Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Normas y regulaciones técnicas en la Red

Hans Peter Homberger, director gerente de la Asociación Suiza de Normas. (www.snv.ch)

Suiza y Alemania firman un acuerdo que pone a disposición de los internautas el mayor banco de datos en la materia.

"La globalización exige estandarización, y las normas promueven la seguridad y la confianza", subrayó el director gerente de la Asociación Suiza de Normas (SNV, en su sigla alemana).

La SNV y el Instituto Alemán de Normas (DIN) suscribieron este lunes (11.03.) en Berlín un acuerdo para compartir y ampliar el mayor banco de datos del mundo, que posee la entidad alemana y que contiene más de 340.000 de las normas y regulaciones técnicas actualmente en vigor.

La base de datos reúne no solamente la información de Suiza, Alemania y Europa, sino también de la Organización Internacional para la Estandarización (ISO), la Sociedad Estadounidense de Ensayo de Materiales (ASTM), la Asociación de Ingenieros de Automóviles (SAE) y la Asociación Estadounidense de Ingenieros Electrotécnicos (ASEE), entre otras.

Industriales, empresarios medianos y pequeños, sindicatos, consumidores y representantes de grupos de intereses económicos y sociales son los clientes más idóneos y asiduos de este tipo de información técnica.

Un servicio en línea

Con la globalización, los usuarios precisan saber rápidamente cuáles son las normas vigentes. En la Web www.mysnv.ch pueden solicitar esa información las 24 horas del día y en varios idiomas.

"Cientos de expertos de las empresas afiliadas a nuestra Asociación trabajan actualmente en cerca de 9.500 proyectos internacionales de estandarización, atendidos por empleados de la SNV. En ellos se representan intereses empresariales estratégicos y crean ventajas para Suiza como plaza de inversión económica", dijo Homberger.

La comunicación entre las entidades de normas de Europa y de Estados Unidos se realiza cada vez más a través de conexiones vía Internet, declaró a swissinfo Claudia Michalski, representante de la editorial internacional Beuth, con sedes en Zúrich, Berlín y Viena, encargada del proyecto de cooperación suscrito en la capital alemana.

Ventajas de la estandarización

La puesta en marcha de este sistema de acceso 'online' al mayor banco de datos sobre normas del mundo promueve asimismo el consenso y la armonización de regulaciones técnicas a escala mundial, así como la innovación en este vasto campo.

Los consumidores son, en definitiva, los mayores beneficiarios de la estandarización, ya que con ella se agiliza la obtención global de un producto, se hace más eficiente su producción, se acelera la transferencia de innovaciones, y se obtienen ventajas en los precios y en la calidad.

Hasta la propia comunicación en Internet está normalizada ya a escala mundial.
Muchas veces los propios consumidores no se dan cuenta de la importancia que tienen estas normas para que los productos y servicios utilizados sean compatibles y funcionen.

Gracias a la norma DIN A4, pongamos por caso, que regula el tamaño de la hoja de papel de carta utilizada en Europa, el papel de esas dimensiones puede ser utilizado sin problemas en copiadoras, impresoras y sobres fabricados para tal efecto.

Reliquias del pasado

Quedan todavía algunas reliquias del pasado, como los enchufes eléctricos y las trochas de las vías ferroviarias, diferentes en muchos países del mundo y sobre los cuales todavía no hay pleno consenso internacional.

Pero incluso estas propias diferencias -sobre cuyo trasfondo histórico, político y económico se podrían escribir libros- subrayan la importancia de que los pueblos de todo el planeta se pongan de acuerdo sobre las normas y regulaciones que hacen más ordenada su vida diaria.

Sin ir más lejos en el tema de la seguridad de los materiales, el transporte y los edificios, para mencionar solamente algunos de los aspectos en los que el consenso y la armonización son absolutamente imprescindibles...y vitales.

Juan Carlos Tellechea, Berlín


Enlaces

×