Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Paraíso de aves migratorias

La isla de los pájaros es uno de los principales centros ornitológicos de Suiza. (www.nosoiseaux.ch)

La bahía de Prévérenges, en la rivera norte del lago Leman, se convertirá esta primavera en la principal isla de los pájaros de Suiza.

Situado en la desembocadura del río de la Venoge, este lugar es una especie de santuario natural, conocido desde épocas remotas por los ornitólogos como un centro prenupcial de las aves migratorias.

Fue descubierto en 1943 por el ornitólogo Charles Chessex, quien lo definió como un punto de referencia para las aves migratorias que regresan cada primavera para anidar y procrearse, para abastecerse de alimentos, o simplemente para servir de escala con destino a rutas más lejanas como las estepas árticas.

Sólo que el progreso de la civilización - autopistas, construcciones y el turismo - comenzaron a perturbar la estadía de las aves, poniendo en peligro este hábitat natural compuesto de pantanos y una variada y frondosa vegetación. Ante esta amenaza ecológica, varias organizaciones se movilizaron en su defensa.

Proyecto de ordenamiento territorial

En 1999, el Círculo Ornitológico de Lausana, la sección del cantón Vaud de 'Pro Natura' y el Grupo Ornitológico de la comuna de Morges (cantón Vaud) elaboraron un proyecto de reordenamiento territorial destinado exclusivamente a la protección de las aves: una isla de los pájaros. La iniciativa recibió el apoyo financiero del Gobierno suizo y del Ejecutivo cantonal.

Pero como la democracia suiza tiene sus particularidades que le son muy propias, un grupo de vecinos del lugar se opuso a la construcción de la isla. Tras un año de proceso en los tribunales, los ornitólogos ganaron el juicio, y el proyecto comenzó a tomar forma en el 2001 y concluyó recién -para la felicidad de las aves- justo con la llegada de la primavera.

Paraíso de aves migratorias

La isla cuenta ahora con pantanos naturales protegidos, una cadena de rocas en forma de arco, bancos de arena, patios de piedrecillas, y el sistema boscoso ha sido especialmente adaptado para proteger a las aves migratorias. Cada primavera cientos de especies escogen estos parajes para abastecerse, reposarse de su largo viaje migratorio, anidar y procrear a sus anchas.

Los defensores del patrimonio ornitológico de Suiza disponen desde esta primavera, de un nuevo lugar privilegiado de observación y de estudios, como señaló a swissinfo Louis Maumary, uno de los autores del libro 'La migración prenupcial de los pájaros en la desembocadura del río de la Venoge'.

Pero también el turismo regional y los amantes de los paseos en la naturaleza se beneficiarán con esta isla, pues se han habilitado senderos especiales aptos para la observación, la toma de fotografías, y recodos donde, sin perturbar la vida de los pájaros, se podrán escuchar los gorjeos, trinos y canturreos de varias especies.

El proyecto de remodelación y ordenamiento territorial costó medio millón de francos suizos y recibió también el apoyo financiero de varias asociaciones de protección de la naturaleza, de clases escolares de la región y de fundaciones privadas.

Los paisajistas afirman que se ha duplicado la capacidad de acogida y que en esta primavera los bosques de la bahía de Préverenges se convertirán en el paraíso de las aves migratorias que, después de haber invernado en las tierras más cálidas del sur, retornan al norte para aparearse, renovando así el ciclo de la naturaleza.

Alberto Dufey


Enlaces

×