Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto de archivo del ministro de Relaciones Exteriores saudí, Abdel Al Jubeir, en la embajada saudi en Washington DC, el 18 de junio de 2004

(afp_tickers)

Las elecciones presidenciales iraníes son un asunto "interno", afirmó este jueves Riad, gran rival de Teherán en la región, antes de una cumbre que congregará el domingo en Arabia Saudí al presidente estadounidense, Donald Trump, y a dirigentes de países musulmanes, aunque sin Irán.

"Es un asunto interno iraní", señaló el ministro de Relaciones Exteriores saudí, Abdel Al Jubeir, ante periodistas al ser preguntado sobre sus expectativas respecto a los comicios del viernes.

"Cuando miramos la política de Irán, no examinamos las personalidades, sino las acciones", insistió Jubeir, repitiendo comentarios sobre el comportamiento "agresivo" de Irán en Oriente Medio.

El presidente iraní saliente, Hasan Rohani, se enfrentará a su principal adversario, el religioso conservador Ebrahim Raisi, que considera que el acuerdo sobre el programa nuclear firmado en 2015 no ha mejorado la situación de los más pobres.

En virtud de este acuerdo, Teherán obtuvo un levantamiento parcial de las sanciones internacionales que obstaculizaban el desarrollo de su economía, a cambio de realizar una política nuclear con fines estrictamente civiles.

El acuerdo, firmado por Irán y seis grandes potencias, incluido Estados Unidos, no es del agrado de Arabia Saudí.

"Hemos visto el récord de agresión de Irán aumentar y no disminuir" desde este pacto, declaró Jubeir, acusando a Teherán de apoyar al "terrorismo" y desestabilizar a otros países.

Según el ministro, Arabia Saudí espera la llegada de unos 37 mandatarios, reyes y jefes de Estado, al país para la cumbre del domingo, destinada sobre todo a combatir el extremismo.

AFP