Navigation

Oerlikon-Bührle cambia de nombre y de perspectiva.

El consorcio industrial suizo Oerlikon-Bürle comienza a recoger los frutos de una reestructuración radical emprendida el año pasado. No solo dejó las cifras rojas, sino que cambia de nombre. Se llamará Unaxis.

Este contenido fue publicado el 04 abril 2000 - 15:15

El consorcio industrial suizo de tecnología de punta, Oerlikon Bührle superó con resultados favorables la "cura de adelgazamiento", impuesta el año pasado en varios sectores de su estructura. En 1999 obtuvo el modesto beneficio neto de cinco millones de francos que, sin embargo, representa una señal de optimismo tras la enorme pérdida de 169 millones en el año precedente. En consonancia con este estado de ánimo decidieron rebautizar la empresa con el nombre de "Unaxis".

Las profundas modificaciones en el enorme consorcio industrial diversificado dieron lugar a la venta de varios sectores integrados en su horizonte comercial. Se deshizo de su negocio inmobiliario, vendió su fábrica de calzados "Bally" y renunció también al campo de la fabricación de armamento de defensa en Oerlikon Contraves. Siguiendo esta política, el grupo piensa vender, hasta el año 2001, su fábrica de aviones "Pilatus" para concentrarse únicamente en el núcleo principal de su especialidad, es decir la tecnología de la información y el tratamiento de superficies y sus componentes, ámbitos en los que la empresa obtiene mejores dividendos. El volumen comercial en este sector sumó 111 millones de francos en 1999, indicaron los directivos de Oerlikon Bührle a la prensa.

La ganancia neta de cinco millones de francos, tras la considerable pérdida de 169 millones de francos en el año precedente, ha creado optimismo en la conocida firma suiza. Oerlikon Bührle piensa mejorar en este año los niveles de ganancia y rendimiento. Desde este punto de vista, considera la posibilidad de convertirse en el accionista mayoritario de la empresa de circuitos electrónicos, ESEC. En fin, los directivos del grupo que se llamará "Unaxis" reiteraron su confianza en el futuro de la nueva firma con perfil más delgado... en volumen, claro está.


Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.