Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Oro yugoslavo: no hay violación del embargo

El gobernador del Banco central yugoslavo, Mladjan Dinkic (izda), acusa a Chipre de bloquear las investigaciones. En marzo se reunió con el titular chipriota de Exteriores, Ioannis Kasoulides.

(Keystone)

Los resultados preliminares de la investigación abierta en Suiza sobre la procedencia del oro yugoslavo importado durante la era Milosevic no han revelado hasta ahora irregularidad alguna que viole el embargo internacional contra Belgrado.

Los primeros elementos de la investigación indican que se ha respetado el embargo impuesto por la comunidad internacional al régimen de Milosevic en junio de 1999, declaró este miércoles Othmar Wyss, jefe de la sección Control de exportaciones en la Secretaría de Economía (Seco).

Aun así Berna espera conocer las intenciones el nuevo gobierno de Belgrado, al igual que los resultados de una comisión rogatoria que remitirá próximamente a las autoridades de Chipre, país por donde habría transitado una parte del oro importado.

Las autoridades federales esperan que la delegación yugoslava, que visitará Suiza previsiblemente en las próximas semanas, defina lo que espera de la Confederación y "nos dirija una solicitud de asistencia judicial. Nosotros estamos dispuestos a cooperar", puntualizó Wyss.

El pasado otoño, Suiza confiscó 173 kilogramos de oro en cumplimiento del embargo. A fines de marzo Berna ordenó la apertura de una investigación sobre la procedencia de 100 kilogramos importados entre julio de 1999 octubre de 2000.

El objetivo es esclarecer si las ganancias de la venta del metal precioso fueron transferidas a una sociedad estatal yugoslava. En ese caso habría una violación del embargo internacional, señaló.

Las sospechas helvéticas recaen en particular sobre una compañía chipriota que habría servido de intermediario al clan Milosevic. Berna está preparando una solicitud de asistencia judicial destinada a Chipre, "pero esto requiere tiempo", según el funcionario de la Seco.

El pasado 1 de marzo, el Gobierno chipriota desmintió toda implicación en transacciones con el anterior gobierno yugoslavo y Suiza.

Sin embargo, el nuevo gobernador del Banco Nacional yugoslavo, Mladjan Dinkic, viajó el mes pasado a Nicosia y se reunió con el ministro greco-chipriota de Exteriores, Ioannis Kasoulides, para tratar el esclarecer el destino de los fondos transferidos por Milosevic a la isla divida.

Varios escándalos en torno al ex presidente yugoslavo guardan relación con Chipre, donde Milosevic habría depositado cerca de 4 mil millones de dólares en los años noventa, según las estimaciones del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

swissinfo y agencias


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×