Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Nueva protección de América Latina contra la recesión

Enrique Iglesias inició en 1998 su tercer mandato al frente del BID.

(Keystone Archive)

La región está mejor preparada que en las décadas precedentes para evitar un colapso, según el presidente del BID.

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias, concluyó este lunes (21.01.) una visita oficial a Suiza con la firma de un nuevo convenio que prevé la participación de técnicos suizos en proyectos del organismo multilateral.

Suiza es uno de los 46 países miembros del BID y contribuye con unos 11 millones de francos (6,61 millones de dólares) a las actividades de la entidad que, con una cartera de préstamos de más de 5.000 millones de dólares anuales, es hoy el instituto de financiación más importante de América Latina y el Caribe.

El colapso financiero en Argentina fue uno de los temas centrales en las conversaciones que sostuvo Iglesias con los ministros suizos de Economía y Relaciones Exteriores, Pascal Couchepin y Joseph Deiss, respectivamente.

Repercusiones de la recesión mundial

Según el presidente del BID, en América Latina ya se perciben los efectos de la recesión global. Las exportaciones de materias primas han caído por lo menos 20%. El costo de capital extraregional subió para todo el subcontinente.

En su opinión, la desaceleración de la economía mundial también ha repercutido sobre el flujo de capital externo, que se ha reducido a casi a la mitad en los últimos cuatro años y que podría afectar los programas del BID.

Enrique Iglesias observa una diferencia fundamental entre la coyuntura actual y la grave crisis de endeudamiento que vivió el subcontinente en los años 80 y 90.

En su opinión, la región está mejor preparada para evitar un colapso porque existe una especie de protección ("blindaje") en el ámbito de los sistemas bancarios, fiscales, presupuestarios y de intercambio monetario.

En ese sentido, Iglesias citó el ejemplo de la actual crisis argentina. "En otros tiempos, la desestabilización de una economía grande hubiera afectado e infectado a toda la región. Hoy se observa una mayor estabilidad, tanto en el ámbito político como en la esfera económica", puntualizó.

Los grandes retos para el futuro

"América Latina se estabilizó, se abrió y se reestructuró en las dos décadas pasadas. La tarea principal ahora será la batalla por la competitividad en los mercados mundiales, sin perder la democracia y la estabilidad política. La región debe producir mas y más eficiente."

Para lograrlo se necesitan las correspondientes redes de salvamento social, matizó el presidente del BID en un discurso ante la Cámara de Comercio Latinoamericana en Suiza.

Erwin Dettling, Zúrich


Enlaces

×