Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Palabra de Dios Derrape de campaña de carteles cristianos

Affche con leyenda: 'Que el Señor te dé la paz'

La Agencia C despliega regularmente campañas de afiches con inscripciones cristianas. En la imagen, cartel en el barrio ginebrino de Paquis (14.08.18) con la leyenda "Que el Señor te dé la paz".


(swissinfo.ch)

Las leyendas con mensajes bíblicos sobre las unidades del transporte público en la ciudad de Biel, cantón de Berna, crean controversia. Un diputado socialista de la comuna planteó en Facebook interrogantes sobre el asunto, lo que le ganó reacciones hostiles e incluso de odio, con el pretexto de su origen argelino.

Periodista y diputado del Partido Socialista en Biel y del Parlamento del cantón de Berna, Mohamed Hamdaoui no tiene la costumbre de morderse la lengua. Se ha hecho particularmente conocido en toda la región francófona por su crítica inflexible a los movimientos islamistas en Suiza y en otros lugares.

Y justamente, como laico convencido, cuestiona la campaña de difusión en su comunidad del contenido de la Biblia mediante el uso de un bien público financiado por el contribuyente.

Los ataques que sufre Hamdaoui casi siempre lo remiten a su pertenencia al mundo musulmán, no a sus palabras y acciones. Es una expresión clásica de lo que alimenta la discriminación y el racismo, como señalaEnlace externo el Ministerio suizo del Interior (DFI) a cargo de la lucha contra el racismo: “El ser humano ya no es considerado ni tratado como individuo, sino como miembro de un grupo supuestamente natural y dotado de características colectivas consideradas inmutables”.

Fin del recuadro

Los ataques recibieron el fuerte estímulo de una publicación en Facebook del Comité Egerkingen (artífice de la iniciativa contra la construcción de nuevos minaretes aprobadaEnlace externo por la ciudadanía en 2009). Sobre un fondo rojo y negro, el comité declara: “El consejero socialista musulmán quiere prohibir la publicidad cristiana en el espacio público. Reconozca la señal, la infiltración comienza así”.

Contenido externo

post facebook

El Comité Egerkingen retiró luego su post y presentó sus excusas al diputado. Como lo confirmó a swissinfo.ch, Mohamed Hamdaoui tiene la intención de presentar una denuncia por difamación e incitación al odio racial.

Por su parte, la Agencia C, promotora de la campaña publicitaria en los autobuses de Biel, precisó por escrito a swissinfo.ch: “Condenamos los comentarios de odio contra cualquiera que critique nuestras campañas. La libertad de expresión vale para todos. Por otro lado, entendemos que muchos habitantes de nuestro país, dado su apego a la Biblia y a la esperanza que propone, se sientan entristecidos por las declaraciones políticas de este representante”.

Para un determinado número de suizos, un extranjero con el pasaporte helvético sigue siendo un extranjero, especialmente si proviene de un país musulmán. Por lo tanto, no sería legítimo que criticara a su país de acogida, en particular las antiguas tradiciones religiosas que se desarrollaron en él, esencialmente cristianas.

Las religiones, asunto de los cantones

Sin embargo, Mohamed Hamdaoui subraya que solamente cuestiona la campaña de carteles con consignas cristianas y el sitio otorgado a procedimientos proselitistas en el espacio público. Un asunto que no se decide a nivel nacional. A diferencia de un país como Francia, Suiza no tiene un régimen general de separación entre la Iglesia y el Estado.

“En el Estado Federal contemporáneo coexisten no solamente cantones de confesiones diferentes, sino actitudes opuestas en cuanto a las relaciones entre la Iglesia y el Estado, unos cultivan por tradición estrechos vínculos (Berna, Zúrich y Vaud entre los protestantes, Friburgo y Valais entre los católicos), otros plantean una clara separación (Ginebra y Neuchâtel, por ejemplo), precisaEnlace externo el Diccionario Histórico de Suiza.

Fin del recuadro

A nivel nacional, la Constitución Federal establece en su artículo 72Enlace externo el papel preponderante de los cantones, subrayando una posible intervención de las autoridades si la paz confesional es amenazada: “Dentro de los límites de sus respectivas competencias, la Confederación y los cantones pueden tomar medidas para mantener la paz entre los miembros de las diversas comunidades religiosas”.

¿Amenazada la paz confesional?

Para Mohamed HamdaouiEnlace externo, las frases bíblicas mostradas en los autobuses de su ciudad amenazan la paz confesional deseada por los fundadores de la Suiza moderna (1848) que encuadran el proselitismo en el espacio público sin por ello prohibirlo.

Contenido externo

Que l'éternel te benisse

La Agencia CEnlace externo, que organiza y financia tales campañas en toda Suiza desde hace unos veinte años, rechaza sin embargo cualquier viso proselitista: “La Agencia C se ha propuesto la misión de dar a conocer la riqueza contenida en la Biblia. Ninguna de nuestras campañas recluta a nadie para un movimiento o comunidad religiosa. Lo único que ofrecemos es una Biblia gratuita para cualquiera que nos la pida”, respondió por escrito Peter Stucki, su presidente.

La señalada agencia asegura no estar afiliada a ninguna iglesia en particular: “La Biblia es la referencia principal para todas las ramas del cristianismo y no solamente para las corrientes evangélicas. Además, los donantes de la Agencia C, que permiten estas campañas, son creyentes de diferentes confesiones”.

Un proselitismo que no dice su nombre

¿Esta campaña es así de inocente? Ciertamente no, responde Philippe BorgeaudEnlace externo, helenista e historiador de las religiones en la Universidad de Ginebra: “Al colocar carteles con la leyenda 'Que el Señor te bendiga', el cartel no invita a la reflexión, sino que manifiesta una acción al respeto de sus espectadores. Personalmente, me parece insoportable. Es como si un brujo me hechizara”.

Para Claudio ZamagniEnlace externo, catedrático de Historia del Cristianismo en la Universidad de Ginebra, las campañas de la Agencia C son claramente acciones proselitistas típicas de las corrientes evangélicas.

No hay que rasgarse las vestiduras, replica Roland CampicheEnlace externo, sociólogo de las religiones y fundador del Observatorio de las Religiones en la Universidad de Lausana: “Estos carteles no plantean ningún problema”, asegura este pastor. Este caso ha sido exagerado por medios de prensa escasos de temas y por un musulmán”.

Concurso de creencias

Por su parte, Pascal Tanner,Enlace externo investigador del Instituto de Ciencias Sociales de las Religiones de la Universidad de Lausana, recuerda que el paisaje religioso ha evolucionado considerablemente en Suiza en los últimos años, poniendo de nueva cuenta sobre la mesa la cuestión de la visibilidad y de las expresiones públicas de las muchas confesiones religiosas presentes hoy en Suiza.

Señala que las campañas de la Agencia C suscitan regularmente reacciones más o menos furibundas, citando el ejemplo de los Libres pensadoresEnlace externo que en 2009 respondieron con una contra-campaña con el lema: “Probablemente no hay dios, así que no se preocupe y disfrute la vida”.

La réplica es ligera y humorística. Pero también alimenta una competencia abierta de creencias que podría volverse agria en el tenso clima que suscitan actualmente las cuestiones religiosas.

Es justamente lo que subraya un reciente editorial del ‘Journal du Jura’Enlace externo, el diario francófono de la ciudad de Biel. “¿Las palabras divinas necesitan ser exhibidas a los ojos de todos? La respuesta es claramente: no. La fe no se vende como una suscripción a Internet o un teléfono inteligente. Su búsqueda y su práctica deben limitarse a la esfera privada o compartirse entre personas que lo consienten, sin un cartel que intente imponerla. Por más inocuo que pueda parecer, el mensaje ‘Que el Señor te bendiga’ no es menos un llamado, ciertamente discreto, a la conversión”.


Traducido del francés por Marcela Águila Rubín

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes