Navigation

Skiplink navigation

OMS: Ceniza podría ser un riesgo para la salud

El caos en el espacio aéreo europeo amenaza con prolongarse durante días. Keystone

La Organizacion Mundial de la Salud (OMS) anunció este viernes en Ginebra que se mantiene alerta ante la nube de ceniza generada por el volcan Eyjafjalla de Islandia, que cubre buena parte del espacio aereo del norte de Europa, lo que ha causado el caos el tráfico aéreo.

Este contenido fue publicado el 16 abril 2010 - 15:34

Según expertos, las partículas de cenizas inhaladas pueden llegar a los pulmones y provocar problemas respiratorios. Hay un alto peligro para quienes padecen asma y otras enfermedades respiratorias.

La gente debería permanecer en sus casas si las cenizas del volcán de Islandia empiezan a asentarse, advirtió la Organización Mundial de la Salud cuando pequeñas cantidades de cenizas cayeron en Islandia, Escocia y Noruega.

El portavoz de la OMS David Epstein dijo que la ceniza microscópica puede ser peligrosa cuando se asienta sobre la tierra porque las partículas inhaladas, al penetrar en los pulmones, causan problemas respiratorios, explicó AP.

"Estamos muy preocupados", dijo Epstein. "Estas partículas, al ser inhaladas, pueden alcanzar las regiones periféricas de los pulmones y causar problemas, sobre todo para personas con asma y problemas respiratorios".

El volcán islandés que entró en erupción el miércoles lanzó una gigantesca nube de ceniza microscópica sobre el norte de Europa que obligó a cerrar el espacio aéreo en todo el continente. Flota a 6.000 metros de altura y es invisible desde el suelo.

Epstein dijo que la mayor parte de la nube permanecía en la alta atmósfera.

"Pero cuando se asiente, recomendaríamos que las personas permanezcan en sus casas en lo posible'', dijo Epstein a la prensa en Ginebra.

Quienes salgan deberían usar máscaras, dijo, y agregó que la OMS no comprende aún plenamente los riesgos de salud asociados con la nube y sigue de cerca la situación.

Las autoridades de salud británicas parecían mucho menos preocupadas. Prevén que "una pequeña fracción de la pluma volcánica islandesa" llegará al suelo entre el viernes por la noche y el sábado por la mañana.

"Es importante destacar que la concentración de partículas que podría llegar al suelo probablemente será baja y no debería causar daños graves", dijo la Agencia de Protección de la Salud. Añadió que las consecuencias para la salud probablemente serán de corto plazo.

swissinfo.ch y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo