Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Nubarrones en 2009: menos crecimiento y más desempleo

Doris Leuthard, ministra suiza de Economía, durante la conferencia ministerial de la OCDE.

(AFP)

Suiza y el resto de los países de la OCDE, reunidos en París, reconocen que la economía pierde ritmo. Doris Leuthard, ministra de Economía helvética, afirma que crecimiento y medioambiente son tópicos indisolubles.

Y para librar la coyuntura que se avecina, el gurú empresarial estadounidense, Jack Welch, aconseja a las empresas escuchar a sus empleados, "el mejor activo que poseen".

El futuro económico y la falta de crecimiento fueron los temas que más ocuparon a Suiza y al resto de Europa durante la presente semana.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), grupo de países desarrollados que busca promover un sano crecimiento económico internacional, se reunieron en París para debatir temas como economía, comercio y cambio climático.

Primero, a través un foro consagrado a estos temas (03.06 y 04.06), que fue presidido por la ministra de Economía, Industria y Empleo de Francia, Christine Lagarde. Y que tuvo como vicepresidenta a la ministra de Economía suiza, Doris Leuthard.

Segundo, durante la reunión ministerial anual (05.06 y 06.06) en la que Doris Leuthard afirmó que "crecimiento y medioambiente son dos temas indisolublemente ligados".

De cara a una coyuntura económica compleja, recalcó, deben privilegiarse mecanismos como el intercambio de derechos de emisión de gases contaminantes y las nuevas tecnologías verdes.
Suiza, citó como ejemplo, está dispuesta a ofrecer incentivos fiscales a las empresas que inviertan en equipo que reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero y a las constructoras que planeen viviendas 'verdes'.

La economía se deprime

El encuentro convocado por la OCDE fue también la ocasión para "poner los puntos sobre las íes" con respecto al panorama económico futuro, luego del cisma financiero internacional que provocaron los créditos hipotecarios estadounidenses 'subprime'.

Concretamente, la OCDE indicó que la economía suiza crecerá 1,4% en 2009, muy por debajo del 2% que había previsto el invierno pasado.

Pero hay países, como España, en donde el retroceso es aún más drástico. La OCDE estima que la economía crezca sólo 1,1% en 2009, en lugar del 2,4% original. La zona euro, por su parte, avanzará un modesto 1,4%.

¿Qué representa para Suiza dicho pronóstico?

Bajar el ritmo expansivo del comercio, las exportaciones –ya que la demanda de productos helvéticos en el mundo se reducirá- y una tasa de desempleo que afectará al 3,8% de la población económicamente activa (PEA), lo que podría representar la pérdida de unos 35.000 empleos.

OCDE

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) reemplazó en 1961 a la Organización de Cooperación Económica, creada después ...

Escucho, luego existo

La mejor manera de enfrentar una desaceleración económica en 2009, que los expertos dejaron claro ya que es internacional, es preservar la solidez de las empresas.

Un reto que exige habilidad y sobre todo, flexibilidad frente a los malos tiempos, temas de los que vino a hablar en Suiza el gurú estadounidense de los negocios, Jack Welch, ex presidente de General Electric y, en palabras de la revista 'Fortune', "el mejor administrador del siglo XX".

En su opinión, Suiza tiene un gran potencial de desarrollo en el mediano y largo plazo; sin embargo, exhortó a empresarios y nuevos profesionales a olvidarse de los viejos y rígidos modelos de comunicación.


La voz y el ingenio de los trabajadores son invaluables para el desarrollo de una empresa, especialmente en los tiempos difíciles, y ahora que existen herramientas como Internet, la comunicación debe transformarse.

Y si un empleado no habla directamente con los directivos, deben ser grupos de trabajadores los que expresen su percepción sobre la empresa de forma colectiva a través de esta vía.

Invitado como orador del 'International Alpine Symposium', celebrado en Zúrich el pasado martes (03.06), Welch enfatizó que la retroalimentación no siempre será positiva, pero "disentir es sano".

Metamorfosis empresarial

En el mundo empresarial se está gestando un nuevo nivel de transparencia y los directivos de las empresas van a tener que aprender a enfrentarlo y a escuchar a los que opinan diferente en la organización, sin que esto implique una afrenta.

Welch llevó a General Electric a convertirse, y mantenerse, como la empresa más grande del mundo durante dos décadas.

"Los subprime y sus secuelas no me preocupan. Creo sinceramente que lo peor ha pasado y dentro de un año, el asunto ya no nos ocupará. Sí me preocupan, en cambio, entre los Presidentes de una empresa y los directores ejecutivos".

Hay tanta presión con respecto a no cometer errores, que los directivos de una empresa se vuelven fiscales del presidente y viceversa, en lugar de trabajar en equipo.

Y finalmente, criticó la falta de visión interna de muchas empresas con respecto a sus cuadros directivos y la formación de nuevas generaciones listas para sucederlos.

Perder la brújula al interior de una empresa es lo que provoca que tengan que ir a contratar directivos al exterior por sueldos estratosféricos, dijo.

Una práctica que, por cierto, es altamente criticada en Suiza.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

Desde Suiza, la OCDE y la SECO comparten diagnóstico económico. De hecho, el crecimiento del PIB comenzó a debilitarse en el último trimestre de 2007, cuando avanzó sólo 0,3%.

Fundada en 1961, la OCDE busca la coordinación de políticas económicas y sociales a escala internacional. Actualmente, su secretario General es el mexicano José Ángel Gurría.

Jack Welch nació en Massachussets (EEUU) en 1935. Su trayectoria en General Electric comenzó a los 25 años de edad, dos décadas más tarde se había convertido ya en el presidente y director general más joven que había tenido el grupo en toda su historia.

Fin del recuadro

NUEVOS PROBLEMAS PARA UBS

El UBS hila nuevas preocupaciones a sus multimillonarias pérdidas provocadas por los 'subprime'.

Este martes (03.06), se hizo oficial que un ex empleado de alto nivel del UBS en Estados Unidos está a punto de declararse culpable de fraude fiscal frente a un tribunal de aquel país, tras ser arrestado en mayo por ayudar a un desarrollador inmobiliario a evadir impuestos a través de sus inversiones.

El acusado negó el delito, en principio, pero tiene previsto rectificar sus declaraciones el próximo 9 de junio, para cooperar con los fiscales y recibir una menor pena.

El tema se convierte en un nuevo problema que UBS debe sortear en EEUU, porque evidencia su falta de controles internos.

Fin del recuadro


Enlaces

×