Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Nuevos horizontes para la política exterior

La ministra suiza de Exteriores, Micheline Calmy Rey, por más amplios horizontes.

(Keystone)

Para Suiza, la Unión Europea (UE) se mantiene como prioridad. Empero, advierte la necesidad de reforzar lazos con otros socios, como Estados Unidos.

Mayor prudencia en la ayuda al desarrollo y, en la mira de sus "estrategias globales", la firma de un TLC con el MERCOSUR.

El gobierno explicó los grandes ejes de la política exterior durante una conferencia de prensa este jueves (19.05). Los siete miembros del gabinete se habían reunido la víspera para analizar un documento sobre el particular del Ministerio de Exteriores.

Suiza no puede permanecer indiferente a la evolución que se produce en el planeta desde el 2000, fecha del último informe gubernamental sobre la política exterior, subrayó la titular del ramo, Micheline Calmy-Rey.

La ministra destacó la necesidad de fortalecer las relaciones con regiones diferentes a la Unión Europea bajo la perspectiva de promover los intereses helvéticos.

En ese tenor, se refirió específicamente a Estados Unidos y a eventuales negociaciones para la firma de un acuerdo de libre comercio bilateral, así como a la colaboración con el Medio Oriente y en la promoción de la paz y la democracia.

Regocijo de la derecha dura

La Unión Democrática del Centro (UDC/derecha dura), que desde hace diez años pide fortalecer las relaciones con Washington, manifestó su beneplácito.

Toda la derecha y los sectores económicos son favorables a esa apertura ultra-atlántica. Por otra parte, la UDC considera esta nueva política como una limitación a las ambiciones de Calmy-Rey (socialista).

"No tengo la impresión de que me hayan cortado las alas, por el contrario", declaró por su parte la responsable del Ministerio de Exteriores. Este nuevo enfoque de la política exterior no pone en tela de juicio la política europea de Suiza, añadió.

Las relaciones con la Unión Europea son y siguen siendo prioritarias, las relaciones con Estados Unidos son complementarias, puntualizó.

Calmy-Rey dijo que el texto que el Ministerio de Exteriores sometió a consideración del Gobierno, no modifica las decisiones de Berna con respecto a Europa.

Interés en América Latina

Dentro de las "estrategias globales" de la política exterior suiza, América del Sur constituye una región de interés. En particular, la Confederación desea lograr un acuerdo de libre comercio con el MERCOSUR, cuyos países miembros (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) negocian un tratado de ese tipo con la UE.

Cabe recordar que Micheline Calmy-Rey efectuó en febrero pasado un periplo por Perú, Argentina y Uruguay.

En aquella ocasión, la ministra enfatizó que "América Latina no ha sido hasta ahora una región prioritaria de la política exterior de Suiza", y añadió que "nuestro aislamiento en Europa, el hecho de que no seamos miembros de la Unión Europea, de que estemos relativamente aislados en el plano político, nos empuja a cuidar particularmente las relaciones con los países de América Latina".

Otras región contemplada en esa óptica global es la de los balcanes amén de países como Rusia, Turquía, India, China, Japón y África del Sur.

Ayuda al desarrollo

La izquierda de mostró discreta con respecto a la apertura económica hacia Estados Unidos y se concentró sobre el otro nuevo aspecto del documento, la ayuda al desarrollo: Suiza decidió modificar sus cuentas, incluyendo en el renglón los costos derivados de la acogida de solicitantes de asilo.

Esa medida, practicada por otros países, permite a la Confederación incrementar a 0,4% la parte del Producto Nacional Bruto (PNB) consagrado a los países más desfavorecidos.

El Gobierno recurre a "artificios estadísticos" sin aumentar los recursos, deploraron el Partido Socialista y la comunidad de obras suizas de ayuda.

La derecha, por su parte, aprobó la decisión con el argumento de que la solidaridad tienen que considerarse "en su conjunto".

swissinfo y agencias

Contexto

La UE y la ONU piden aumentar la ayuda al desarrollo a 0,56% del PNB para el 2010 y al 0,7% al 2015.

Suiza consagra actualmente 0,37%.

Con la inclusión de los gastos derivados de la acogida de refugiados, el porcentaje aumentará a 0,41 puntos.

En cifras, Suiza prevé destinar a ese sector 1.460 millones de francos en el 2006; 1.520 en el 2007 y 1.560 en el 2008.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes