásico nunca ha sido lo suyo.

A la pregunta si en la escena existen rivalidades y fricciones entre las distintas escuelas y corrientes, contesta con un sí tajante:

"Es algo que se calla. Se dice que no existe, pero la verdad es que sí las hay. Creo que hay que vivir con eso. Al principio me pareció una pena. Me rebelaba y no quería aceptar que fuera así. Me han echado en cara que robaba alumnas a otras maestras."

Fusión, una fórmula de éxito

Stucki se explica el éxito con la fusión estilística. "Quería hacer algo fresco y atreverme a algo nuevo. Hay gente que es fiel al flamenco puro. A esa gente quizás no le gusta lo que hacemos, pero lo que ocurre es que viene mucha gente a nuestros conciertos que se interesa por el jazz y el tango y que no irían a un concierto de flamenco."

Nick Perrin se acercó al flamenco de forma autodidáctica, antes de asistir a clases para perfeccionarlo. Los discos que le enseñó Julia eran de estilos diferentes: incluían no sólo el flamenco tradicional, sino también algunas mezclas.

La inmersión en el flamenco le proporcionó al jazzista un mundo con nuevas posibilidades de expresión artística. Se tuvo que acostumbrar a la técnica de la mano derecha, algo que los guitarristas de jazz no hacen porque suelen usar el plectro.

"Conocía el flamenco, pero le tenía demasiado respeto", revela Perrin. "No me atrevía a acercarme a él. Cuando conocí a Julia, me abrió un camino para entrar en ese mundo. Me familiarizó con varios compositores e intérpretes y empecé a perderle el miedo. Noté que no era una música tan alejada y mística como siempre había pensado."

Dos mundos que tienen mucho en común

El guitarrista asevera que "es de lo más natural del mundo" que el flamenco "se mezcle con otros estilos". "Para mí es un hecho ineludible que está condenado a seguir fusionándose para seguir vivo... Allí veo similitudes con el jazz, porque aunque proviene de Estados Unidos, se ha extendido en todo el mundo y se mezcló con todo tipo de músicas."

A ambos artistas les gusta la fusión del jazz con el flamenco al estilo de la cantante Concha Buika o del guitarrista Javier Limón, que han actuado este verano en Montreux.

Perrin también se aficiona por la música de Antonio Pitingo que interpreta los estándares del jazz en versiones aflamencadas. Pitingo canta por ejemplo 'Yesterday' de los Beatles como bulería o 'Killing Me Softly' de Roberta Flack al estilo aflamencado; "esta mezcla me encanta", manifiesta.

swissinfo, Antonio Suárez Varela, Berna

JULIA STUCKI

Nacida en 1977 y oriunda de la localidad de Kirchdorf en las conurbaciones de Berna, baila desde los ocho años.

Después de la formación en ballet clásico se dedicó al jazz dance y a la danza moderna. Además, antes de descubrir el flamenco, a los 17 años, se dedicó durante seis al patinaje artístico.

Christina Teuscher, Leonor Moro, Alicia López, Antonya Moya, Ciro, Antonio Reyes, Ana La China, Merche Esmeralda, La Tati y Fani Fuster la formaron en Suiza y España.

Durante cinco años enseñó el flamenco en la escuela de baile de Alicia López en Berna. Durante este período compartió escenario con los músicos Alfredo Palacios (guitarra) y Rafael de Huelva (voz).

Desde hace tres años vive otra de sus pasiones nuevas, la salsa: actuó como bailadora en grupos salseros como Magiré y Las Cumbancheras.

En 2006 inauguró su propia escuela de flamenco en Berna.

Fin del recuadro

NICK PERRIN

Nacido en 1977 en Berna, el guitarrista y compositor estudió música en la Sección Jazz de la Escuela Superior de Música y Teatro de Berna, donde frecuentó cursos de Ira Kriss, Francis Coletta (jazz) y Christoph Borter (guitarra clásica).

Participó en talleres de Russell Malone, Peter Bernstein y Dave Liebmann en Suiza, Italia, Córcega y otros sitios.

Hoy da clases de guitarra en la Escuela de Jazz de Berna y es un solicitado acompañante en diversas formaciones.

Aparte de su actividad como guitarrista profesional de jazz, se aficiona a otros estilos como el flamenco, la guitarra clásica o el jazz flamenco que intenta integrar en sus composiciones.

Fin del recuadro

NICK PERRIN FLAMENCO-JAZZ QUARTETT

Nick Perrin – guitarra, composición y arreglo
Julia Stucki – baile y coreografía
Marco Rohrbach – bajo y violonchelo
Adrian Christen – percusión

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×