Nueva ofensiva contra la obesidad infantil

En Suiza, cerca del 20% de los niños tienen sobrepeso. Keystone

Los niños suizos son más obesos. La Oficina Federal del Deporte prevé incluir en su programa Juventud y Deporte, reservado hasta ahora a las personas de entre 10 y 20 años, a los menores desde 5 años.

Este contenido fue publicado el 07 enero 2008 - 14:26

Este lunes, y de manera paralela, arrancó la segunda fase de una campaña destinada a luchar contra la sobrecarga ponderal.

En Suiza, el número de niños con sobrepeso aumenta de manera constante. La proporción de jóvenes concernidos crece incluso más rápido que en Estados Unidos, de acuerdo con la Oficina Federal del Deporte (OFSPO).

Si la obesidad afecta a un 37% de los adultos, el 20% de los niños y de los jóvenes debe afrontar también ese problema, según datos de 2002. Es decir, cinco veces más que en 1980.

En total, la población helvética presenta un sobre peso acumulado de cerca de 50 millones de kilos.

Ampliación de J+S

La OFSPO decidió tratar el problema desde la raíz y estudiar la situación de los más jóvenes. Para luchar contra la obesidad infantil, propone incluir a los chicos de 5 a 10 años en el programa Juventud y Deporte (J+S), reservado hasta ahora para las personas de entre 10 y 20 años.

"Tenemos un problema que se acentúa: cada vez más niños y jóvenes presentan una sobrecarga ponderal. Tienen déficit al nivel de la motricidad y problemas de movimiento y de coordinación", subraya el director de la OFSPO, Matthias Remund.

En una entrevista publicada este domingo (06.01) por los semanarios en lengua alemana 'SonntagsZeitung' y 'Sonntag', el directivo da la voz de alarma y se pronuncia en favor de una modificación de la ley, sometida a la aprobación del Parlamento, que permitiría la ampliación del programa J+S.

"No tenemos derecho a continuar sin hacer nada, estima. El programa J+S ha sido probado. Debe ser extendido a los niños de entre 5 y 10 años. Lo que deseamos es ofrecer a los más jóvenes una hora suplementaria de deporte y de actividad física por semana".
En el plano financiero, esa medida engendraría costos suplementarios del orden de 20 millones de francos por año en el presupuesto de J+S. "Podríamos cubrir a cerca de 150.000 niños", precisa Matthias Remund.

Costo social de la obesidad

A la hora actual, la mayoría de los 390.000 niños que tienen entre 5 y 10 años hacen poco ejercicio aparte de las 3 horas de gimnasia previstas en los programas escolares.

El director de la OFSPO considera necesario dispensar una formación 'ad-hoc' a los profesores de gimnasia y a los monitores de los clubes para que puedan establecer un marco ideal para los niños.

Destaca también la necesidad de que los padres intervengan para que sus hijos hagan más ejercicio. "Sería inadecuado legislar al respecto, pero habría que crear más reglas".

Asimismo, Matthias Remund advierte sobre el costo social de la obesidad, estimado actualmente en 3 mil millones de francos por año en Suiza. "Si seguimos por la misma dirección, cada vez más niños y más jóvenes deberán recurrir al seguro por enfermedad o hasta por invalidez. Eso no es deseable".

El verano pasado, el Partido Socialista pidió más deporte para los niños de las clases de preprimaria y primaria. Reclamó un aumento en la subvención anual -de 60 millones de francos- para los programas de Juventud y Deporte y su ampliación a otras edades.

Nueva campaña

Por su parte, 'Promotion Santé Suisse', la fundación de los cantones y de los aseguradores que coordina las medidas destinadas a promover la salud, lanzó este lunes la segunda fase de una campaña que inició hace un año.

Denominada 'Peso corporal sano', la estrategia se concentra en el sobrepeso de los más jóvenes. Bajo los eslóganes 'Suiza echa barriga' y '¿Entonces, nos movemos?', muestra zapatillas de deporte hinchadas, un trineo de grandes dimensiones y una bicicleta dotada de una silla gigante.

swissinfo

Juventud y Deporte

El programa J+S vio la luz en 1972 con la introducción de la ley federal sobre la promoción de la gimnasia y el deporte.

El programa reemplazó la instrucción militar preparatoria voluntaria de diversas organizaciones particulares que ofrecían actividades de gimnasia y de preparación al reclutamiento en el ejército.

El objetivo de esta nueva institución – que ya no está ligada al ejército – es proporcionar a los jóvenes de entre 10 y 20 años la posibilidad de practicar numerosas actividades deportivas.

En 2004, cerca de 105.500 monitores contaban con reconocimiento oficial en por lo menos una de las 75 disciplinas deportivas aceptadas. El mismo año, 377.200 jóvenes y 212.800 chicas participaron en uno de los 47.7000 cursos y campos organizados. El fútbol (162.400 participantes), los deportes de invierno (137.400) y los campos de vacaciones / 'trekking' (84.200) fueron las ofertas más apreciadas.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo