Navigation

Arabia Saudí bajará su bombeo en 1 mbd, hasta 8,25 mbd, en febrero y marzo

Este contenido fue publicado el 05 enero 2021 - 19:02

Viena/Nur Sultán/Moscú, 5 ene (EFE).- Arabia Saudí reducirá su oferta de crudo en un millón de barriles diarios (mbd) en febrero y marzo, meses en los que bombeará 8,25 mbd, anunció hoy el ministro de Energía del reino wahabí, Abdelaziz bin Salmán, al término de una reunión de la OPEP y sus aliados, entre ellos Rusia.

"Somos los guardianes de esta industria. Por eso, Arabia Saudí hará un corte (de producción) voluntario en febrero y marzo, de un millón de barriles diarios", dijo el delegado saudí en una rueda de prensa telemática.

"Nuestra producción se situará en torno a los 8,25 millones de barriles diarios (mbd), (nivel) efectivo a partir del primero de febrero y hasta el fin de marzo", precisó.

El ministro, presidente de la conferencia de la llamada OPEP+, la alianza entre los trece socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y diez productores no miembros, resaltó que Riad ha tomado esta decisión de forma voluntaria, sin presionar a otros para que hagan lo mismo.

Por el contrario, el grupo acordó dar luz verde a Rusia y Kazajistán para que aumenten sus extracciones en 65.000 y 10.000 barriles diarios, respectivamente, tal y como había anunciado previamente el Ministerio kazajo de Energía.

"En base a los acuerdos alcanzados por los países miembros de la alianza se tomó la decisión de mantener el nivel actual de reducción de la extracción para febrero y marzo de 2021", salvo para el caso de Kazajistán y Rusia, que tendrán "condiciones especiales", indicó la entidad.

En definitiva, el mensaje enviado a los mercados hoy es que la OPEP+, lejos de aumentar la oferta como se esperaba tras una decisión de diciembre pasado, reducirá su oferta en más de 900.000 mbd, aunque ello solo debido a la acción voluntaria de Riad.

Eso sí, Bin Salmán instó a sus socios a la precaución ante los riesgos a la baja que la OPEP ve en el mercado petrolero durante la primera mitad de año, debido sobre todo a los confinamientos y restricciones impuestos para frenar la segunda oleada de la pandemia de covid-19, y advirtió de lo impredecible que aún es estimar cómo impactarán las nuevas cepas del coronavirus, más contagiosas.

El compromiso es el resultado de las negociaciones de la primera conferencia ministerial de la OPEP+ de este año, que fue reasumida en la tarde de hoy tras suspenderse el lunes por falta de consenso.

En su declaración final, los ministros recuerdan la crisis del coronavirus que hundió la demanda y los precios en 2020, y resaltan que el pasado fue un año "excepcional" y "atípico", que distorsiona el promedio quinquenal del nivel de inventarios que la OPEP suele tener en cuenta para orientarse en sus decisiones.

Por ello, ignorará ese año desastroso para la industria petrolera, y buscará que las reservas almacenadas de crudo bajen hasta situarse en el nivel promedio que hubo entre 2015 y 2019.

Además, reiteraron la necesidad de vigilar atentamente el mercado y acordaron volver a reunirse en un mes, el 4 de febrero, previsiblemente también de forma telemática.

Los precios del petróleo subían hoy con fuerza a medida que las filtraciones a la prensa de las negociaciones a puerta cerrada de la OPEP+ revelaban la intención de no aumentar la oferta petrolera.

El precio del barril de crudo Brent, referente de Europa, superaba este martes los 53,5 dólares y el petróleo intermedio de Texas (WTI), de referencia en Estados Unidos, avanzaba hasta los 48,47 dólares. EFE

wr-kk-fss/may

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?